Locke & Key: lo mejor del comic de Terror

4
Bienvenidos, auténticos creyentes, a la sección de Raúl Sánchez: La Tapa del Obseso.
Ser hijo de alguien famoso es fácil si quieres vivir bien, pero siempre te mirarán de aquella manera si quieres dedicarte a algo parecido a lo que hizo que tu padre fuera famoso. Seguro que el hijo del mismísimo Stephen King lo tenía claro. Por eso se cambió el nombre y se lanzó a intentar lograr éxito como escritor sin tener ningún trato de favor por ser hijo del autor de Carrie, El Resplandor, Misery y tantos otros. Así empezó Joe Hill, queriendo ganarse las cosas por sus propios méritos.
Y lo consiguió. Hace un libro de historias cortas y consigue un premio. Su primera novela, El Traje del Muerto, se convierte en un best-seller. El éxito lo tiene logrado. Al poco se hace público de quién es hijo. Pero su objetivo se había conseguido: el reconocimiento y éxito comercial era anterior.
Decidió entonces probar algo poco habitual: ser guionista de cómic. Se iba a meter en un medio con un lenguaje diferente al de la novela y en un género menor comercialmente hablando. Contó para ello con el dibujante chileno Gabriel Rodríguez. Y realizó una serie cerrada (no hay nada publicado antes ni después) desde 2008 a 2013: Locke & Key, con la que Joe Hill ganó el premio Eisner en 2011. Es de lo mejor del género del Terror que ha dado el cómic de este presente siglo, así, sin más. En España la ha publicado entera Panini en seis tomos de 160-200 páginas cada uno (aquí).
La historia transcurre en Lovecraft, Massachusetts, en un inicial guiño a H. P. Lovecraft que será constante en la trama. Todo girará en torno a una familia que acaba en una mansión familiar, en la cual unas llaves mágicas que permiten realizar cosas terribles, aparecen sólo a ojos de los menores de edad de la familia. El clásico horror gótico, los cuentos de fantasmas, dejes del padre del autor y los Mitos de Cthulhu conviven en la creación del misterio de la mansión y de sus llaves. El marco de la historia es realmente original y la atmósfera conseguida es de creciente avance del Mal y de permanente amenaza: veremos muy pronto que el principal “peligro” no se anda por las ramas y que es vergonzosamente fácil morir o cosas peores que morir en este universo creado por Joe Hill.
Lo que hace excepcional al cómic son varias cosas. La primera es algo a lo que no estamos acostumbrados últimamente: es una serie cerrada, con principio y fin y que está perfectamente hilvanada (cierra todo lo que propone al principio de manera muy satisfactoria). El autor ha planificado qué cosas quería contar, cómo se iba a desarrollar y cómo iba a acabar. Y así lo ha hecho. Es lo contrario a tantísimas series de televisión (o series de cómics como Los Muertos Vivientes) en la que tienen una idea más o menos buena y tiran hasta que la audiencia les abandona, metiendo elementos en la obra en función de la audiencia. Aquí no. Lo que hay en el cómic está porque cree el autor que debe estar, por creerlo desde el inicio de la obra. El cómic es un puzzle cuyas piezas repartidas en los seis tomos se terminan enganchado y encajando a la perfección, de tal modo que una segunda lectura nos hace descubrir cosas nuevas. Es algo sólido y consistente, a la vez que con una vocación clara de superventas fácilmente leíble. Todo esto hoy en día es raro. Y maravilloso.
La segunda es el tratamiento fantástico de la psicología y acciones de los personajes. Joe Hill consigue contarnos una historia de paso de la infancia a la madurez, en la que cada uno de los tres protagonistas representa un estado emocional clásico de este tránsito: la inocencia, el enfado con el mundo y la sensación de invulnerabilidad. Todos los personajes son coherentes, todos tienen miserias explotadas por el autor y todos tienen su parte de grandeza. Los personajes hacen lo que se supone que deben hacer, no hay saltos lógicos ni formas de actuar incongruentes con lo que son: los cambios de actuar están perfectamente justificados, con toda su gloria y patetismo. El personaje del hermano mayor y su magníficamente trabajada evolución a lo largo de la serie, es el mejor ejemplo. También lo es la construcción del personaje de la madre, aunque por motivos que el que haya leído el cómic entenderá.
Y, para terminar, lo bien que narra la historia, en lo que consiste ésta y el mensaje que, como todo cuento de Terror, nos ofrece. Los instrumentos de la niñez, sus usos y costumbres generan problemas muy graves cuando se usan para necesidades adultas o si no se abandonan a tiempo. La madurez sólo llega tras la aceptación de las partes menos bonitas de nosotros mismos, no con su negación o su exaltación. El mundo adulto puede ser terrible, despiadado, brutalmente lovecraftiano y para enfrentarse a él será necesario hacerlo junto a más gente. Y, en especial, que al Mal no se le vence con pura voluntad: al Mal se le vence con buenas ideas y con determinación.
El excelente dibujo de Gabriel Rodriguez, claramente influenciado por Frank Quitely (All Star Superman) o Moebius, pudiera parecer demasiado mezcla de manga y cómic americano… pero son los momentos más terribles y sobrenaturales cuando el contraste entre el dibujo y lo tremendo que representa, hace brillar más al autor. Consigue transmitir una sensación de brutalidad y horror o de cotidianidad tensa cuando es necesario. A destacar sus homenajes en la serie a los cómics bélicos de la Segunda Guerra Mundial o al enorme Calvin and Hobbes.

 

Compra y lectura obligada para casi cualquiera, pero en especial para los amantes del género de Terror. Insisto: de lo mejor del cómic de Terror en lo que llevamos de siglo.


el autor

Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

4 comentarios

  1. Mario, no es buena, es lo siguiente… compra un tomo al mes aunque sea.. píllate los cbr.. roba… pero no te la pierdas. Es un imprescindible!!

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
La nueva entrega de una de las sagas de terror más famosas de todos los tiempos  fue revelada hace unos días a través de un…