Análisis de Legión. Temporada 1. Capítulo 1

6

Fox es capaz de lo mejor y de lo peor con el género superheroico. Tan pronto te sacan 4 fantásticos (2014) como X-Men: Primera clase (2011). Pero cuando empieza Legión sabes que no va a ser lo mismo. El arranque de esta nueva serie -basada en un personaje de la franquicia X-Men que aún no había aparecido en el cine- ya te deja claras sus intenciones. Tal vez el hecho de que detrás de ella esté el showrunner de la aplaudida adaptación a la pequeña pantalla de Fargo, ayude. Noah Hawley sabía lo que tenía que hacer para que Legión fuera una apuesta a tener en cuenta, y desde luego, que fuera diferente.

El piloto de esta serie, que el día 13 emitió en España su primer capítulo de la mano de Fox, es justo lo que no cabría esperar de una simple adaptación televisiva. Visualmente ya es distinta a muchas de las series basadas en un personaje de cómic, ya sea de las sagas de DC (Arrow, Flash y sus sucedáneos) o bien el resto de series del universo Marvel, a excepción tal vez, de las que se emiten en Netflix. De hecho, si hubiera que emparentar a Legión en cuanto a calidad, está bastante más cerca de la libertad creativa de las apuestas de Netflix (Daredevil, Jessica Jones p.ej.), que del resto.

Está protagonizada por Dan Stevens (futura Bestia en la adaptación del clásico Disney La Bella y la Bestia) en el papel de David Haller, y la verdad que aunque no sea un rostro muy conocido, interpreta con una frescura y una soltura muy necesarias para el papel. La trama arranca explicando en flashbacks, como David acaba en un hospital mental, aquejado de esquizofrenia y bajo un tratamiento de pastillas, ya que según él mismo, tiene poderes y escucha voces en su cabeza. Tras un incidente con su ex pareja, termina ingresado en dicho centro para recuperarse. Allí conoce a otra chica con problemas, Sidney Barret, de la que se enamora, ¿la peculiaridad de su relación? Ella no acepta que le toque físicamente.

Hasta aquí podría pasar por una serie de personajes, con la diferencia de que está ambientada en un hospital mental, cosa que pocas veces se ha visto. Se van dando pistas del pasado de David, de lo que le llevó a acabar así, al mismo tiempo que se cuenta como va su relación con Sidney y su amistad con alguna otra paciente del centro, visitas de su hermana al hospital, etc.
Pero en un momento de la serie, sucede algo que cambia completamente la historia y Dan termina fuera del centro, perseguido por unos extraños, decide refugiarse en casa de su hermana, hasta que es  detenido por una misteriosa organización, que le interroga intentando averiguar que pasó en el hospital y buscando a Sid, que ha desaparecido y por lo visto es de vital importancia. Aparentemente parece un interrogatorio policial, pero pronto se descubre que hay algo más detrás de todo esto. El capítulo termina con la fuga de Dan, ayudado por Sidney y unos amigos suyos, y uniéndose a estos, emprende un nuevo camino que parece que le traerá respuestas sobre sus “problemas mentales”, y por lo visto, no es el único con poderes.

Dan Stevens, como David Haller, el protagonista de Legión

Dan Stevens, como David Haller, el protagonista de Legión

La gracia del primer capítulo es precisamente hacerte dudar de la locura de David, ya que no sabes si realmente tiene problemas mentales o si son sus poderes, ya que señoras y señores, evidentemente esta serie va de mutantes y personas con poderes especiales, sacados de la saga X-Men. El final del capítulo, es un genial plano-secuencia durante el rescate de David para liberarlo del interrogatorio al que estaba sometido por esa extraña organización, y echa toda la carne en el asador, con acción y poderes, todo a la vez , muy al estilo película de superhéroes.

No es una serie al uso, porque se toma su tiempo para presentar a los personajes, y sobre todo, porque prefieren centrarse en el conflicto mental del protagonista, antes que espectacularidad o acción sin sentido. Aunque de eso también hay, pero con sentido. Se nota que hay calidad porque visualmente el primer capítulo tiene secuencias muy espectaculares, que bien podrían estar en cualquier película del género. Tal vez estamos tan acostumbrados a ver siempre lo mismo en cuanto a series de entretenimiento, que cuando alguna se atreve a diferenciarse un poco, trabajando algunas cosas como la trama o los personajes, nos sorprenda tanto. Sin embargo, es de agradecer que ante la variada oferta de series basadas en cómics que hay actualmente, con Legión hayan decidido hacer algo de más calidad. Para quien necesite comprobar que realmente es algo distinto, estamos hablando de una serie de superhéroes con un número de baile a lo Bollywood, ahí es nada.

Lo que no falla con respecto a las series actuales más de moda, es que el capítulo termina con cliffhanger y te deja con ganas del siguiente. De momento Legión promete dar entretenimiento, y del bueno. La primera temporada consta de 8 capítulos, habrá que ver si el nivel se mantiene, o ha sido cosa únicamente fortuna del principiante.

el autor

Aprendiendo a eso de vivir, que nunca es tarde. Y por el camino, escribo un poco de vez en cuando, veo cine otro poco de vez en cuando y me entretengo, también de vez en cuando. Y a pesar de todo eso, quiero seguir aprendiendo. A vivir, claro.

6 comentarios

  1. Pedro Pérez S. el

    Pues no puedo estar más en desacuerdo. El problema de Legión no es lo qué cuenta sino cómo lo cuenta. En “El mundo” han definido la serie como “la serie de superhéroes que haría Wes Anderson”, es decir pretenciosa y supuestamente moderna, para hipsters, en otras palabras. Visualmente es muy buena pero narrativamente hay que echarle ganas y paciencia. Hay mucha confusión en la historia. Por ejemplo, tras ese incidente que comentas no se explica cómo llega a superarlo David y volver a la normalidad. También se abusa del interrogante de lo qué es real y lo que no lo es, llegando al punto de engañar al espectador. Uno que conoce la historia de Legión y los X-Men sabe quién es David Haller, sus poderes y sus problemas. En los cómics, a cada personalidad múltiple de Haller le corresponde un poder y una de esas personalidades es una chica pyroquinética, algo que se da a entender cuando David está en la piscina sumergido y su novia Syd le dice que no salga hasta que la vea. Entonces el aire empieza a arder y todos los cuerpos caen calcinados. ¿Quién es el/la responsable? Si es Syd, entonces podría ser una de las personalidades de David, aunque al final le dice que ella es real. ¿Son los personajes que le acompañan? Otro tema es la secuencia final, que rompe totalmente con el tono del resto del episodio y que no encaja para nada, como si fuese una concesión a quienes esperar ver a mutantes dándose de tortas.
    Una cosa es hacer algo diferente y otra disfrazar los fallos diciendo que eres diferente. Aun así creo que la seguiré a ver cómo acaba el tema. Un saludo.

    • Buenas tardes Pedro. Estoy de acuerdo en que es algo “loca” en su forma de contar los hechos, como bien señalas puede que sea su forma de disimular sus costuras o puede que hayan querido darle ese tono surrealista que posee Fargo. Me gusto mucho el piloto, de momento mantiene el interés y bueno, esperemos a ver como se desarrolla. Pero si, también estoy de acuerdo que hay gente que se ha entusiasmado mas de la cuenta, que si es LA MEJOR serie del “genero” en años, que si la mas original, que rompe canones establecidos (teniendo por ahí a Daredevil) sin ni siquiera esperar a ver si se desarrolla bien o simplemente es puro humo (Yo de Fox ya no me fio) pero le tengo mucha confianza a Noah Hawley pero a ver si ala peña se le baja un poco el Hype que luego son los primeros en quejarse….Saludos.

      • Pedro Pérez S. el

        Buenas, Solidus. Me he quedado alucinado. ¿De verdad hay gente que piensa que esta es la mejor serie del género en años? Como no acababa de dar crédito he buscado otras críticas en Internet. La mayoría apuntan a lo señalado por Adonai: que si es original, que si es diferente, que si no es para todos los públicos, etc. Me da la sensación de que la postura de la mayoría de los críticos (ojo, no va por mi compañero) es: si no entiendes o no te gusta “Legión” es que eres tonto de remate. Y eso no es así.
        A ver, el género de los superhéroes ha sido siempre y es algo popular, destinado a un público que compra los cómics a x euros la grapa o a precio de oro el tomo, pero popular al fin y al cabo. Por definición, intenta llegar a un público cuanto más amplio mejor. Ponerse pretencioso o intentar hacer arte y ensayo es un opción pero va en contra de lo que son los superhéroes, a saber tipos en mallas que se pegan con otros tipos en mallas. De ahí que “Legión” no tenga más mérito por hacer las cosas diferentes ya que se va por otros derroteros. Lo que tiene mérito es hacer algo diferente dentro de las convenciones del género sin salirse de ellas y llegar a un público masivo, que es lo que hace Juego de Tronos en su género.
        “Legión”, para dejar claro que sigue siendo de superhéroes y que pertenece a la franquicia de los X-Men, mete con calzador una escena final que, dicho sea de paso, es de un cutrerío que espanta por mucho que parezca un plano secuencia en toda regla.
        Nosotros debatimos sobre esta serie y seguro que hay mucha gente que la sigue porque sabe más o menos de que va pero yo me puse a verla con mi mujer sin que supiera de qué iba y, sólo cuando acabó y le expliqué que esto iba de los X-Men y que supuestamente es el hijo de Charles Xavier, entendió por qué narices estábamos viendo esa serie tan rara.
        Por otro lado, coincido con la mayoría de críticas positivas: el protagonista es un acierto total y la factura visual (excepto al final) es impresionante. Ahora, tambien coincido con el articulista de El Mundo: parece que lo ha hecho Wes Anderson y yo a Wes Anderson no lo soporto por pretencioso, pedante, aburrido y “modelno”. Un saludo.

    • Hola!
      Me sumo al debate, como autor del post, aunque no pretendo aportar demasiado más, entre lo que ya he escrito, y lo que se ha hablado con los comentarios. Simplemente para añadir, estoy de acuerdo en qué es pronto para catalogarla de obra maestra, ni pienso que lo sea. El primer capítulo a mi me sorprendió, que es más de lo que puedo decir de muchas series o películas actuales, así que sólo por eso, ya me captó el interés. Desde luego hay que seguir la evolución de la historia, y a mí sí me gustó el plano secuencia final. No lo veo como una concesión a los fans, si no como un truco para romper con el tono del capítulo hasta ese momento, y de esa manera, sorprender aún más, ya que al final siguen habiendo detalles visuales que demuestran que es una serie cuidada (ese demonio de ojos amarillos en el fondo del encuadre en la escena de la playa).
      En definitiva, mi atención la tienen, y desde luego, espero que mantenga al menos el nivel narrativo en los 7 capítulos restantes y no se convierta en una serie llena de tópicos.

      Saludos!

  2. David Jiménez Rubio el

    Buenas noches a todos, acabo de ver el primer capítulo y estoy totalemnte de acuerdo con Adonai, para mí ha superado todas las series de superhéroes que he visto hasta el momento (sin haber visto daredevil que la tengo pendiente), yo no he leído ningún cómic y me he enterado de todo, aunque también es verdad que ya sabía un poco la historia.
    La seguiré viendo a ver como sigue pero si esta va a ser la tónica general, va a convertirse en una gran serie

  3. Pedro Pérez S. el

    Pues ayer noche, en lo que en mi casa calificaron como masoquismo puro y duro, intenté ver de nuevo el primer episodio. Que no se diga que no le he dado oportunidades. Y digo intenté porque no pude ir más allá de la primera media hora. Viendo que no aguantaba le dí al avance rápido y ni por esas. Me reafirmo en lo que ya dije: pretenciosidad, supuesto modernismo, lirismo de andar por casa, narrativa confusa, imágenes sin sentido como forma de representar la locura del protagonista (¡qué original!) como ese tipo atrapado en medio del árbol que no sabes que pinta ahí, o esa piscina vacía, ese teatro que no sabes a qué viene, el de Falcon Crest que tampoco sabemos qué pinta, etc etc etc. No se si calificar la serie de mala o de tomadura de pelo. Me inclino más por lo segundo. Un saludo.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recomendado en Las Cosas felices
Recomendado en Las Cosas felices
Empecé a ver Danganronpa The Animation sin ninguna expectativa, ni intención, la verdad que me aburría y me puse a buscar animes y como cada…