El cómic de la semana: Monstress, de Marjorie Liu y Sana Takeda. La fantasía épica steampunk en los tiempos del feminismo

3

Bienvenidos un sábado más a la sección de los amantes del cómic. Bienvenidos a El cómic de la semana, y también quiero dar la bienvenida a los auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez. Otra semana más tenemos un especial de La Tapa del Obseso con el cómic de la semana.

Un feliz lector de esta sacrosanta página, Juan Antonio Recuero, venía hablando de un cómic que, decía, era de lo mejor dibujado el año pasado. Era “Monstress”, que en España lo sacó Norma Editorial en octubre del año pasado. Recomendado por el mismísimo Neil Gaiman, como podemos ver en la portada del tomo. Como nos debemos a nuestro público y al Pueblo, el Alto Mando del blog me encomendó la importante misión de leerme el cómic y, en caso de descubrir gloria, difundir la buena nueva para aquellos que aún andan despistados sin conocer dicha alegría.

El tomo nos habla de la protagonista, Maika, un ser con apariencia de mujer humana de pelo negro que tiene dentro de sí una entidad divina sospechosamente lovecraftiana. Su búsqueda es la búsqueda de respuestas sobre su pasado. Todo ello en un mundo del género fantástico con unas cuantas particularidades. En primer lugar, estamos en un mundo clásicamente steampunk, con sus armas de fuego, sus elementos mágicos, sus vestidos, sus noches aterradoras y sus ropajes extrañamente decimonónicos pero con un punto de Art-Déco. Incluso algún diseño de página recuerda a las cosas de H.R. Gigger. El cómic tiene un tono generalmente oscuro con matices ocres, dándole a la narración gráfica un toque tan elegante como inquietante. Porque tanto el dibujo como la narración se hacen uno para contarnos un relato de un mundo fantástico, con sus razas, las relaciones y conflictos entre ellas, su historia y mitología, en una sintonía estupenda y en la que en ningún momento chirría.

Es un gran mérito de las dos creadoras del cómic, que como recuerda acertadamente la contraportada, han conseguido una mezcla fantástica entre dibujo y narración oriental y occidental. La estadounidense Marjorie Liu ha escrito varios best-sellers, además de haber pasado por Marvel (Lobezno Oscuro, Viuda Negra, Astonishing X-Men), además de dar clases de guión de cómic en el Instituto Tecnológico de Massachusetts. Por su parte, la japonesa Sana Takeda ha sido artista digital en SEGA, ha pasado a ilustrar en Marvel cosas como X-23 o Ms. Marvel. Podéis echar un vistazo a sus dibujos aquí: me parece que tiene un estilo que fusiona estilos occidentales y orientales de manera plástica y bellísima, la verdad.

Pero además de uno de los tomitos más bellos en cuanto a dibujo del año pasado, luciendo especialmente bien cuando hay edificios de por medio o cuando aparece lo mágico o sobrenatural, es una historia de épica fantástica en tiempos del feminismo. Más allá de nuestras opiniones respecto al tema creo que debemos estar de acuerdo que el feminismo ha venido para quedarse y es un tema absolutamente central en el escenario público de los países occidentales. El cómic es, vaya, aventuras, guerras, conflictos entre razas fantásticas, gatos que hablan, una protagonista con un monstruo lovecraftiano dentro de sí, hechizos, momentos que parece casi un cómic de miedo…todo ello muy disfrutable con un ritmo estupendo, además de lo que ya hemos hablado de lo espectacular del dibujo, pero está claro que es más que eso. Al fin y al cabo, en la historia los personajes que ostentan poder son prácticamente todos mujeres. Hay un hombre poderoso por ahí, otro por allá…pero el grueso de la historia son mujeres aliándose, traicionándose, matándose, haciéndose amigas y demás por sus intereses personales o políticos. No les guía otro hombre o su interés en ellos. Los hombres aparecen, sí, pero en el papel que históricamente aparecen las mujeres en la ficción: uno es una especie de esclavo de una de ellas, un par de mercaderes por ahí…casi al final podemos ver un ser fantástico masculino con poder de verdad. Prácticamente todos los seres poderosos y protagonistas son mujeres. Es raro, claro: es una clara inversión de la importancia histórica de cada género en la historia. Todo ello sería, vamos a decirlo, algo que no salvaría un cómic por sí mismo si lo demás fuera malo, que no lo es. Esa inversión de roles hace aumentar lo bellamente extraño de lo visual del cómic, dándole una apariencia muy original y un carácter único.

Hay también toda una exposición de los horrores de la guerra y de la dificultad de mantener la inocencia en tiempos de conflictos. A esto ayuda todo el tono tanto argumental como narrativo como la elección de colores, que nos están transmitiendo permanentemente que algo oscuro y terrible hay detrás de todo lo que está pasando, haciendo así un paralelismo con la situación de la protagonista y el terriblemente poderoso monstruo que está dentro de ella y que tan peligroso resulta para la situación política de ese mundo de gatos parlantes, humanos, seres ancianos con grandes poderes mágicos, monstruos lovecraftianos y mestizos. Hay un claro juego de confusión entre el negrísimo cabello de la protagonista y el cuerpo negro del monstruo, aumentando el tono por momentos de cómic de miedo en uno que es, también, de fantasía.

Si algo le podemos achacar al cómic es, quizás, un poco de confusión al final de este primer tomo. No tanto en lo que se cuenta sino en algunas viñetas en las que no se ha acertado del todo para contar lo que estaba pasando. Quizás ahí la dibujante no ha acertado tanto o no tuvo el tiempo necesario para hacerlo, pero en todo caso no estropea el resto de la historia y del, insistiré hasta hartar al Pueblo, maravilloso y muy característico dibujo que tiene. Hay que tener cuidado con quién lo lee: algunas imágenes son muy turbadoras para menores por exhibir caras grotescas y salidas de pesadilla o por escenas de una oscuridad que pueden impresionar a gente impresionable. En fin, que hay que agradecer a Juan Antonio Recuero que nos descubriera esta pequeña gran maravilla. A la espera estamos del segundo tomo en España, que parece que ya está por los Estados Unidos.

Sed felices.



el autor

Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

3 comentarios

  1. Como siempre en esta editorial. Su edición, ( por el precio que tiene), es aceptable, sobre todo el papel, pero no destacable. Esperemos que no nos la jueguen, como han hecho los amigos de “Espadas del fin del mundo”. Que con apenas meses entre la primera y segunda edición, nos han colado una segunda diez veces mejor que la primera; siendo esta, encima la adquirida por los mecenas de la obra. Ya ni el editor minimalista respeta/cuida, al fiel lector. Saludos.

  2. Uyuyuy… Gracias por la mención, Raúl, ¡me he sonrojado y todo! ^_^

    A mí otro de los aspectos que me parecen fantabulosos de esta “Monstress” es el magnífico trabajo de “World Building” (construcción de mundos, vaya). Y es que te sueltan en ese mundo fantástico lleno de seres extraños así a las bravas, y poco a poco vas encajando las piezas que te van soltando (al principio algunos términos, como pasa con los nombres de las razas, pueden despistar, pero basta con un poco de paciencia para entenderlo todo), y compruebas la solidez de esta propuesta, con su Historia, mitología, pueblos… Es una labor que, si está bien hecha, me parece muy satisfactoria.
    Pues bueno, me alegro de que mi recomendación haya servido para darle un poco más de exposición a esta obra (de la que no se está hablando lo suficiente). Mantengo que es una de las series del 2017; un soplo de aire fresco muy de agradecer y que encantará tanto a amantes del comic occidental como oriental.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Ya tenemos las novedades de marzo de Ediciones ECC. Os dejamos a continuación la nota de prensa: Son muchos los títulos interesantes que componen este…