Análisis de American Horror Story: Apocalypse. Capítulo 2

0

Hola queridos lectores, y bienvenidos a los análisis de American Horror Story, que retomamos en esta web con mi incorporación como encargada para hacerlos hasta nuevo aviso. Espero estar a la altura de las expectativas.

En este capítulo nos encontramos con una muestra más detallada del mundo que la 3º guerra mundial ha dejado bajo los escombros: una sociedad que se parece a la teócrata y que consiste en la que Sr. Venable concibe como ideal, una en la que el puritanismo y la tecnofobia están a la orden del día. Pero esta sociedad tan artificial e inestable, que desde el principio de la temporada sabíamos que estaba destinada al fracaso, comienza a encontrarse con extraños sucesos como son la aparente resurrección de unas serpientes sin signos de haber sido afectadas por la radiación y que inexplicablemente acceden al perímetro blindado o la aparición de un señor enfundado en un traje de licra negra y al que le encanta aparecerse en las camas de los personajes y ser brutalmente dominante. ¿Nos suenan alguna de éstas cosas? Para los que hemos disfrutado de las temporadas 1 y 3, como se venía avecinando desde hace tiempo, me atrevería a decir que sí, pero tendremos que esperar a ver cómo avanza la trama para saber cuál es exactamente el papel que harán. Y aunque el ser de licra sigue siendo misterioso, me temo que las brujas van a forzar su aparición.

Por otro lado, la trama sigue avanzando, de momento funcionando y manteniendo a los espectadores en vilo. Las petardas de las dirigentes del siniestro lugar parece que tienen algo que ocultar, la Sr. Venable lo que parece un tumor o efectos que la radiación le han hecho, y  Miriam es en realidad… ¿Un robot, un androide? Habrá que esperar para verlo. Pero hablemos de la que de momento es la interacción más interesante de la trama, y es la de Langdon con Gallant e Evie. El primero parece ser un sádico despiadado que va a dar de qué hablar en la serie siendo un evidente maestro de la manipulación y estando en una situación de superioridad respecto al resto de los personajes muy ventajosa, pero que en mi opinión es lo que le va a acabar llevando a una muerte segura y dolorosa en cuanto los planes se le desbaraten… a no ser que, ¿y si cuenta con la ayuda seres sobrenaturales? Los otros dos son los personajes a los que de momento mejor conocemos, y que evidentemente, además de tener serios problemas psicológicos de todas las clases, la relación de amor-odio tóxica que tienen les consume. Esta relación desembocará en en el clímax del capítulo, donde con las extrañas circunstancias de la muerte de Evie uno se pregunta, ¿qué papel ha tenido Langdon en todo eso? ¿Es el hombre de licra, lo controla, transforma la realidad? Evidentemente tiene algo que ver, y parece que la historia cada vez se estrecha más hacia una trama de fantasía/ciencia ficción en la que dudo que se vaya a respetar el realismo.

Otra conversación interesante y graciosa a partes iguales fue la de Coco convenciendo a la presentadora y a Evie de la posición de víctimas sin remedio en la que se supone los millenials nos encontramos y en la que se saca a relucir nuestras peores características, aunque estén exageradas y juntas. Realmente te da una idea de cómo EEUU ha podido llegar a usar las armas nucleares, y del entontecimiento al que poco a poco parecemos dirigirnos.

En resumen, en este capítulo se nos han dejado muchas más preguntas que respuestas, de forma que el cóctel al que AHS nos tiene acostumbrados está empezando a tomar forma, con ideas tan variopintas y distintas que en principio serían difíciles de conjugar, pero que sin saber cómo los guionistas han acabado de hacer compatibles. Pero volviendo a las preguntas, aún sabemos poco de los personajes, además de que Coco es idiota, su ayudante una pusilánime que pronto saldrá del cascarón para salvarse, la presentadora no me imagino cómo podrá encajar, y los enamorados gente genéticamente perfecta que no se sabe qué están haciendo ni qué piensan hacer, pero que sin embargo están elevándose poco a poco con el protagonismo de la trama, o eso me parece.

¿Y vosotros, qué teorías tenéis? Dejádmelo en comentarios.



el autor

Mi nombre es Carmen, pero me llaman Kitayu. En los fríos inviernos me muevo sedienta de tinta y ocio. Bueno, a quién vamos a engañar, en verano también.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos una vez más, fieles adeptos de Oda, a un nuevo análisis de One Piece. Tras un período de baja en que, lamentablemente, la publicación…