Análisis de Arrow. Temporada 4. Episodio 3: Restauración

0

Bienvenidos a nuestro análisis de la serie de superhéroes DC por excelencia, Arrow. Si no habéis seguido los episodios anteriores os dejamos los enlaces:

Y ahora vamos con el episodio 3 de esta cuarta temporada: Restauración. En esta ocasión la Arrow-Familia se ha dividido en dos. Por una parte, Lauren y Thea viajan a Nanda Parbat con la intención de curar los ataques de ira que sufre Speedy y restaurar el cuerpo de Sarah Lance usando el Pozo de Lázaro el manantial; por el otro lado, Oliver, Diggle y Felicity permanecen en Starling City Star City persiguiendo a la banda de los espíritus e intentando solventar las diferencias entre los dos primeros.

Diggle le confiesa a Oliver que lleva dos años investigando la pista que le dio Deathshot: que quién le había contratado para matar a su hermano era una organización llamada H.I.VE. El enfrentamiento con los espíritus y con el nuevo supervillano, Apuesta Doble, servirá para que ambos acerquen sus posturas y solucionen sus diferencias.

En Nanda Parbat, Ra’s Al Ghul es reticente pero finalmente accede a introducir el cuerpo de la difunta Sarah en el Pozo de Lázaro manantial, de donde emerge totalmente transformada en una máquina asesina sin conciencia.

La restauración de Sarah lance

La restauración de Sarah lance

[spoiler]

Al final del episodio, Nissa, la hija del anterior Ra’s Al Ghul, decide destruir el Pozo de Lázaro manantial para mostrar su enfado por haber restaurado a Sarah. De esta forma los guionistas evitan que se pueda usar en el futuro para curar a cualquiera y por eso sabemos que, quién quiera que sea que se halle en la tumba del flashback del primer episodio, permanecerá muerto y bien muerto.

[/spoiler]
Arrow -- "Restoration" -- Image AR403B_0035b.jpg -- Pictured (L-R): John Barrowman as Malcolm Merlyn and Katrina Law as Nyssa al Ghul -- Photo: Diyah Pera /The CW -- © 2015 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

El nuevo Ra’s Al Ghul y Nyssa

Mientras tanto, en el pasado: Oliver Queen se ha ganado la confianza del Barón Reiter y se ha convertido en uno de sus guardias. Ahora debe optar entre mantener su tapadera o ayudar a los prisioneros que cultivan opio, elemento fundamental de una nueva drog llamada “slam”, mezcla de opio y cocaína.

Nota media del episodio: un bien bajo. El episodio resulta mejor que el anterior y tiene varios aspectos positivos. Por un lado tenemos la aparición de un metahumano: Double Down o Apuesta Doble (interpretado por J. R. Bourne), recién llegado de Central City, donde parece que les sobran supervillanos. Su origen difiere bastante de lo que hemos podido ver en los cómics. Creado por Geoff Jhons y Ethan Van Sciver para la saga de Flash, Iron Heights, su origen tenía un componente místico que no se aplica en la serie, donde está establecido que todos los metahumanos procedentes de la serie Flash deben tener un origen científico. El enfrentamiento entre Flecha Verde y Apuesta Doble está bastante bien resuelto. El villano llega a ser lo suficientemente amenazador como para proporcionar interés a la lucha.

Apuesta Doble, un nombre ridículo para un villano mortífero

Apuesta Doble, un nombre ridículo para un villano mortífero

Por otro lado tenemos la aparición de Damien Darkh (Neal Mcdonought) haciendo una demostración de sus habilidades místico-metahumanas. Insisto: da mucho miedo, por lo menos en comparación con otros supervillanos.

Y luego tenemos la trama de la restauración de la vida de Sarah Lance en Nanda Parbat, donde sale Nyssa Al Ghul, hija del anterior Ra’s Al Ghul y cuñada de Thea Queen, quien no está nada contenta con la perspectiva de que Sarah vuelva a la vida. Y por supuesto, aparece el nuevo Ra’s Al Ghul, es decir Malcom Merlyn, es decir el gran John Barrowman, actor que les da mil vueltas al resto del reparto. Su sola presencia en pantalla ya justifica la nota del episodio. La cara de cabreo ante la jugada final de Nyssa no tiene desperdicio.

En el lado negativo tenemos lo de siempre o peor: Felicity Smoak, que ya no es aquella informática pizpireta friki de los superhéroes. Ahora vale lo mismo para un roto que para un descosido. Al inicio del episodio, Oliver y Diggle impiden que uno de los espíritus se suicide arrancándole el diente con cianuro que llevaba y al regresar  a la Arrow-Cueva le dan el diente a Felicity, que nada más cogerlo dice: “Parece un premolar superior izquierdo”. Oliver Queen pone la misma cara de pasmado que nosotros. “Hubo una breve temporada en la que tuve que trabajar de  higienista dental”, afirma Felicity sin despeinarse. ¡Brillante! Esto ya no es una serie de superhéroes: es una sitcom. Sólo faltaban las risas enlatadas. Ya en el episodio anterior analizaba una huella digital como si hubiese trabajado en el C.S.I. de Las Vegas.

Posteriormente les echa la bronca a Diggle y Oliver por llevarse tan mal. Total, porque Oliver secuestrara a su mujer tampoco es para guardarle rencor. Y vemos como dos superhéroes hechos y derechos aguantan la regañida avergonzados. Avergonzados de tener que aguantarla a ella, como nosotros. Los guionistas van acumulando puntos para enterrar al personaje en una tumba bien profunda. Propongo que se cambie el título de la serie y a partir de ahora se llame Smoak. No notaremos la diferencia.

Felicity también aprovecha para revelar a Curtis Holt que trabaja con Flecha Verde, mostrándole la Arrow-Cueva cuando intentan escapar de Apuesta Doble. Holt no lleva más de dos episodios en la serie y sólo le quedan un par más para descubrir que Oliver Queen es Flecha Verde y unirse a la Arrow-Familia. Por cierto, pensábamos que la Arrow-Cueva (¿o ahora es Flecha-Cueva?) estaba donde la dejamos en las tres temporadas anteriores, es decir debajo de la discoteca. Como todos sabemos una discoteca atestada de gente es el lugar ideal para tener una guarida secreta de superhéroe. Pues no. En realidad no nos habían dado la nueva ubicación. Ahora está en situada justo debajo del edificio de Palmer Technologies (anteriormente Industrias Queen) y hay un ascensor secreto que lleva directamente a ella. ¿Y quién tuvo durante una temporada una guarida secreta bajo su edificio, a la que se accedía por medio de un ascensor secreto que la comunicaba con el ático? Una pista: cierto personaje de DC que lleva capa, orejas puntiagudas, es millonario y va de murciélago por la vida. Sólo les falta meter allí un dinosaurio y una moneda gigante. Como ya señalé en un comentario, puestos a plagiar que lo hagan sin complejos. Hay muchas sagas de Batman que podrían adaptarse perfectamente a Arrow y la seríe ganaría en interés.

Esos tacones son ideales para correr por la Arrow-Cueva

Esos tacones estilo “Jurassic World”  son ideales para correr por la Arrow-Cueva

En resumen, buenas escenas de lucha con el supervillano de turno, bien Neal Mcdonough y John Barrowman, bien por separar a la Arrow-Familia por un tiempo y muy bien por recuperar, aunque sea por pocos episodios, a Caitly Lotz (Sarah Lance) que no tendría que haberse ido. Y mal por la cada vez mayor acumulación de minutos en pantalla de Felicity y sus habilidades todo terreno. ¿He comentado que ahora también controla grúas a distancia? Todo vale para nuestra chica. Nos leemos en el próximo episodio: Más allá de la redención, con el que tengo grandes expectativas ya que estará dirigido por Lexi Alexander, quién dirigió la más que recomendable Punisher War Zone. 



el autor

Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad