Una serie de catastróficas desdichas. Temporada 1. Capítulo 5

0

¡Hola y buenas noches! ya estamos en el ecuador de la serie y podéis ver los anteriores capítulos aquí. Espero saber que os parece dejándome un comentario. A partir de aquí haré un análisis con spoilers.

 El ventanal 1º parte

Los hermanos Baudelaire esperan en el muelle junto al Señor Poe  a que llegue un taxi que les llevará con su nueva tutora, la tía Josephine, esperando que pueda resolver todas las cosas raras que han ocurrido en los últimos días. Cuando cogen el taxi, el excéntrico conductor les comenta que se espera un huracán en el lugar, por lo que parece que Lemony Snicket no se refería a una metáfora cuando nos avisaba al principio del capítulo del futuro de los hermanos Baudelaire.

Cuando llegan al fin de su trayecto, una casa con aspecto de abandonada al borde de un precipicio con caída al lado Lacrimógeno, donde parece que se aloja la tía Josephine.

Cuando entran en la casa y conocen a su nueva tutora, la tía Josephine, descubrimos en una primera impresión que no parece una mujer valiente ni formidable como la habían descrito anteriormente, de hecho parece una mujer bastante asustadiza que le da miedo electrocutarse con el teléfono o el timbre y que incluso se asusta con su reflejo en el espejo. Es un personaje bastante divertido, excéntrico y maníaco, esperamos si podrá ayudar a responder a las preguntas que esperan los hermanos audelaire.

Cuando la tía Josephine los lleva a la biblioteca, esta les cuenta a los pequeños sobre la buena relación que tenía con sus padres y sobre el fallecimiento de su esposo, producido en el lago lacrimógeno por un ataque de las particulares sanguijuelas que allí habitan, especialmente inofensivas hasta que huelen carne humana, lo que las vuelve especialmente peligrosas. La tía Josephine parece más interesada en enseñar gramática a las huérfanos que responder a todas las preguntas que esperan desde hace tiempo, por lo que por ahora no parece muy útil. Cuando llega la hora del almuerzo, los hermanos comen sopa fría debido al miedo que tiene la tía Josephine a encender el fuego, vuelven a insistir en vano.

Mientras tanto, en otro lugar,  vemos como el conde Olaf tiene una charla con el camarero del restaurante El payaso complaciente,  miembro de la organización secreta que protege a los hermanos Baudelaire. Después de un forcejeo entre los dos, Olaf descubre que los hermanos se encuentran viviend con Josephine, por lo que parece que pronto encontrará a los huérfanos en su insaciable lucha por conseguir su fortuna.

Volviendo con los huérfanos, estos cuentan a Josephine sobre el huracán que se está acercando al pueblo, por lo que Josephine aterrada va a buscar provisiones al pueblo,  por lo que los niños aprovechan para encender el fuego y comer caliente. Ya que la tía Josephine no está muy por la labor de ayudar a los hermanos a descubrir sobre las cosas extrañas que les ocurren, ellos tendrán que usar su ingenio, como siempre, para descubrir las respuestas que Josephine les niega responder. Sin apenas esforzarse, logran abrir la caja fuerte, cuya contraseña resulta ser el nombre del esposo fallecido de Josephine: Ike como rápidamente descubre Sunny.

La caja fuerte contiene una caja de galletas, una partitura de Beethoven y fotos de la tía Josephina practicando deportes de riesgos y otras escenas que hoy en día parece imposible que pueda hacer la asustadiza y obsesiva tía Josephine, parece que algo le tuvo que ocurrir que la hizo cambiar.

Por último encuentran un libro llamado: La historia incompleta de las organizaciones secretas, libro que parece que pueda ayudarles a encontrar respuestas, pero justo cuando van a abrirlo entra en escena la tía Josephine. Les cuenta que en el pasado era una mujer valiente y formidable, como queda demostrado en las fotografías que encontraron los hermanos anteriormente, y cree estar lista para ser la mujer valiente del pasado, la tía Josephine continua diciendo que ha conocido a un caballero en el mercadillo mientras compraba limas, consiguiendo esa persona convencer a Josephine para dar un cambio a su vida. Para empezar quiere dejar solos a los hermanos durante un par de horas para comer sandwiche de huevo con este señor, quien obviamente no es otro que el conde Olaf, quien se las ha ingeniado para engañar a Josephine y así llegar a los hermanos.

El conde Olaf entra en escena disfrazado con su nueva identidad: un marinero con una pata de palo llamado capitán Sham, aunque no logra engañar a los hermanos, a pesar de las advertencias de estos de su verdadera identidad, la tía Josephine no les cree, totalmente engañada por Olaf, quien se aprovecha de la soledad de Josephine y de ciertas similitudes del capitan Sham con su fallecido esposo, de todos modos recordar que en esta serie los adultos no son muy demasiado inteligentes.

Cuando Olaf y Josephine salen, los niños van tras ellos rápidamente, pero los esbirros de Olaf les cortan el camino e impiden que salgan de la casa, aunque dejando sin nadie que vigile al camarero de El payaso complaciente, parece que este no tardará en escapar y quizás ayudar a los hermanos.

Los huérfanos tendrán que cambiar de plan y buscar un modo de salir de la casa mientras que vemos como sus padres están a punto de pilotar una avioneta dirección para ayudar a sus hijos. El capítulo termina aparentemente con la muerte de la tía Josephine, quien parece que se ha tirado por el ventanal hacía el lago lacrimógeno, aunque Lemony Snicket nos avisa que no está muerta, aún. 

Conclusión

Capítulo muy divertido que nos ha presentado a su nueva tutora, un personaje divertido y curioso que seguro dará de hablar en los próximos capítulos. Llegamos el ecuador de la serie y en todos los capítulos ha tenido un nivel similar, aunque me gustó especialmente el piloto artísticamente. Echo en falta más protagonismo de los padres Baudelaire, a veces la serie trascurre algo lenta, pero sin ser pesados los capítulos con unos capítulos siguiendo un esquema similar: el conde Olaf engaña facilmente a alguien para llegar a los hermanos Baudelaire y estos tienen que lograr huir de él. Por ahora funciona, pero espero algo más de variedad. Por ahora es una serie recomendable y muy fácil de ver, espero ver que nos depara los próximos capítulos.

el autor

Economista frustrado. Cinéfilo de videoclub, seriéfilo de sofá, amante de los videojuegos y coleccionista de todo lo que se pueda poner en mi estantería. Crecí con una Game Boy verde pistacho y un reproductor VHS.

¡Haz tus comentarios!

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR