Mundos Post-Apocalípticos: Semejanzas entre La Zona de Movistar + y saga S.T.A.L.K.E.R.

0

Bienvenid@s a este primer acercamiento a esos parajes tan inhóspitos como son Los Mundos Post-Apocalípticos, una serie de entornos recreados en numerosas ocasiones en cine, series, literatura o cómics y que suelen resultar ser tan intrigantes como mágicos. En esta edición abarcaremos las semejanzas establecidas entre la saga de vídeojuegos S.T.A.L.K.E.R. (capitaneados por su primera parte, S.T.A.L.K.E.R.: Shadow Of Chernobyl), ideada por GSC Game World -que, por cierto, regresaron en 2014 tras su cierre en 2012 y cancelación de S.T.A.L.K.E.R. 2), y el último y flamante estreno de Movistar +: La Zona.

La-Zona-Cosas-Felices-(04)

Imagen conceptual de ‘S.T.A.L.K.E.R.’

Pero antes: ¿Qué demonios es la saga S.T.A.L.K.E.R.La saga S.T.A.L.K.E.R es una trilogía de vídeojuegos contextualizada en el binomio de años 2011-2012 y ubicada en el seno de La Zona, el área de exclusión creada tras un hipotético segundo estallido de la Central Nuclear de Chernóbil y en la que habitan diferentes mutantes y Stalkers, individuos residentes que mantienen su economía en base a la búsqueda de artefactos y guerra de guerrillas entre los diferentes clanes. Ahora bien, si ya has podido disfrutar del Episodio Piloto de La Zona, seguro que habrás podido entrever alguna semejanza en este pequeño resumen de la saga de vídeojuegos (como el nombre, por ejemplo). Pero si no es así, te resumiré brevemente el argumento para que podamos situarnos adecuadamente en el contexto teórico: La Zona de Movistar + es un thriller policíaco contextualizado tres años después de un desastre nuclear similar al de Chernóbil Fukushima y ambientado dentro de la zona de exclusión formada en el norte de España, en torno a la central nuclear. Allí, el inspector Héctor Uría vuelve al servicio para investigar un terrible asesinato que tambaleará el orden establecido en el nuevo mundo surgido tras la catástrofe acontecida.

Dicho esto, a modo de introducción, procederemos a desgranar las diferentes semejanzas existentes entre serie y vídeojuegos. En primer lugar, como he mencionado antes, el nombre de la ficción de Movistar + bebe directamente del nombre de la propia área de exclusión surgida en S.T.A.L.K.E.R.: La Zona. Ambas son una serie de kilómetros a la redonda en los que la vida se antoja cuasi imposible debido a la radiación existente en el lugar. La diferencia radica en que en una hay “maleantes” (gente que trapichea con los objetos dejados por la población) y en otro hay los mencionados Stalkers, que además de recolectar objetos con diferentes propiedades mágicas, saquean las diferentes casas y viviendas para buscar cobijo, formar campamentos o, simplemente, encontrar algo que les sirva de valor.

Por tanto, podríamos establecer que los lugareños subsisten en base a una economía capitaneada por el intercambio de bienes y la agrupación en diferentes esquemas sociales. Por ejemplo: los “maleantes” de La Zona podrían ser los desdichados bandidos de S.T.A.L.K.E.R. y los cuerpos militares del vídeojuego sería la propia milicia de la ficción. Esto hace que los primeros minutos de la serie, de mera contextualización, nos irradien la mente con alguna de las misiones realizadas en los vídeojuegos de PC y nos transporten a ese mundo mágico y aterrador que podíamos patear de cabo a rabo.

La-Zona-Cosas-Felices-(02)

‘Limansk’, uno de los escenarios de S.T.A.L.K.E.R.: Shadow Of Chernobyl.

Esto me lleva al siguiente punto: el escenario. La propia sinopsis de La Zona ya nos hablaba de una naturaleza salvaje incipiente entre el colapso provocado por el ser humano y la dejadez del paraje, y esa es una de las claves del entorno que envuelve S.T.A.L.K.E.R. Las fábricas, pequeñas poblaciones, vertederos, vías de tren, granjas y diferentes asentamientos se ven subyugados por la propia fuerza de la naturaleza y el paso del tiempo, quien deja huella allá por donde pasa destrozando los diferentes entornos que nos brinda el área de exclusión. En La Zona, de hecho, la nostalgia nos envolverá en su irrupción porque los personajes se persiguen en medio de unas vías de tren similares a las del tan querido Cordón Área Salvaje de La Zona en  S.T.A.L.K.E.R., pero esto no hará sino acrecentarse en los siguientes minutos, cuando se nos transporte a una ciudad similar al pueblecito Limansk, ubicado en la segunda entrega de la saga: Clear Sky. 

Por última y tercera parte, quisiera hacer hincapié en la indumentaria que portan los diferentes grupos humanos de La Zona. Podemos ver que, sin mencionar el traje de paisano que visten las gentes, los militares llevan un traje muy similar al que tienen la facción Científicos en  S.T.A.L.K.E.R., y de hecho las máscaras o medidores anti radiación son básicamente los mismos. Aquí no hay debate, porque en medio de un infierno nuclear las herramientas a utilizar son básicamente las mismas que podría haber en otra ficción diferente, pero es llamativo como hasta los colores son iguales.

La-Zona-Cosas-Felices-(03)

Fotograma de ‘La Zona’, de Movistar +

Hasta aquí llega esta primera edición de Mundos Post-Apocalípticos. Podría haberme extendido mucho más, pero al llevar tan solo un par de episodios de la serie no quisiera adelantarme en detalles que pueden no encajar según vayan sucediendo los episodios. No obstante, si todo se desarrolla de un modo natural (es decir, sin giros de guion que cambien la narrativa en 180º), al término de la misma habría material más que suficiente para abordar una segunda parte de este análisis. Espero que os haya gustado y, sobre todo, que compartáis en los comentarios todas las dudas, sugerencias o proposiciones que estéis dispuestos a hacer, junto con alguna otra posible semejanza que hayáis observado. Despidámonos deleitándonos con “la paz y tranquilidad” que nos brindan los escenarios de aquel misterioso juego llamado S.T.A.L.K.E.R.: Shadow Of Chernobyl. Un saludo y espero que esta lectura haya sido de vuestro agrado.

el autor

Viejoven. Cinéfilo hasta las trancas y adorador del arte creado por un tal David Lynch. Ando perdido entre blogs y webs intentando encontrar el auténtico objetivo del 7º Arte.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recomendado en Las Cosas felices
Recomendado en Las Cosas felices
Hay películas que por una razón u otra se convierte en afortunadas, y Jupiter's Moon es uno de esos casos. La ganadora del 50 festival…