Análisis de Arrow. Temporada 4. Episodio 5: Embrujado

0

Bienvenidos al análisis del mejor episodio de lo que llevamos de temporada de Arrow.

Nota media del episodio: excelente o sobresaliente o lo que queráis, pero siempre por encima del notable alto. Por primera vez esta temporada la serie parece una serie de superheroes, sin nada que envidiarle a Flash y estando a su nivel.

En el último episodio Sarah Lance, resucitada mediante el pozo manantial de Lazaro en Nanda Parbat, escapó del sótano donde estaba confinada y ahora vaga por las calles de Star City buscando saciar su sed de sangre, lo que le lleva a buscar como victimas a todas aquellas que le recuerdan a quién fue su asesina, Thea Queen. Sólo hay dos formas de acabar con esto sin matar a Sarah: o bien Sarah mata a Thea Queen o bien Flecha Verde y compañía recuperan su alma, por lo que Oliver opta por llamar a un viejo conocido de sus tiempos en Lian Yu. Ese conocido no es otro que el gran John Constantine, interpretado por Matt Ryan. ¿Conseguiran recuperar su alma y salvar a Sarah? Por otro lado, Damien Darkh le encarga una misión de sabotaje al Capitán Lance, que tendrá que recurrir a John Diggle para que le cubra las espaldas.

Mientras, en el pasado: Oliver Queen conoce a alguien que le adentrará en los misterios de la magia, un inglés cínico y cabrón que fuma como un carretero. Si, estamos hablando también de John Constantine, gran protagonista de este episodio.

Oliver y John en su época en Lian Yu

Oliver y John en su época en Lian Yu

¿Realmente se merece la calificación de sobresaliente? No se si he exagerado pero visto lo que hemos visto hasta ahora, Embrujado destaca mucho. El ritmo es frenético y no hay ninguna escena que parezca de relleno. Hasta las escenas que podrían parecernos más ñoñas tienen sentido. Los actores parecen actores de verdad y no meros modelos que recitan frases sin emoción ninguna. De verdad que es la primera vez esta temporada, salvo quizás en el episodio piloto, que me sobraban las pausas publicitarias.

¿Por qué este cambio? Creo que hay dos motivos. Por un lado, la trama del episodio y la aparición del personaje de Constantine. El episodio se centra en una trama en concreto, busca cerrar el tema de la resurrección de Sarah para que se vaya de una vez a Legends of tomorrow y no pierden el tiempo en otras cosas, aunque dejan pequeñas pinceladas argumentales para seguir avanzando en la serie. Tienen algo que contar y lo hacen y no dan la sensación de no saber bien que camino seguir.

El personaje de Constantine aporta otro aire al episodio. En medio de tanto personaje atormentado y con angustias existenciales, el inglés cínico y descreído con aires de “todo me importa un bledo pero aquí estoy para lo que haga falta” resulta simpático y te deja con ganas de que regrese a la serie. Es más, te deja con ganas de que sustituya a algún que otro personaje fijo.

John Constantine, genio y figura

John Constantine, genio y figura

¿Por qué fracaso la serie Constantine el año pasado? John Constantine es un personaje de cómic muy difícil de adaptar a otros medios. Ya fracasó en aquella pésima película protagonizada por Keanu Reeves (que de Constantine sólo tenía el nombre) y su serie de televisión fue cancelada antes de finalizar la temporada. Creado por Alan Moore para Swamp Thing (La cosa del pantano), su popularidad fue en aumento hasta llegar a tener serie propia, Hellblazer. Pero siempre ha sido un personaje de autor. Por la serie han pasado guionistas como Brian Azzarello, Paul Jenkins, Jaime Delano, Peter Milligan o Garth Ennis, escritores muy personales que se han valido de la serie para plasmar sus propias filias y fobias, lo que llevó a unas etapas dentro de la serie muy diferentes unas de otras. Hellblazer y John Constantine no fueron una serie mainstream ni un personaje para todos los públicos y quizás eso haya lastrado su adaptación a otros formatos.

Por cierto, ECC Cómics acaba de editar John Constantine Hellblazer: Horizonte de sucesos, una número autoconclusivo de grapa al precio de 1 euro que corresponde al número 201 de la edición original, guionizado por Mike Carey y dibujado por Leonardo Manco. Es una buena oportunidad para acercarse al personaje con vistas al lanzamiento de su nueva colección, Constantine.

Hellblazer, nada que ver con Keanu Reeves

Hellblazer, nada que ver con Keanu Reeves

El segundo punto que quizás haya hecho que el episodio sobresalga sobre el resto de la temporada es la dirección. Si en el episodio anterior tuvimos como directora a Lexi Alexander, en este tenemos a un ilustre veterano: John Badham. ¿Qué quién es? Pues ahora no me voy a extender en el tema porque tengo materia para un próximo artículo pero podéis tener por seguro que es alguien que sabe muy bien lo que hace, sabe como dar ritmo a la historia y sabe dirigir actores. A sus 76 años no es ningún aficionado ni ningún recién llegado a la dirección y es la prueba de que deberíamos empezar a fijarnos en quién dirige los episodios de las series ya que, con saber el nombre, podremos tener una pista de por dónde van a ir los tiros. Por eso el próximo episodio también promete un mínimo de calidad ya que estará dirigido por Antonio Negret, licenciado Suma Cum Laude por la USC School Cinema y director de Transit, con Jim Caviezel. Una vez recuperada el alma de Sarah Lance, es hora de que Ray Palmer, El Átomo, regrese al mundo de los vivos. Próximo episodio: Almas perdidas. Sed felices.

Y os dejamos los enlaces a los análisis anteriores. Normalmente van al principio pero la emoción del episodio ha hecho que nos despistemos.



el autor

Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad