Train to Busan: Corea del Norte es mejor que Corea del Sur

2

Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez.

Train to Busan es una película de Corea del Sur que viene con gran cartel. Éxito en festivales. Éxito en taquilla. Es de zombis, hay trenes, es asiática. No sé, parece que todo tiene buena pinta, yo no quería saber nada más que lo dicho. Carlos ya habló por aquí con gran gloria de la precuela de esta película, aunque, al fin y al cabo, es una película de zombis. Coreanos del Sur, pero zombis. O zombis y coreanos del Sur, según se vea.

Historia de un amor

Yo con los zombis tengo una relación especial. En los tiempos anteriores a Internet yo era adolescente. No había películas que bajarse ni muchos cines, así que tirábamos de videoclub: un garito siniestro atiborrado de cintas de todo tipo, en el que un siniestro sujeto no conocía ni un tercio de las películas que tenía. Eso sí, al menos la mitad eran de serie B. No era por amor al género, era que se las vendían más baratas, tal y como nos dijo él. Total, que siendo adolescente no sé cuantas películas horribles de zombis y de ninjas me tragué. Algunas dos veces. Las veíamos buscando todo lo que quiere un adolescente: sangre a chorros, violencia indiscriminada (¡son zombis!), casi nulos diálogos, violencia absurda y muchachas enseñando cosas. Todo con un aroma a cartón mojado que echaba para atrás. Veíamos aquellas películas entre risas y apuestas, aquello era la cumbre de la despreocupación y el divertirse por divertirse de algo gustosamente tirado por los suelos culturalmente. Éramos felices simplemente, sin analizar los pormenores kantianos de la ontología zombi. Es posible, yo lo hice.

Qué decir tiene que tengo debilidad, ya mayor, por estas películas descerebradas. Como llevamos no sabemos cuantos años con fiebre zombi ahora las cosas se cuidan más, hay más dinero de por medio y no huele tanto a través de la pantalla. Incluso se trata de hacer filosofía o discursos morales a través de todo esto. Hay por todos los lados el mismo análisis de películas de zombis, el cual suele incluir cosas como: “dilemas morales”, “la supervivencia del más fuerte”, “no es una película de zombis, se está hablando de otras cosas”, “los zombis son el mar de fondo para hablar de”, etc. Yo crearía un robot que hiciera él solito análisis pretendidamente profundos de películas que van de monstruos intentando comerse a gente y de cómo esa gente va salvándose de modo absurdamente increíble una y otra vez de los peligros para llegar a la hora y media de película, de verdad. Pero de momento no sé tanto de informática y habrá que hacerlo a mano.

VERSIÓN CORTA DE LA CRÍTICA PARA QUIEN NO LE GUSTA LEER:

Es una película de zombis divertida, que no aburre en ningún momento, con todos los tópicos de siempre, con sus cositas de humor y muy bien realizada y dirigida (especialmente la media hora final). Si os gustan las películas de zombis os lo pasaréis bien. En caso contrario, absténganse.

VERSIÓN ALGO MAS LARGA PARA QUIEN GUSTA DE LOS ANÁLISIS PROFUNDOS DE LAS COSAS, TENGAN ÉSTAS PROFUNDIDAD O NO:

Train to Busan trata de un Apocalipsis Zombi ambientado en Corea del Sur. El protagonista es un señor divorciado con una hija a la que ignora bastante. Este hombre trabaja en cosas económicas de inversiones tan necesarias para el sostenimiento de nuestro sistema. Es, en definitiva, un héroe de Corea del Sur, individualista, amargado, aislado emocionalmente de su hija. Inexplicablemente ésta quiere estar con su madre, cosa que a nuestro protagonista no le hace ninguna gracia, aunque echamos de menos el elemento autóctono español, haciendo que el padre fuera usuario de Forocoches y empezara a criticar la Ley de Violencia de Género y a dar vivas a Bertín Osborne. Así, el padre irá con su hija a donde está la madre, Busan, atravesando ese paraíso capitalista que es Corea del Sur.

Pero todo se tuerce. O no. En todo caso, estalla el apocalipsis zombi debido, parece, a un accidente en una fábrica de tecnología biológica o etc. Tenemos los tópicos habituales: casos aislados de violencia, retransmisión por la televisión, gente persiguiéndose, la tensión del primer infectado en el tren, las carreras, la masa humana hambrienta queriendo comerse todo, etc. Todo ello, recalquemos, excelentemente realizado, con una imagen limpia en la que se ve bien y de modo claro todo lo que pasa. Se ha huído de la moda de mover mucho la cámara en momentos de acción para “hacerlo más realista”, cosa que se agradece: yo voy al cine a enterarme de lo que me ponen, la verdad. No me entero de nada cuando agitan la cámara como si fuera una coctelera, me da la sensación de que el director no sabe rodar escenas de acción, no sé.

¡La que está liando Manuela Carmena con los cortes de tráfico en Madrid!

La que ha liado el capitalismo surcoreano

La película hecha en Corea del Sur enseguida enseña sus cartas. El capitalismo sin regulaciones es el que ha creado este desastre que asola todo el país. Los personajes de la película que son directivos o empleados de empresas bursátiles han sido cómplices de esta situación, egoístas depravados. Todo este carácter absurdamente individualista no sólo pone en peligro a mucha gente por el Apocalipsis Zombi: una vez desatado éste son estos individualistas extremos los más despiadados, los más propensos a sacrificar a los demás para salvarse, incluso intentando convencer a los demás de que cada uno salve su propio culo. Entre ellos, el propio protagonista, el héroe surcoreano, que le da un discurso de “cada uno a lo suyo” a su hija que hace que ésta le suelte que no le extraña que su madre se divorciara de él. No es raro: son las mujeres, con su CI más alto de media, las que mejor entienden la cruda verdad. Corea del Sur es decadente con su capitalismo ridículamente individualista hasta el punto de autodestruirse. La única esperanza viene de los mendigos, la gente que antepone lo común a lo individual, la gente que piensa como una mente-colmena. Es decir, COREA DEL NORTE.

WORST KOREA perderá, jajaja

Ese es el mensaje de la película, amigos. El director y los que han puesto dinero para hacer esta película de zombis representan el intento de unos surcoreanos de rendirse a la evidencia: Corea del Norte es BEST KOREA y Corea del Sur está abocada a la destrucción por sus contradicciones y sus valores onanistas y depravados. Corea del Sur es WORST KOREA. Es posible que se tenga que empezar por películas que algunos creen intrascendentes, como las de zombis, para ir convenciendo a todos esos débiles y autistas surcoreanos que creen que son felices y están seguros con elecciones democráticas, playstations y competiciones de videojuegos en red. Todo esfuerzo es poco, y ya no es necesario bombardear con las realidades de BEST KOREA desde la gloriosa dictadura del proletariado del norte. Ya difunden sus propias debilidades y el modelo superior del Norte desde el asqueroso Sur.

En definitiva, la película a través de las actitudes miserables de los ejecutivos y trajeados nos trasladan el suicidio moral (¡y físico!) de una sociedad. Y a través de las actitudes de los mendigos, las mujeres embarazadas, las jubiladas y los niños vemos el triunfo de una nueva sociedad que no necesite de divorcios entre las dos partes de una misma nación, simbolizadas hábilmente a través del divorcio del protagonista. Nótese el final, en el cual queda claro que sólo una sociedad militarizada puede ser justa: otra clara y sutil referencia a la superioridad de BEST KOREA.

No sólo esto se hace a través de actuaciones, claro. La película no da casi un respiro. No decae en ningún momento la amenaza desde muchas formas diferentes, aunque haya pequeñísimos interludios para que recordemos las taras de los protagonistas, para luego lanzarles al horror que el capitalismo empobrecedor ha creado. Hay variedad, hay ritmo y no se aburre uno nunca. Los personajes son definidos muy bien en pocas frases y planos: menos es más, como bien sabe BEST KOREA cuando hace repartición de comida (que no es que falte, es que menos es más). Pueden chocar muchas cosas de la película desde la óptica occidental, como la asombrosa educación de los empleados de las empresas ferroviarias o de la gente en general. Esto en España hubiera quedado inmensamente más violento y chulesco, para qué engañarnos. El contraste de esta gente tan educada convirtiéndose en violentos comedores de carne humana es, una vez más, otro elemento en el que el director se recrea para mostrarnos lo malvado del capitalismo surcoreano, capaz de violentar al coreano, que es bueno por naturaleza hasta la náusea.

En definitiva, no queda más que recomendar esta película a todo fan de los zombis y a todos los aficionados al cine social de Ken Loach. La diferencia entre esta película y las de Ken Loach es que en ésta intervienen muchos zombis mientras que en las de Ken Loach sólo interviene un zombi: el director.

Sed felices.

el autor

Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

¡Haz tus comentarios!

2 comentarios

  1. Entretenidisima película. Es soprendente ver el nivel en el que se ha asentado Korea del Sur. Sus películas llevan años maravillandome Por la entrega y buen hacer de todo lo que las rodea. Actores, guinostas, directores, técnicos de efectos. Es impresionante el amor y ganas que le ponen.

  2. He tenido el PLACER de verla dos veces. Magnifica película en general. Demuestra que cuando se hacen las cosas bien al genero Zombi se le puede sacar momentazos de buen Cine. Yo con toda sinceridad y sin avergonzarme por ello puedo decir que llore con el final, algo que no ha conseguido ninguna película del genero antes. Korea del Sur demuestra que tiene mucho que ofrecer. Saludos.

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR