Análisis de Altered Carbon. Temporada 1. Primera Parte

5

Los fans de la ciencia-ficción estamos viviendo una época dorada en el plano audiovisual. En cine tenemos un montón de material últimamente, desde grandes producciones Hollywoodienses como Interstellar o Blade Runner 2049 a multitud de filmes de corte Indie que tocan temas como la inteligencia artificial, la manipulación genética o los viajes en el tiempo. Y todo eso sin contar con el género de superhéroes o grandes franquicias como Star Wars.

En el plano televisivo la cosa también pinta bien, con el regreso (más o menos acertado) de Star Trek a la pequeña pantalla, series como The Expanse, Dark o Westworld que nos ofrecen una perspectiva algo más dura dentro del género o la vuelta de clásicos como Twin Peaks y Expediente X, además de la ineludible presencia de todo tipo de series superheroicas que conoceréis perfectamente y que mis compañeros tratan en este blog.

Pues bien, dentro de toda esta vorágine con la que las productoras nos están bombardeando nos llega Altered Carbon, conocido también como Carbono Modificado por estos lares, y que viene a ocupar un nicho vacante dentro de la panoplia de ofertas de ci-fi que tenemos en la actualidad: el ciberpunk. Ha habido algún que otro intento anterior, como aquella Almost Human de Karl Urban y Michael Ealey que empezó de forma interesante y se desinfló de un manera casi inmediata, pero no os dejéis engañar, lo que nos ofrece esta Altered Carbon está a años luz del resto de productos de la misma temática y a título personal afirmaría que se trata de una de las mejores series de ci-fi que hemos podido ver últimamente.

BUENO ¿Y DE QUÉ VA ESTO?

Pues la serie está basada en una trilogía de novelas escritas por el norteamericano Richard K. Morgan y siendo completamente honesto, es básicamente el resultado de meter en la picadora Blade Runner, Ghost in the Shell y Matrix.

La historia nos sitúa en un punto indeterminado en el futuro de la humanidad en el que esta ha colonizado el espacio, no gracias a naves espaciales supralumínicas sino a la Pila Cortical, un invento basado en tecnología alienígena encontrada en Marte que permite almacenar las experiencias, los recuerdos, la personalidad y ¿el alma? de una persona en lo que es básicamente un pincho USB que se introduce en la base del cráneo. De esta manera la humanidad ha encontrado una suerte de inmortalidad ya que, mientras la pila no sea destruida, la esencia del individuo se puede introducir en otro cuerpo o “funda” lo que permite incluso viajar entre distintos planetas transmitiendo la conciencia de una funda a otra.

En medio de todo este tinglado tenemos a Takeshi Kovacs, miembro de un antiguo cuerpo de élite conocido como los emisarios y que es despertado de un largo letargo de 250 años a petición de Laurens Bancroft, un “Mat” (de Matusalén) obscenamente rico que gracias a copias de seguridad y cuerpos clonados se ha hecho efectivamente inmortal, pero al que alguien intenta asesinar. Dentro de una funda desconocida, sumergido en un mundo que no entiende del todo y rodeado por amigos y enemigos a partes iguales, Kovacs se sumergirá en una sórdida conspiración en la que descubrirá que, en este futuro distópico aquellos que se mueven en las altas esferas han perdido todo lo que les caracteriza como humanos.

MUY BIEN, PERO ¿LA SERIE QUÉ TAL?

Más que una serie, yo calificaría Altered Carbon como una película larga de diez horas, algo que hemos visto últimamente en productos como Stranger Things of Twin Peaks: El Regreso y es que tanto en ritmo como en valores de producción este producto se sitúa a matacaballo entre la TV y la gran pantalla, regalándonos un mundo de estética ciberpunk perfectamente realizado.

Decir que esta serie es un derroche de dinero es quedarse corto, no solo tenemos unos efectos digitales que se utilizan de forma esporádica e inteligente, que mantienen el tipo en todo momento, (con la sola excepción de algunos planos muy generales) sino que, a nivel de caracterización, vestuario, gadgets y lo que es más importante: escenarios y maquetas estamos ante un auténtico logro dentro del ámbito de la ci-fi.

A excepción de algún interior regulero a partir de mitad de temporada, la variedad de localizaciones es impresionante. Por un lado tenemos un descarado pero efectivo fusilamiento de la estética de Blade Runner en las calles de Ciudad Bahía, definidas por lluvia constante, reflejos de neón y una masa ciudadana enfundada en imperdibles y paraguas de plástico que se agolpa al rededor del humo de los puestos de comida callejera. Por el otro tenemos Aerion, el dominio de los ‘Mats’ que se sitúa por encima de las nubes, en lo alto de los grandes rascacielos y lejos del bullicio de la ciudad donde la serie nos deleita con exquisitas mansiones de césped perfecto e interiores barrocos, cubiertos de mármol blanco y madera tallada. Y el verdadero logro es que solo muy de vez en cuando se ve el cartón, proporcionando a la serie ese feeling cinematográfico que la pone un paso por delante de otras producciones del género.

En lo referente a actuaciones tenemos algo curioso y es que el papel principal de Kovacs se lo dividen tres actores, Joel Kinnaman, Byron Mann y Will Yun Lee que lo interpretan en diferentes fundas y épocas, siendo Kinnaman el más prolífico. Como invitado estelar tenemos a James Purefoy, el patriarca Bancroft, un actor de raza que muchos recordaréis por Roma y a Marta Higareda como Kristin Ortega, la poli dura de la serie. A partir de ahí tenemos a secundarios de lujo como Kristin Lehman haciendo de femme fatale y a Chris Conner haciendo de versión digital de Edgar Alan Poe, si, va en serio. No os voy a mentir, este es el Joel Kinnaman show, la serie es un vehículo para su lucimiento y más aún durante los primeros cinco episodios donde es pieza central. Afortunadamente estamos ante el Kinnaman de The Killing no el de Escuadrón Suicida y el hombre demuestra que cuando quiere, puede.

EN DEFINITIVA ¿ESTÁ BIEN LA PRIMERA MITAD?, ¿MERECE LA PENA VERLA?

¿En mi opinión? Si. Debido a que se ha estrenado hace muy poco y que, a título personal creo que es una serie que hay que ver y descubrir, no os voy a hacer un análisis pormenorizado pero si os voy a contar en rasgos generales lo que pienso de la primera mitad.

Los primeros cinco capítulos se centran, sobre todo, alrededor del misterioso (intento) de asesinato de Bancroft y aunque el caso en sí no se resolverá hasta más adelante, sí que abarcan la parte más Noir e investigativa de la serie, la parte más Blade Runner si queréis. Si bien los conceptos básicos se nos introducen de manera rápida y sintética, este primer bloque se recrea entretejiendo la trama detectivesca con la construcción del mundo, mostrándonos la diferencia entre los habitantes del ‘suelo’ y los amorales ‘Mats’ que se creen por encima del bien y el mal. También nos introduce en los conceptos de los ‘escenarios virtuales’ a lo Matrix (después de todo, si la conciencia se puede digitalizar, los escenarios virtuales son más que plausibles) y nos va dejando divisar trazas del pasado de los personajes, tema hacia el que la serie virará en su segunda mitad, dejando de centrarse tanto en la trama detectivesca y poniendo a los personajes como pieza central de la historia.

En definitiva, creo que, aunque estamos hablando de un producto a priori algo complicado por su premisa sobre los cambios de cuerpo, multiplicidad de personajes, cantidad de conceptos y lo enrevesado del guion, Altered Carbon es una serie muy recomendable a rasgos generales y una cita ineludible para los fans de la ci-fi, en especial aquellos que se froten las manos con el sub-género de ciberpunk. Estamos hablando de un producto más que destacable a nivel técnico con ese punto cinematográfico en materia actoral y de producción que, haciendo gala de ese formato al que nos tienen ya acostumbradas las producciones de Netflix, se puede consumir casi del tirón.

Si os gusta la ci-fi no esperéis más y lanzaos al menos a ver el primero, puede que Altered Carbon no sea un producto para todo el mundo, pero si es de tu gusto te puedo asegurar que merece la pena. Nos leemos en la segunda parte en la que echaremos un vistazo más cercano a la trama y los personajes, hasta entonces pasadlo bien y no seais muy malos.

 



el autor

Graduado en Estudios Ingleses por la Universidad Autónoma de Madrid. Aficionado a la literatura, el arte, el cine y el mundo de los videojuegos, con una especial predilección por el género de ciencia ficción en todos los medios.

5 comentarios

  1. Hola Alvaro. Aun siendo fan del genero y que desde que vi el trailer la esperaba con muchas ganas, vieras que la he abandonado en el tercer cap. No me convence ni la trama, ni los peronajes pero sobretodo los dialogos son de los peores que he escuchado ultimamente, no se quiza le de otra oportunidad mas adelante. Me parece una postal muy bonita pero superficial. Claro, solo es mi opinion y me alegro mucho por todo aquel al que le haya gustado. Saludos.

  2. Hola Solidus, muchas gracias por comentar.

    Lo cierto es que sin duda la serie se apoya en su apartado técnico para maquillar defectos, que los tiene, pero te animo que le des otra oportunidad en el futuro y si puedes la veas en un par de sentadas, los primeros capítulos son los que más bailan con toda la exposición sobre la sociedad además de la multitud de conceptos que lanza y creo sinceramente que funciona mucho mejor si se toma como una pelicula, aunque no sea tan digerible como por ejemplo Stranger Things.

    Un saludo y que se de bien 🙂

    • Hola Juan, completamente de acuerdo, más allá de la trama son los conceptos que maneja la serie como la pila cortical, el cambio de fundas, las clases sociales etc. los que hacen que merezca la pena el universo y le dan interés al guión, que por otra parte no está tan mal.

      Saludos 🙂

  3. Magnífica y llevo solo 3 episodios.Todo esta perfecto actores,guion,dirección, efectos especiales.Espero que mi interes no decaiga en los siguientes, pero estoy convencido de que no sera asi.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Buenas, Os traemos toda la información sobre las novedades de marzo de Planeta Cómic. La lista la encabezan los títulos de Star Wars, destacando Lo mejor de Star…