Análisis de Colony. Temporada 2. Capítulo 8

0

Bienvenidos al análisis del octavo episodio de la segunda temporada de Colony, con una escena imperdible. Si quieres conocer mi opinión de la primer temporada y de los episodios anteriores, puedes leer los análisis aquí:

Broussard, Simon, Morgan y la subtrama aburrida

Vimos morir a uno de los acólitos de Broussard un par de capítulos atrás, en una escena que no era importante por la muerte del personaje en sí sino por lo que significaría para Will. Lamentablemente este hecho no tuvo relevancia en la serie por el momento y tenemos que seguir lidiando con los otros dos; Simon y Morgan. No sólo no sabemos nada de ellos sino que son dos de los personajes más planos que he visto en mucho tiempo. Simon quiere entregar a Broussard para que la Ocupación deje ir a su madre, cosa que había quedado pendiente de episodios anteriores, y Morgan accede, pero finalmente lo traiciona y Broussard asesina a Simon. Al fin nos libramos de este personaje, ahora sólo queda Morgan, que de ese grupo era la menos aburrida.

Bram hace lo que puede por sobrevivir

Tal como Charlie anticipó unos cuantos episodios atrás, Bram se ve obligado a cambiar para poder sobrevivir en este cruel nuevo mundo en el que se encuentra. Snyder le ofrece una única alternativa de poder continuar con vida, ya no de salir del campo de trabajo sino de seguir viviendo. Después del incidente del episodio anterior y la explosión de la bomba, Snyder tiene claro que los RAP los matarán a todos si encuentran evidencias de que el problema se originó allí, por lo tanto necesita los nombres de los demás rebeldes para poder acabar con ellos antes de que sea tarde. Bram comienza a cambiar cuando entrega a los rebeldes para salvarse a sí mismo y los ve morir frente a sus ojos, al tiempo que Snyder comienza a ganar más y más poder y se acerca más a lo que era en la primer temporada.

Trabajando para el enemigo

Will sigue viendo cómo lo que está haciendo está mal y cómo la gente sufre no sólo por culpa de la Ocupación sino por la Autoridad. Ahora la gente hace el trabajo de los RAPs, cosa que él ya debería haber notado desde principios de la temporada anterior pero que por beneficio del drama recién parece notar ahora. La escena con la madre de Frankie, al igual que la escena en que deja ir al chico capítulos atrás y el haber asesinado a BB no son más que excusas para intentar desarrollar a su personaje y para decirnos algo que ya todos sabemos. Will no está cómodo haciendo ese trabajo, constantemente desobedece las órdenes para ayudar a la Resistencia y los altos mandos lo tienen en la mira, pero la serie hace un excelente trabajo recalcando lo obvio.

Campanella lo hizo de nuevo

Pero cuando parecía que este sería un capítulo más con bastantes escenas de relleno, nos encontramos con unos diez minutos finales notables. Hombres de la Mano Roja entran a la casa de los Bowman, asesinan a Lindsey y Charlie y Gracie se esconden justo cuando Will y Kate llegan a casa. Observamos un plano secuencia que dura más de un minuto en la cual habrá sido seguramente la mejor escena de toda la serie. Campanella nos demuestra una vez más que no es un director del montón y que pese a que a veces abuse de la cámara en mano, y de las tomas a través de rejas y alambres es capaz de crear escenas que están claramente sobre la media en cuanto a series de televisión se refiere. La escena no habría tenido ni la mitad de fuerza e impacto si no fuese por la forma en que Campanella la filmó, con ese impresionante plano secuencia que recuerda bastante a Birdman y en el cual probablemente también utilizó algún que otro truco porque es poco probable que se haya hecho en una sola toma. Pero no importa, porque esa sola escena es mejor que cualquiera que hayan filmado en un policial del estilo CSI. Para rematar, al final Bram vuelve a casa, todos se abrazan y lloran.

Conclusión

Es difícil dar una opinión sobre episodios así, porque pese a que los últimos diez minutos son buenísimos, no puedo ignorar que el resto del episodio haya parecido relleno puro. La subtrama de Broussard no es para nada interesante y sus apariciones ya no tienen la chispa de la temporada anterior, la trama de Will trabajando para la Autoridad tampoco acaba de convencer y todo este asunto de perseguir al muchacho que nos llevará hasta el (o la) líder de su célula no engancha. Eso sí, los últimos minutos del episodio nos hacen pensar que la serie da para mucho más, que con ese talento se pueden hacer grandes cosas si la serie se vuelve más enfocada.

el autor

Intento de escritor, cinéfilo desde que tengo memoria, comiquero, fan del anime. Amante de la ciencia ficción.

¡Haz tus comentarios!

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR