Reseña de El Dragón Negro, de Chris Claremont y John Bolton

0

Fantasía heroica, espada y brujería, eso es lo que vas a encontrar en El Dragón Negro de Chris Claremont y John Bolton. Si te gusta ese género y todo lo que ello conlleva vas a disfrutar muchísimo de este cómic de ECC ambientado en la Inglaterra medieval y en las leyendas populares.

James Dunreith es un caballero exiliado que es más reconocido por el sobrenombre El Dragón Negro. En sus travesías se encontrará con personajes con seres de fantasía como hadas o no muertos así como con personajes históricos como Robin Hood, Lady MacBeth, el Rey Enrique o Leonor de Aquitania. Todo un compendio de cosas molonas que, como digo, si te gusta el género vas a disfrutar mucho. Es un especie de batiburrillo caballaresco o, como dice en la contraportada, un caldero de bruja donde mezclan todo. También mencionan que es perfecto para los aficionados incondicionales a Juego de Tronos, y puede ser verdad, pero es que esa referencia se usa para cualquier cosa dentro de este mundillo así que también es posible que no. Caballeros y magia se lleva mezclando mucho tiempo y Canción de Hielo y Fuego no ha sido original en ese sentido aunque sí en otras muchas cosas. Para este cómic pensemos en una mezcla de la serie El Príncipe Valiente, la película DragonHeart y el clásico español El Capitán Trueno. Es decir, cómic clásico con personajes manidos pero que nunca dejan de ser interesantes y le dan un toque de originalidad a su historia original.

Trama a fuego lento

El Dragón Negro narra la historia de un caballero llamado James Dunreith, duque de Ca’thrym, que vuelve del exilio a Gran Bretaña coincidiendo con la muerte del Rey Enrique. Su madre es Morgana LeFay (hermanastra del Rey Arturo, como digo mezclan muchos personajes conocidos) y le toca por herencia heredar el mundo mágico y el de los humanos, algo que no le gusta mucho pero que gracias a los compañeros con los que se rodea parece aceptar. La Reina Leonor de Aquitania le encarga la misión de ir al condado de Glenowyn para frenar una traición promovida por un viejo amigo. Por el camino conocerá a sus compañeros de aventures y tendrá que sortear que la muerte así como viejas pesadillas y seres mágicos. No parece muy original pero poco a poco va tomando un cariz adulto, donde las imágenes de muertos y seres horribles toman importancia así como una narración pausada. Puede resultar demasiado lento pero es que a algunos nos gusta el detalle y la alternancia de lo vertiginoso con situaciones calmadas que nos dejan conocer al personaje o recrearnos en el dibujo. Así vemos que el protagonista, por ejemplo, tiene la firme convicción de usar la violencia como último recurso, usando la espada sólo en situaciones muy desesperadas.

De los autores de los autores de Marada: La Mujer Lobo

El dibujo depende de John Bolton, que se recrea en detalles cuidadosos aunque, quizás, demasiado centrados en los primeros planos olvidando toda la belleza que se puede añadir detrás de la acción. No obstante, en las viñetas donde hay batallas sí que crea esa sensación de quedarse mirando los trazos y, por un momento, olvidando la trama. Es cierto que las primeras ediciones y las de los años noventa eran a color, pero no terminan de convencer ya que no existe definición ni se puede apreciar un verdadero aumento de calidad con el resultado final sin ser blanco y negro, aunque ello supondría un aumento de precio. Chris Calremont (conocido especialmente por su trabajo en la Patrulla X ), por su parte, acude a lo que mejor sabe hacer: olvidar el lenguaje medieval en favor del actual pero con  grandes reflexiones, muchos diálogos, muchas pausas, logrando así un aire más teatral que cinematográfico.

En conclusión, los autores de Marada: La Mujer Lobo, repiten notablemente con basándose en los cimientos clásicos de la espada y brujería. Pese a que la primera versión tiene veinte años hay que reconocer que envejece bien gracias a las nuevas ediciones. Este tomo especial de ECC, de tapa dura, contiene bocetos y portadas como contenido extra tras las más de 180 páginas de historia en blanco y negro. El Dragón Negro, al precio de 17,50 es una opción perfecta para los amantes del género.

el autor

Periodista, con lo bueno y con lo malo. Amante de la historia, la actualidad, la tecnología, los videojuegos, los viajes y la música.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recomendado en Las Cosas felices
Recomendado en Las Cosas felices
¡Hola y buenas noches! Continuamos con esta sección con repasando las mejores películas de cada año. No olvides comentar tus películas preferidas del año 1992 y…