Visiones de Juego de Tronos: Jon Nieve

0

   Permite que te dé un consejo, bastardo. Nunca olvides qué eres, porque, desde luego, el mundo no lo va a olvidar. Conviértelo en tu mejor arma, así nunca será tú punto débil. Úsalo como armadura y nadie podrá utilizarlo para herirte“.

Tyrion Lannister

 Juego de Tronos: Canción de Hielo y Fuego / 1

Portada de Juego de Tronos: Canción de Hielo y Fuego / 1

Presentación

   Por esto de intentar mejorar mi pésimo inglés escuchando series subtituladas, decidí probar Juego de Tronos, al ser una serie de fantasía heróica, temática que me gusta y de la que he leído algunas novelas y visto varias series de animación. Lo cierto es que me ha enganchado. Ya he visto las cuatro temporadas de la serie de televisión y he acabado de leer la primera novela de George R.R.Martin titulada Juego de Tronos: Canción de Hielo y Fuego / 1, la cual da nombre a la serie.

   Buscando información sobre este universo para elaborar un post, descubrí el libro Filosofía de hielo y fuego. Las claves para comprender Juego de tronos, donde Bernat Roca, Francesc Vilaprinyó y David Cantó, hacen un análisis de carácter histórico y filosófico sobre Juego de Tronos. Así que he decidido llevar a cabo un post comentando lo que dichos autores dicen de uno de los personajes princiaples  de Juego de Tronos: Jon Nieve.

"Filosofía de hielo y fuego. Las claves para comprender Juego de tronos"

Portada de “Filosofía de hielo y fuego. Las claves para comprender Juego de tronos”

  Jon Nieve y el Estoicismo

   Los autores mencionados atribuyen a Jon Nieve una actitud estoica o propia del estoicismo, como miembro de La Guardia de la Noche, organización -también de carácter estoico- que recuerda a Los Templarios -monjes guerreros medievales- o a una especie de legión romana en tanto que custodios de un muro erigido para proteger a Los Siete Reinos del llamado Pueblo Libre y de Los Otros. Muro que es inevitable asociar con el que el emperador romano Adriano mandó construir para proteger la Britania Romana de las incursiones nativas.

   El estoicismo es una filosofía griega de gran influencia en el período de inestabilidad y decadencia política conocido como Bajo Imperio Romano. La actitud estoica consiste en resistir, acatar e imitar el orden universal. Se trata de comprenderlo y de cooperar voluntariamente con él y es así como se alcanza la virtud cuyo fundamento es la verdad, bien de los bienes. En este tipo de virtud radica la libertad y la felicidad. Por tanto, Naturaleza y Razón se dan unidas en los estoicos, así como el hábito, efecto de la voluntad que posibilita la realización del deber. En resumen: Para la virtud no basta la doctrina, sino que hay que añadirle el ejercicio, la voluntad.

John Nieve y Fantasma

Jon Nieve y Fantasma. Por www.amoka.net

   El estoico aguanta, renuncia al vicio y realiza su deber. Varios de estos rasgos propios del estoicismo los encontramos en Jon Nieve. Aguanta la vida que le ha tocado vivir -por su condición de bastardo de Eddard Stark que lo saca de la línea sucesoria de los Stark y le asegura el permanente rencor de su madrastra, Catelyn Stark, que lo ve como un recuerdo continuo de la infidelidad de su esposo-, renuncia a cualquier tipo de venganza o rencor que podrían viciar o mancillar su alma y, ante todo, cumple con su deber para con La Guardia de la Noche al decidir quedarse en el muro y no marchar a ayudar a su hermanastro Robb en la Guerra de los Cinco Reyes, por lo que, ni cuándo sus impulsos o pasiones son nobles y podrían estar justificados, sucumbe a ellos. Es cierto que algunos de sus camaradas le ayudan a desistir pero…. ¿habrían podido detenerlo si se hubiera empeñado en marcharse? Observamos que Jon Nieve ha interiorizado la máxima estoica de que el individuo no es más que una parte coherente del todo, que ante la comunidad humana no valen consideraciones de sangre, raza, sociedad o institución diferencial o particular, que cumpliendo sus obligaciones con La Guardia de la Noche es como ayuda a su linaje y a su mundo.

Jon Nieve y el Existencialismo

   La condición de bastardo de  Jon también es aprovechado por los autores de Filosofía de hielo y fuego para relacionarlo con el padre del existencialismo francés, Jean-Paul Sartre, el cuál llegó a afirmar que todos somos bastardos porque los seres humanos llegamos al mundo sin ser nada o, dicho de otra manera, nacemos sin esencia por lo que debemos dedicar nuestras vidas a construir nuestro ser viviendo. De ahí su famosa frase la existencia precede a la esencia, nuestra existencia es anterior a nuestra esencia.

   Sartre defiende que el ser humano empieza por existir, se encuentra, surge en el mundo, y que después se define. Para el existencialista no somos definibles porque comenzamos por no ser nada y sólo somos después y conforme decidamos ser. El hombre es el único que no sólo es tal como él se concibe, sino tal como él se quiere, y cómo él se concibe después de la existencia, como él se quiere después de este impulso hacia la existencia; el hombre no es otra cosa que lo que él se hace.

   Todas las personas somos un proyecto: el hombre empieza por existir , es decir, que empieza por ser algo que se lanza hacia un porvenir, y que es consciente de proyectarse hacia el porvenir. El hombre es ante todo un proyecto y nada existe previamente al mismo por lo que será lo que haya proyectado ser.

   Si esto lo extrapolamos al contexto de Juego de Tronos observamos que tenemos reyes e hijos de reyes, a estos últimos se les educa para que siempre sean conscientes de su linaje y se esfuercen por dedicar su vida a mantener y engrandecer ese legado. Podemos decir que ya nacen con un legado, una esencia, que es previa a su existencia y, por tanto, siempre les condiciona como persona. Es un proyecto de vida pero un proyecto impuesto que, en caso de rechazar, probablemente le conduciría al rechazo y al desprecio social. Pero los bastardos son otra historia, los bastardos, por esta condición, no tienen acceso a ese legado, a esa esencia, y al estar privados de la misma, es más lógico que surja en ellos esa necesidad de ser, de llegar a ser, de crear su ser con sus actos. Sobre ellos si recae, propiamente, la responsabilidad total de su existencia. De hecho, ese es el caso tanto de Jon Nieve como del bastardo de Lord Roose Bolton, Ramsay Bolton antes Ramsay Nieve, con la diferencia de que este último es como un Jon invertido. Recurre a todo tipo de actos repugnantes  e innobles para ganar el favor de su padre y convertirse en un Bolton. Jon opta por la vía de su padre, la vía honorable, que es más larga y dolorosa. Veremos a ver si no es la que le lleva a la tumba, dada la tendencia de los Stark a acabar malamente en  Juego de Tronos.

   Fuentes:

  • Amok´s site.
  • Hielo y Fuego Wiki.
  • Reyes, Alfonso.: La filosofía helenística. Fondo de Cultura Económica. 1965. Cap.9: Estoicos. pp. 99-140.
  • Sartre, Jean Paul.: El existencialismo es un humanismo. edhasa. 1999.


el autor

Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General, Administrador y Bloguero de Las Cosas que nos hacen felices. Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural. Diplomatura en desarrollo WordPress, Social Media Manager, Community Manager, Content Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria y miembro fundador del blog de Cultura Pop DYNAMIC CULTURE (www.dynamicculture.es). Cursos de S.E.O., Analítica Web, Community Manager y Marketing de Contenidos. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Hace dos días compartimos con todos vosotros el teaser de Ant-Man y hoy presentamos el póster y ahora el tráiler del héroe Marvel más pequeño de todos,…