Análisis de iZombie. Temporada 2. Capítulo 7

0

Ya está. Ya ha pasado otra semana. Tras la ligera remontada del capítulo anterior (Cuyo análisis podéis ver aquí, junto con el resto de la serie), estoy preparada para más dramas, mas zombies y más de todo. Es por eso que hoy, como cada semana, os traigo el análisis del séptimo capítulo de iZombie, segundo acto. Vamos allá.

Maxi y Oli y la relación condenada

Bien. Estos primeros minutos son la esencia de lo que denominamos: auto engaño. Oli y Maxi creen que pueden seguir juntos. Yo le veo dos problemas, a saber: la falta de sexo y el hecho de que uno de ellos sea un zombie y el otro un asesino de zombies. Señoría, nada más que añadir.

Maxi busca apoyo en Ravi y Peyton para ayudarse a si mismo a sobrellevar su relación con su ex prometida zombie. La verdad es que no le ayudan mucho. En este capítulo nadie ayuda mucho a nadie.  Oli le cuenta a Maxi que “alguien” se está cargando a los zombies.

La Oli de este capítulo

Al final del capítulo, Maxi llega a casa y se encuentra a una Oli poseída por el cerebro, vestida de lita y hablándole a una ouija en latín. Y vemos el momento exacto en el que Maxi se da cuenta de lo que todos, de una forma u otra, sabíamos: su relación está condenada mientras Oli sea una zombie, y el sea el asesino de Max Rager.

Abra cadáver

Y, por fin, algo de magia. Como no podía ser de otra manera, magia muerta. Esta vez, el cadáver es un mago. Que emoción. Un mago al que le dejaron una cesta con pescado muerto como regalo de bienvenida. Cosas de magos, imagino. Cosas con las que Ravi parece muy emocionado y que Clive parece odiar. Aunque ¿Que no parece odiar Clive salvo el baloncesto?

Bien, Syd, también conocido como el cadáver, tiene una ayudante llamada Ángel. Ángel es sospechosa por haber hablado con otro mago. Les dice a Clive y Oli que Syd estaba peleado con todos los magos del mundo por que desvelaba sus trucos. Y aún peor, una de las magas cuyos trucos desvelaba, era su ex prometida. Y además, una de sus cartas con filo estaba en el cuello de Syd. Pero tiene coartada e insiste en que Syd no está muerto… lo cual dejaría a Oli en muy mal lugar. 

Oli y Clive van a interrogar a otro sospechoso, que también duda de que Syd esté muerto. Y más sospechosos, esta vez una especie de Tip y Coll de la magia norteamericana. Y al final, la lógica se impone… solo una persona entró en la habitación, la limpiadora que descubrió el cadáver. Que es uno de los Tip y Coll… Todo era un montaje muy chulo, pero les pillaron.

Las tramas secundarias

Ravi y Steff (Su novia) son una pareja muy sosa, y el hecho de que su sexy ex novia bailotee en su cocina no ayuda mucho al pobre. Aún así, hay un buen rollito muy raro. Aún así, va a su cita de el día de Guy Fawkes (Por si no habéis leído V de Vendetta, es esto) y deja a Steff a la mañana siguiente. Un caballero. Luego intenta tirarle cacho a Peyton, que le hace la cobra. Pobre Ravi. Aunque yo creo que esto no termina aquí.

Blaine hace su aparición (como siempre) en el momento justo y con la frase justa. Amo a este tío. Viene a advertir a Oli de que hay un caza zombies por ahí y a proponer que se lo carguen juntos. Así que se van a vigilar a Clive y a la federal, que han decidido echar un polvo. A la mañana siguiente, mientras leen un montón de aburridos informes, a la federal le llega un aviso de que lo que había en la nevera de Suzuki era cerebro humano. Oli y Blaine ocultan las pruebas como pueden. Y lo consiguen. Clive (en una escena post-coito) se cree lo del informe.

La entrada triunfal de Blaine

Y por fin, el tan prometido encuentro en Blaine y Peyton. Peyton le cuenta a Blaine que Boss le visitó y que sabe que alguien le está largando.

Y algo más. Una misteriosa mujer, que espía a Oli y que deja un misterioso sobre en la puerta de la federal, después de no atrverse a llamar.

Y mi pequeña valoración

He de reconocer que me ha parecido un capítulo muy entretenido, pero quizá era por el rollito “El Truco Final” mas que por el capítulo en sí. Han sabido seguir en la línea de integrar el crimen en el resto de la trama, aunque de una forma más sutil de lo que me gustaría. Vemos a una Oli consciente de sus cambios, e incluso disfrutando de ellos mientras eso la aleja de Maxi.

Por otro lado, las tramas secundarias se llevan todo el protagonismo. Un diez a esa escena final (de la escuela de Perdidos), que te deja enganchado justo en el último momento ¿Quien es? ¿Que quiere? ¿Y de donde sale esa mujer?

Como siempre, grandes personajes como Blaine o Ravi se llevan el protagonismo. Maxi aparece poco y su terrible situación, que podría darle mas vida a la serie, parece haberse olvidado por completo. Clive estaba cerca del misterio zombie, pero Blaine y Oli lo han alejado de él, y parece que también lo han alejado de la posibilidad de mejorar como persona.

No es de los peores capítulos de esta temporada, yo diría incluso que mantiene el nivel del capítulo seis. Pero desde luego, con el potencial que ya hemos visto, no me parece suficiente. Aun espero una remontada mayor de iZombie. Y por cierto ¿Como es que despareció la trama de su madre y su hermano? 

Mientras esperamos el capítulo de la semana que viene, sed felices.

el autor

En mis ratos libres soy la Chica Ardilla

¡Haz tus comentarios!

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies