El Guerrero a la sombra del cerezo, de David B. Gil: maravillosa, bella y emocionante aventura en el Japón medieval

0

Una de las mejores novelas para adentrarte en el fascinante Japón medieval se llama El Guerrero a la sombra del Cerezo, escrita por David B.Gil, un apasionado de la historia y el país del sol naciente. Tras autopublicarse en Amazon y funcionar muy bien en ventas, y posteriormente ganar el concurso Fernando Lara, se ha convertido en uno de los éxitos de este año gracias a una historia mimada, preciosista, personajes enigmáticos y trabajados y todo ese ambiente místico y profundo que destilan sus páginas.

A finales del Siglo XVI Japón está inmerso en guerras interiores mientras los portugueses y los españoles empiezan a instalarse en la zona. En este contexto (muy bien descrito en la mítica novela Shogun, también muy recomendable si te gusta este periodo. O en el videojuego que analizamos Shadow Tactics Blades of the Shogun) conocemos a tres personajes, el joven Seizo, desterrado y huérfano tras el asesinato de su familia, su tutor, el fiel guerrero samurái Kenzaburo Arima y, en el otro extremo del país, el médico Ekei Inafune, que tratará de influir en los entramados políticos del momento gracias a su labia y sus extrañas amistades. Una premisa que sin parecer nada del otro mundo está desarrollada con muchísimo cariño, poniendo atención en cada párrafo y en cada descripción.

La portada es preciosa

Leer con calma y dejarse envolver

Uno de los puntos fuertes de esta novela es que está escrita maravillosamente bien. Es bonita de leer, y por lo tanto requiere una actitud pausada. No sólo porque la trama implica reflexiones profundas sobre la vida, muy al estilo enseñanzas orientales, sino porque hay todo un proceso de aprendizaje en un alumno que irá mejorando poco a poco gracias a sus vivencias personales, la observación del mundo y el duro trabajo diario. Requiere calma, disfrutar, empaparse de un contexto relatado con acierto y mimo. El cambio de personajes, de un lado a otro, no es nada nuevo, ni si quiera es algo que podamos achacar a George R.R Martin aunque muchos se lo atribuyan a él, lo difícil es hacer que esto brille, que cada capítulo cierre y te deje con ganas de saber más de lo que va a pasar pero cuando empiezas el siguiente te acuerdas de que hacía unas páginas te habías quedado con esa misma sensación con otro personaje. Así poco más de setecientas páginas donde hay esmero y atención por los detalles. Una maravilla.

Además existirán numerosas aclaraciones a pie de página con definiciones de vocabulario japonés y anotaciones históricas para que en ningún momento nos perdamos. Igual, para un experto en la materia, pueden resultar muy obvias, pero la mayoría somos profanos en ese campo y nos viene perfecto esas ayudas para no perdernos. Con razón todas estas páginas son el fruto de seis años de trabajo, investigación y sobre todo mucha pasión.

via GIPHY

Personajes carismáticos y enigmáticos

Los personajes convencen: Kenzaburo Arima, un poderoso guerrero samurái que, lejos de esa ensoñación mítica, nos enseña su lado más salvaje y alejado de la humanidad gracias a un camino en la vida que permite pocas interpretaciones de su estricto código del honor. Seizo, su pupilo, es un niño débil que deberá luchar por lo que es suyo y recuperarse de los traumas de su infancia. Es típico sí, pero todo lo que le pasa sirve para entender ese mundo que le rodea y meternos más en ese ambiente mítico japonés. Compartimos su dolor y sus éxitos, y cuando observa los acontecimientos que ocurren a su lado, como ese maravilloso duelo entre un samurái canónico de academia y uno ronin errante, aprende y nosotros aprendemos con él de esa época. Por último está el médico Ekei Inafune, que con su labia nos hará involucrarnos en los entresijos de la alta política, pero también merece la pena mencionar a su amigo Asaemon, el más necio de los samuráis y con una visión muy particular del mundo (el mejor personaje pese a ser secundario). Juntos investigarán varias de las incógnitas por resolver en la trama. Y, como es de esperar, todos confluirán en algún momento de la trama. Por supuesto tampoco podemos olvidarnos de los personajes femeninos: la intrépida guerrera Yukie Endo, desafiante a todas las normas sociales en un mundo no hecho para ellas; y la erudita y dura O-Ine Itoo, una de las cabezas pensantes de la medicina en la nobleza.

El final, que es quizás lo que más ha sorprendido a muchos a juzgar por los comentarios en Goodreads y Amazon (que no son pocos, porque es de los más vendidos de la famosa plataforma) puede ser lo que menos me haya convencido, pero soy de los que piensa que lo importante es el camino recorrido. Quizás suena a viejo proverbio nipón, pero si has disfrutado las primeras 700 páginas, las pocas restantes no deberían de cambiar las sensaciones que has ido atesorando durante las horas de lectura.

—El camino de la espada, al igual que el de la guerra, se fundamenta en engañar a tu oponente –el viento arreciaba y arrastraba las palabras de Kenzaburō-. Nunca te arriesgues con un ataque frontal, a no ser que estés absolutamente convencido de tu superioridad sobre el adversario.

Seizō asintió desde el suelo, luchando por recuperar el resuello y mantener el conocimiento.

—Por tanto, Seizō, ¿cuándo debes lanzar un ataque abierto contra tu enemigo?

—Nunca, maestro.

—¿Por qué?

—Porque nunca he de estar seguro de mi superioridad sobre un enemigo.

Kenzaburō sonrió ante la respuesta.

Un viaje muy recomendando

No te asustes por el número de páginas: El Guerrero a la sombra del cerezo una de las mejores recomendaciones que podemos hacer este año. No sólo por haber aprovechado de forma magistral las premisas y el enigmático contexto japonés sino por una edición física realmente bonita (y en la digital he llegado a ver ofertas a 3€) y horas de entretenimiento reposado, que te harán sentir y vibrar con la belleza y la crueldad de ese momento histórico. David B.Gil ha pasado a ser un escritor al que hay que tener en cuenta.

Si te quedas con ganas de más tienes una historia corta a modo de spin-off del protagonista Maese Ekei Inafune. Se llama Shokunin y cuenta una de sus investigaciones y aventuras antes de los hechos en El Guerrero a la sombra del cerezo. Mirad que precio en Amazon.

el autor

Periodista, con lo bueno y con lo malo. Amante de la historia, la actualidad, la tecnología, los videojuegos, los viajes y la música.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recomendado en Las Cosas felices
Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos a un nuevo análisis de Gotham, la serie de ficción basada en los personajes de DC Comics que narra los inicios de James Gordon…