InicioCineAdiós a Jean-Louis Trintignant, el Introspectivo Galán con una Vida de Tragedia

Adiós a Jean-Louis Trintignant, el Introspectivo Galán con una Vida de Tragedia

Nos dejó Jean-Louis Trintignant, leyenda del cine francés pero también de otras nacionalidades, tras una vida familiar signada por el dolor y la tragedia. Entre sus títulos más recordados Z, La Escapada y Un Hombre y una Mujer.

Cada vez van quedando menos actores de aquella generación dorada del cine francés.  Este viernes el cáncer de próstata se llevó a Jean-Louis Trintignant, todo un ícono de la cinematografía no solo gala sino mundial. Hacía ya cuatro años que había dejado de luchar contra la enfermedad pues, según decía: “Después de todo, hace quince años que estoy muerto”…

Hacía referencia, claro, al luctuoso hecho del asesinato de su hija, la también actriz Marie Trintignant, quien perdió la vida en 2003 a causa de diecinueve golpes en la cabeza propinados brutalmente por su novio, el cantante Bertrand Cantat.

Y si no es ya suficiente dolor el perder a una hija, él perdió dos, ya que Pauline, hermana menor de Marie, falleció de muerte súbita a los nueve meses en 1969.

Había nacido en 1930 en Piolec, Vancluse y en el seno de una familia adinerada que incluía a varios pilotos de carreras. Uno de ellos, su tío Louis, murió asesinado cuando él contaba apenas tres años. Otro tío, Maurice Trintignant, llegó a ganar en las 24 Horas de Le Mans y, por dos veces, en el Gran Premio de Mónaco. Pero lo suyo era la actuación, aunque nunca perdió ese amor familiar por los autos y hasta llegó a correr o a interpretar personajes relacionados.

Terriblemente tímido, quiso vencer tal problema estudiando teatro y a tal fin se mudó a París a los veinte años. Sus inicios se dieron en el teatro desde 1951 y ya en 1955 tuvo su debut cinematográfico con el filme Si todos los Hombres del Mundo, pero su gran despegue llegaría al año siguiente con Y Dios creó a la Mujer, filme de un aún desconocido Roger Vadim que lanzó la carrera de una muy joven y todavía también desconocida Brigitte Bardot.

El servicio militar obligatorio le llevó a la guerra en Argelia y lo sacó durante algunos años de la actuación, pero regresaría con gloria para interpretar papeles emblemáticos en películas icónicas, tales como La Escapada (Dino Risi, 1962), Un Hombre y una Mujer (Claude Lelouch, 1966), El Gran Silencio (Sergio Corbucci, 1968), Z (Costa-Gavras, 1969) , El Conformista (Bernardo Bertolucci, 1970), La Noche de Varennes (Ettore Scola, 1982) o Confidencialmente Tuya (Francois Truffaut, 1982). Adviértase el tenor de los directores que estamos nombrando y a cuyas órdenes actuó.

Mantuvo siempre un papel de galán distinto del estereotipo habitual, ya que sus personajes eran normalmente introspectivos, tímidos o atormentados por conflictos, incluso canallas. Recibió varios premios como actor, entre ellos el del Festival de Cannes y el Cesar, máximo galardón de la cinematografía francesa. Se mantuvo actuando hasta que le fue diagnosticado el cáncer, aunque ya sobre el final no tanto en cine sino en el teatro, que jamás abandonó.

Tras la enfermedad, se retiró a vivir a una finca viñatera cerca de Nines y allí vivía prácticamente recluido y apartado del mundo como seguramente quería estar. El viernes, a los 91 años, se apagó definitivamente su estrella dejando tras de sí una carrera rutilante y una huella inolvidable en medio de una vida signada por la tragedia. Ya no sufre más: hasta siempre Jean-Louis y gracias por tanto…

Rodolfo Del Bene
Rodolfo Del Bene
Soy profesor de historia graduado en la Universidad Nacional de La Plata. Entusiasta del cine, los cómics, la literatura, las series, la ciencia ficción y demás cosas que ayuden a mantener mi cerebro lo suficientemente alienado y trastornado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS