Análisis de Frequency. Temporada 1. Capítulo 9

2

Bienvenidos a un nuevo episodio de Frequency que sigue la línea “policíaca” de capítulos anteriores. Vemos más sobre Stan Moreno y también nos acercamos más al NightingaleSi es tu primera vez aquí, te recomiendo leer mis análisis de los episodios anteriores:

Raimy y Daniel, vaya, no lo vi venir. Tenemos una escena de sexo PG-13 y luego Raimy despertándose sola, pero el bueno de Daniel no tarda en enviarle un mensaje diciendo que no quería despertarla, invitándola a cenar. En sintonía con las subtramas de comedia romántica tenemos una nueva aparición de Gordo, tan irrelevante como las anteriores, y a mitad del episodio volvemos a ver a Daniel. Raimy queda desconcertada al enterarse de que Daniel no dejó a su novia, sino que su “relación” con nuestra querida protagonista no es nada más que una aventura, al menos por el momento.

Frank vs Stan, el duelo continúa

En 1996, un muchacho comienza un incendio en la casa de Amelia Corrado, en donde Miracella estaba viviendo. Miracella (oh, y yo que pensaba que nos habíamos librado de este personaje) no estaba en la casa en ese momento, pero cree que quien comenzó el incendio era uno de los muchachos de Stan, intentando intimidarla o algo peor. Ella sabe con quién trabaja Stan y lo sabe todo sobre sus sucios secretos de policía malo y deshonesto, y es por esto que yo me pregunto… ¿por qué nos enteramos de esto ahora? ¿Frank siempre lo supo y decidió presionar a Miracella recién ahora? Porque recuerdo claramente que Miracella, en su primera aparición, dijo que corría peligro y que fueron policías quienes la habían golpeado, policías siguiendo las órdenes de Stan, porque ella sabía algo. ¿O sea que Frank decidió presionarla para que lo ayude recién ahora? Pero bueno, como hay tantas subtramas es perdonable… lo que sigue es un muy complicado plan para acabar con Stan porque Miracella sabe de una reunión con uno de los hombres de un narco llamado Alonzo Benz. En vez de testificar como sugiere Frank (y como cualquier persona con algo de sentido común haría), Miracella prefiere atraparlo “con las manos en la masa” y acabarlo ahí mismo, porque sería mejor matarlo que dejarlo con vida. Porque, por supuesto, ella nunca ha visto una película de policías y ladrones y no sabe que nada en ese plan puede salir mal. Satch vuelve aparecer como la voz de la razón y sólo quiere lo mejor para su amigo, pero Frank ya está convencido y llevará a cabo el plan de Miracella.

Todo está listo pero resulta que la trampa no era para Stan, sino para Frank. Stan llega al lugar y habla con Frank, diciéndole que Miracella lo traicionó y que incluso Satch sabía todo que estaba pasando. Stan no se aprovecha de la situación, sino que sólo se va, y Frank no tarda en hablar con Satch sobre lo ocurrido. Es entonces cuando el mejor personaje de la serie nos decepciona a todos: Satch sabía todo pero no le dijo nada a Frank porque estaba cuidando su propia carrera. Como lo que Frank estaba haciendo era ilegal, no quería caer con él.

La historia de Meghan

El supuesto asesino es un sacerdote de la Iglesia Saint Abigail’s, Joe Hurley, a quien conocimos en el episodio anterior. Lo que descubrimos ahora es que también el padrastro de Meghan. Raimy rastrea a Meghan pero no logra encontrarla en ninguno de los hospitales en los que estuvo los últimos días. Recibe una nueva llamada y Meghan sólo logra decirle algunas palabras cuando alguien la obliga a cortar el teléfono. En 1996, Frank encuentra a Meghan y ésta acaba contándole toda la verdad. Su padrastro la golpeaba a él, a su madre y a su hermano. Un día, Meghan decidió defender a su hermano y estaba a punto de matar a Joe, pero llegó la policía y su familia estaba tan asustada de Joe que acabaron culpándola a ella, dejándola como la loca. Fue entonces que decidió cortarse y mostrarse frente a todos en el campamento, para que los demás supieran lo que sucedía, pero su plan no salió como ella esperaba. Tiempo después, Robbie, el hermano de Meghan, le dijo que Joe había matado a su madre. Resulta que la madre de Meghan era enfermera, santas casualidades, Batman!

Ya sabemos quién es el asesino

Joe dice que dejó de ver a su esposa hace veinte años y que la última vez que supo de ella, estaba en Arizona. Mientras Raimy entra en la casa del sacerdote para asegurarse de que Meghan no está allí cautiva, Satch descubre que la coartada de Joe es falsa y que la mujer a quien le había estado enviando dinero todos estos años era otra mujer, no era su verdadera esposa. Joe ataca por sorpresa a Raimy cuando ésta encuentra algo sospechoso en su casa, pero la confrontación no dura mucho y el sacerdote escapa. Raimy encuentra el cuerpo de Christa oculto dentro de una bolsa detrás de una pared en la casa de Joe, en la misma posición en que habían encontrado a Amanda. Joe es el Nightingale.

Otro capítulo que termina con besos y sexo de reconciliación. Qué lindo. Y yo que pensaba que esta serie iba sobre viajes en el tiempo y las repercusiones de cambiar líneas temporales. Para colmo, por alguna razón decidieron arruinar la última toma con una canción bastante cutre en vez de poner música dramática mientras Frank dice que va a asesinar al sacerdote Joe en 1996 para salvar a Jules.

La serie olvidó que su premisa va de cambios temporales

Desde hace un par de capítulos este pequeño detalle, pequeño detalle que es central para toda la serie, quedó guardado en rincón. No es sólo que ya no cambien la línea temporal, sino que ya no hay nada relevante con respecto a este tema. Lo último que obtuvimos fueron los recuerdos de Raimy y yo creí que aprovecharían mucho más al loco del manicomio que decía haber construido un dispositivo similar al de Raimy y Frank, pero no. Ahora mismo, esto es un policial con toques románticos. No puedo evitar sentirme decepcionado, no sólo porque ahora sea una serie más del montón con una historia que he visto un millón de veces, sino porque abandonaron la esencia de la serie, la razón por la que toda su audiencia comenzó a verla.

Conclusión

Como episodio de una serie policíaca tiene una buena nota. Pero yo no estoy viendo esta serie por ser un policial, aunque estaba consciente desde el inicio que estos elementos estarían presentes. Ya desde hace varios capítulos se han olvidado completamente de qué va la serie y ahora es un policial como cualquier otro con dos parejas que intentan reconciliarse. Eso es la serie. Y como tal, cumple, pero no es lo que yo esperaba y estoy seguro de que ustedes también esperaban algo diferente. Creo que se están guardando lo mejor para el final, en donde concluirán la trama del Nightingale y la de Stan (todavía ni idea de cómo piensan entrelazarlas porque por ahora parecen dos historias diferentes sin ningún punto en común que no sea Frank). Nos leemos la próxima semana y sean felices!

el autor

Intento de escritor, cinéfilo desde que tengo memoria, comiquero, fan del anime. Amante de la ciencia ficción.

¡Haz tus comentarios!

2 comentarios

  1. Tienes toda la razon, la serie empezó muy bien, acercandose a la pelicula, pero a partir del capitulo 3 se ha convertido en una mezcla de narcos y culebron mexicano, esperemos que en el inminente final se anime un poco.
    Por cierto, cuantos capitulos faltan?

    • Ojo, yo no quiero que sea igual a la película porque sino no tendría gracia (para eso veo la película de nuevo), pero en los últimos capítulos es un policial cualquiera.
      Faltan 4 capítulos y parece que ahí termina la serie, ojalá remonte.

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR