InicioseriesArrow (Análisis de los capítulos)Análisis de Arrow. Temporada 5. Capítulo 1

Análisis de Arrow. Temporada 5. Capítulo 1

Bienvenidos al análisis del primer episodio de la quinta temporada de Arrow y a la vez, bienvenidos a mi debut como analista de los capítulos de la serie del arquero esmeralda. Hoy, como lo hacía Oliver Queen / Green Arrow en su quinta temporada, me estreno en esta labor de analista sustituyendo a Pedro Pérez. Espero que mi análisis os guste y al menos os ilusione en parte como a mi me lo ha hecho éste episodio. Sin más preámbulos, empezamos, no sin antes recordar a los lectores que si quieren pueden acceder a los análisis de los episodios anteriores, comentados por Pedro en el siguiente link.

Análisis de los episodios anteriores

En el capítulo que lleva por título “Legado”, hemos iniciado la quinta temporada de “Arrow” y empezamos donde lo dejó la temporada anterior: con un Equipo Arrow dividido, en el que tan solo Oliver y Felicity se mantienen a bordo, con Laurel muerta pero como un mito para la ciudad, con Diggle en el ejército para volver a encontrarse consigo mismo y con Thea queriendo una vida normal y alejada del arco, las flechas y su traje de cuero rojo. Precisamente con Thea empieza el episodio para mostrarnos como ella ha asumido un cargo de responsabilidad en el Ayuntamiento de Star City, en donde no olvidemos, su hermano Oliver fue nombrado alcalde al final de la anterior temporada. Con ello vemos que Oliver está siendo realmente un pésimo alcalde de cara a la opinión pública ya que debido a su otro trabajo como justiciero, no puede centrarse tanto como seria necesario al cargo y por ello acude tarde por ejemplo a una celebración del Departamento de Policía de la ciudad. El motivo: Green Arrow hacia frente al villano Anarchy, omnipresente en la temporada 4. Se agradece que solo se haya utilizado a Anarchy como recurso de acción y no se hayan centrado en él como el villano del episodio o un villano secundario del mismo, como sucedió varias veces en la temporada anterior. Eso ha permitido dos cosas: la primera, ver una gran secuencia de acción en “Arrow” como hacía tiempo que no se veía; la segunda, entrelazar la amenaza de bomba de Anarchy (solucionada por Felicity mediante una flecha de Oliver) con la presencia de otros justicieros enmascarados en la ciudad que pretenden seguir el ejemplo de Green Arrow y Black Canary, en este caso Wild Dog. Éste quiere ayudar al arquero esmeralda a luchar contra el crimen de la ciudad, y a pesar de la insistencia de Felicity en que Oliver necesita nuevos compañeros de equipo, Oliver se resiste y no quiere aficionados porque cree que Thea y Diggle van a volver en un momento u otro. El hecho de como Oliver le dispara una flecha en la pierna a Wild Dog para que no vuelva a verle me recuerda mucho a como en la temporada 2 hizo lo mismo con Roy Harper.

El capítulo en cuestión gira alrededor de tres temas, los cuales los guionistas esta vez han sabido relacionar a la perfección. Estos tres temas son: la corrupción en el Departamento de Policía de Star City, a la cual Oliver Queen quiere combatir y tiene como principal reto como alcalde; la construcción de un nuevo Equipo Arrow que Felicity reclama y Oliver rechaza; y por último la promesa que Oliver le hizo a Laurel justo antes de morir y que nos dejaron con la incógnita la temporada pasada, la cual es que ella no sea la última Black Canary y Oliver se cuide de pasar el legado.

Oliver tratará de mejorar las cosas en la ciudad tratando de inspirar a la gente por medio del ejemplo de Laurel Lance / Black Canary y por eso inaugura su estatua, reconociendo que podría haber destinado estos recursos en otras áreas, pero que honrar a Laurel era importante y con esto puede servir para unir a la gente en su lucha contra el crimen y la construcción de una ciudad mejor. Eso también debe servir de inspiración para un Quentin Lance que lo ha dejado con Donna y ha caído nuevamente en la bebida. “Un alcohólico necesita una razón para estar sobrio” dice él, y es que cree que ya no tiene nada por lo que luchar. Su hija está muerta, le ha dejado su pareja y no puede ejercer su trabajo en la policía. Sin embargo las palabras de Oliver servirán para inspirarle. En éstas es cuando los hombres de Tobias Church, uno de los nuevos grandes villanos de la temporada, aparecen en escena, disparan a policías y público de la inauguración de la estatua de Laurel y secuestran a Oliver con el motivo de alarmar a Green Arrow y éste acuda a rescatar al alcalde.

laurel

La estatua de Laurel para inspirar a la gente

La verdad es que éste primer episodio de la temporada cinco ha sido una grata sorpresa para mi. Durante el verano, los guionistas y productores de la serie nos anunciaron que regresarían a la esencia de la serie, o sea a sus inicios, a las dos primeras temporadas de “Arrow”, donde la serie bebía mucho del Batman de la trilogía de Nolan y su visión realista. Unas dos primeras temporadas en donde aunque se empezó a introducir elementos de cómic como la superfuerza generada por el mirakuru o el accidente a Barry Allen que lo convertiría en Flash, se había construido de una forma bastante plausible y con un tono muy acertado para la serie, la cual podía no ser una gran adaptación del cómic del arquero pero sí era un buen producto de acción y de hecho sirvió de impulso para muchas otras series del género, incluidas las magníficas series de Netflix/Marvel. Como decía, los showrunners de la serie nos habían prometido un regreso y aunque los primeros trailers eran prometedores, yo era bastante escéptico por el hecho de introducir a un nuevo equipo de justicieros. Creo precisamente que esta fue una de las lacras de la temporada anterior, y es que a parte de que las coreografías de lucha dejaban mucho que desear, casi siempre mostraban a un Green Arrow derrotado en las peleas o que necesitaba la ayuda de sus compañeros, algo que resultaba sorprendente teniendo en cuenta que Oliver Queen había sido capaz de vencer a villanos como Malcolm Merlyn, Deathstroke o Ra’s Al Ghul entre otros, además de haber combatido a metahumanos como Flash o el Reverse Flash y haber demostrado que podía vencerlos. Eso a parte de que Oliver empezó su andadura como El Justiciero en la temporada 1 totalmente solo, con lo que aunque Diggle y Felicity acabaron siendo decisivos, no era tan dependiente de un equipo en el campo de batalla. El caso es que esto se ha solucionado ésta temporada y no han necesitado varios capítulos para remediarlo, han tenido suficiente con uno para lograrlo.

Han sido varias cosas las que nos han hecho recordar las raíces de la serie en este primer episodio de la quinta temporada y todo eso lo han logrado con un episodio repleto de acción, brutalidad, oscuridad, nuevos stunts, nuevos juegos de cámara, historias bien construidas, personajes renovados e incluso guiños al cómic con una trama “nolanizada”. Una de las cosas que nos lo ha hecho recordar ha sido precisamente la trama del secuestro. A todos nos ha recordado ese secuestro del piloto, que Moira Queen, la madre de Oliver orquestó para saber si Robert le había contado algo de la Iniciativa a su hijo. En aquella ocasión vimos un Oliver atado que estaba siendo torturado y que por sorpresa de los secuestradores, se liberaba y los asesinaba rompiéndoles el cuello manifestando aquello de “lo siento, nadie puede conocer mi secreto”. Pues exactamente esto sucedió en este episodio, cuando uno de los policías corruptos, a las órdenes de Church le estaba pegando. Oliver le avisó de que si volvía a pegarlo lo mataría, el otro se burló de cómo lo haría si estaba atado a una silla, Oliver le mostraría las manos desatadas y luego le rompería el cuello para que nadie conociera su secreto. En éstas aparece de nuevo Thea con el traje de Speedy para ayudarle a escapar, y ve como su hermano mata a sangre fría algunos de los hombres de Church para escapar.

El hecho de volver a ver a Oliver matando lleva a un debate moral con su hermana Thea, la cual le replicará a su hermano que haya retrocedido otra vez a matar, lo cual resulta un poco curioso ya que precisamente éste debate se dio en la temporada anterior pero con las tornas cambiadas. Oliver le contestará a Thea que hay ocasiones en las que matar es necesario y que lo hace por Laurel, porque el año anterior tuvo varias ocasiones para matar a Damien Darhk y no lo hizo, y con ello acabó permitiendo que Darhk asesinara a Laurel. Thea en cambio, cree que honrar a Laurel es precisamente no matar, de hecho por esa misma razón ella no quiere volver a ser Speedy y le dice a su hermano que ahora que tiene el cargo de alcalde lo aproveche para cambiar las cosas, ahora tiene el poder de hacer las cosas distintas y no es necesario matar. Sin embargo Oliver le contesta que ha topado con la realidad, y si bien no puede ejercer como alcalde como él querría, le responde que el cargo le da una información privilegiada que puede utilizar mejor como Green Arrow y debe aprovecharlo. Aunque este pueda parecer un debate de la temporada anterior entre los dos hermanos, la realidad es que se sitúa más entre las dos primeras temporadas que no en la cuarta, y es que si Oliver dejó de matar fue por honrar a su amigo Tommy, quien murió al final de la primera temporada. Oliver quiso cambiar su forma de actuar porque su amigo le había llamado asesino, algo que también había hecho Diggle en su momento y Oliver empezó a cambiar. Sin embargo Oliver ahora es más experimentado y sabe que no todo se basa en luz o oscuridad, sino en tonos grises. El Oliver Queen que mató al primer Conde Vértigo para salvar a Felicity en la temporada 2, cuando ya había dejado de matar es un ejemplo de esto. Cuando la vida de alguien está en peligro, no hay nada que decidir, si hay que matar a alguien por ello lo hará, y en mi opinión, eso es lo que hacía que Arrow como justiciero fuese más eficaz que el Green Arrow de la temporada anterior. Siempre provoca mucho más temor al criminal un justiciero que si es necesario mata, que aquél que solo pega palizas, e incluso en el caso de la temporada anterior, que ni siquiera torturaba para obtener información. En este sentido, el nuevo Green Arrow me recuerda mucho al Batman de Ben Affleck en “Batman v Superman”.

arrow5

El mejor Arrow/Green Arrow ha regresado

Otro detalle a destacar que se puede comparar con la primera temporada es el villano Tobias Church y es que él procede de otra ciudad, con un modus operando que se basa en el uso del puño americano y explica que lo primero que se debe hacer tanto en una ciudad como en una cárcel es ganar al pez más gordo para así ganarse el respeto de los demás. En ese caso, el pez gordo de Star City es Green Arrow, de ahí su interés en orquestar el secuestro del alcalde y otra gente. Eso me recuerda al episodio 13 de la primera temporada, titulado Betrayal (Traición) en donde un criminal llamado Cyrus Vanch secuestró a Laurel Lance con el motivo de provocar a El Justiciero para asesinarlo y así afianzar su posición como el líder del inframundo de la ciudad. Sin lugar a dudas, el ejemplo es similar.

Posteriormente, Oliver necesitará rescatar a los otros secuestrados por Tobias Church y sí, necesitará un equipo, pero otra vez rechaza los candidatos de Felicity y en cambio apuesta por los policías que le recomienda Quentin Lance, gente de su total confianza, que para nada son corruptos. La elección me pareció fenomenal y la verdad es que nos dieron una buena secuencia de acción, mucho mejor con ellos que no con todo un equipo de vigilantes y justicieros. No resultaba creíble el año pasado ver a HIVE disparando al Equipo Arrow y fallando todos los disparos contra tíos que usaban los puños, una porra y arco y flechas para pelear. En este caso hemos visto algo mucho más realista, al estilo de un equipo SWAT y la verdad, a Green Arrow le pega mucho más un equipo de ese estilo, una ayuda policial cuando la necesita, como en la temporada 1, que no con todo un séquito de justicieros. En esa secuencia es cuando tuvimos algunas de las mejores escenas de acción, que muy acertadamente en algunos casos pasaron a cámara lenta, mostrando entre otros momentos, a Oliver usando flechas con truco para atarse a un helicóptero o una flecha con paracaídas. Eso son momentos sacados directamente de las viñetas que como aficionado a los comics se agradecen. Me encantó ver elementos de cómic en una historia tan nolanizada. También hay que destacar que en el universo de “Arrow” no es la primera vez que Oliver usa esa flecha, ya que en el cómic de la temporada 2.5 (canon del tiempo entre temporadas 2 y 3) también la usó para rescatar a Roy Harper en sus primeros momentos como Arsenal, sin embargo sí es la primera ocasión que se le ve usarla en TV y espero que no sea la última vez. Con todo, Church consigue escapar y convoca a todas las organizaciones mafiosas de la ciudad, diciéndoles que a partir de ahora deberán trabajar para él, entre ellas incluso hay el clan Bertinelli, la familia de Helena, la Cazadora, quien se ha rumoreado que podría regresar esta temporada.

prometheus

Prometheus promete en su primera aparición

Para acabar el episodio, vemos a Oliver hablando con Diggle por webcam, pidiéndole consejo acerca de si debería o no formar un nuevo equipo. Oliver necesita a su John Diggle, sin embargo Dig afirma que el Equipo Arrow necesita nuevos miembros pero no cree que él deba regresar. Finalmente Oliver acepta que debe ingresar a nuevos jugadores en su equipo, y entre ellos estará Curtis Holt. En los segundos finales, aparece Prometheus, el gran villano de la temporada, quien con un parecido tremendo a Green Arrow, salvo por su máscara que le oculta totalmente el rostro, asesina brutalmente a uno de los policías recomendados por Quentin Lance a Oliver Queen. Tiene buena pinta este villano. Comentan los showrunners que ese villano es el legado de las acciones de Oliver Queen en la primera temporada. Me encanta la primera impresión de él. Parece que va a ser alguien muy parecido a lo que en su momento fue Malcolm Merlyn en la primera temporada y lo que desgraciadamente no aprovecharon con Komodo. Ahí hay dos candidatos para ser tal villano: Tommy Merlyn, resucitado ya sea debido a Flashpoint o por su padre con alguna artimaña, quizá cuando era Ra’s Al Ghul, lo cual tendría su gracia ya que Oliver dejó de matar por él y ahora ha vuelto a hacerlo tras la muerte de Laurel; o bien Kyle Reston, un personaje que ya apareció en la primera temporada en el episodio 6, cuyo título Legacies (Legados) precisamente podría darnos relación con él. Se trata del hijo de un antiguo empleado de Industrias Queen que atracaba bancos y murió a brazos de un Oliver Queen que se quitó la capucha y le mostró su rostro antes de que muriera.

kyle

Kyle Reston podría ser Prometheus

Para acabar mi análisis tengo que hacer referencia sí o sí a los flashbacks. En estos también se regresa a las primeras dos temporadas, en especial a la primera y de dos formas magníficas. La primera es que desde hacía mucho tiempo no habíamos visto un episodio en el que la trama de los flashbacks fuese tan atractiva, y es que la Bratva tira y mucho. Oliver se reencuentra con su amigo Anatoly y le explica que ha viajado a Rusia para cumplir una promesa y matar a Kovak. Anatoly lo conoce y sabe que no será sencillo, por eso decide introducirlo a la Bratva y allí también hemos visto buenas secuencias de acción; como un miembro de la Bratva le preguntaba acerca del librito de Oliver con los nombres de la Iniciativa, entre ellos Adam Hunt, Daniel Brickwell etc; así como hemos descubierto como aprendió Oliver a desatarse de una silla a la que lo hayan maniatado (gracias a una dolorosa aportación de Anatoly). En las dos primeras temporadas había momentos en los que los flashbacks eran incluso más atractivos que la historia del presente. Éste año tiene toda la pinta que va a ser así e incluso estoy seguro que habrá episodios como en las dos primeras temporadas, en los cuales la trama principal giren en los hechos de los flashbacks.

Ya por acabar, ahora sí, y es que estoy eufórico por un gran episodio de “Arrow”, que me pareció él solo mejor que toda la temporada 4 al conjunto, se agradeció mucho que Felicity recuperara el papel de sus primeras temporadas, un papel secundario y agradable, en el que ella no sea la protagonista absoluta del show. Por cierto, ella ha iniciado una relación amorosa con el nuevo inspector de policía. Veremos lo que dura y si realmente los showrunners tienen la intención de volver a relacionarla sentimentalmente con Oliver. Los Olicity así lo desean. Yo por mi parte, espero que independientemente de si lo hacen o no, Felicity siga siendo el personaje de éste primer episodio y de las dos primeras temporadas.

felicity

Recuperamos la Felicity que nos gusta a todos

Eso es todo, espero que les haya gustado mi análisis. Nos vemos la semana que viene con el segundo episodio.

Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

3 COMENTARIOS

  1. No ha estado mal, yo abandone la serie en la tercera temporada. Pero de casualidad y aburrimiento me vi el capitulo por Youtube y me quede con una sonrisa despues de verlo. Buenas escenas de accion, de hecho cuando lo hacen bien como en las primeras temporadas no tienen mucho por no decir nada que envidiar a Daredevil,humor bien llevado,Flashbacks interesantes, y aunque los guionistas son un disco rallado en cuanto a los dilemas morales de cada personaje,el guion (de momento) ha estado ligero y bien llevado. Si quieren pueden redimirse esta temporada y volver a la mas que entretenida serie que fue en sus inicios porque este es el Green Arrow que mola,estos son los capitulos que me gustaban de Arrow. Peeero no le tengo nada de fe a la gente de CW,todos sabemos que en un par de capitulos volveran a la mediocridad y nos volveeran a colar Olicity esta morirnos del asco. Creo que por ahora voy a esperar a que termine la temporada al completo, hacer balance y despues ya vere si la retomo o no. Saludos y esperemos que sigan por el buen camino.

    • En primer lugar gracias por responder. Coincido en que ha sido un gran episodio y con buena secuencia de acción y que nada tiene que envidiar a las coreografias de Daredevil. Es algo que se agradece después de dos temporadas en donde la coreografia fue pobre, tan solo estuvo bien con Ra’s Al Ghul y Nyssa. A Arrow le va bien cuando vemos a Oliver solo o como mucho con un compañero o donde los compañeros son la policia como en este episodio. Respecto a lo demás que comentas ya se verá. Haber regresado a la trama de mafiosos y tal puede beneficiar mucho a la serie, lo que no sé es si el crossover lo dejará todo como muy alejado de su temática y estilo pero por lo demás pinta bien. Respecto a Olicity ya veremos qué ocurre, espero que no se dé y si lo hacen sea con menos ñoñerias y con un protagonismo moderado de Felicity, que no se pasen con ella y no sea ella la protagonista absoluta del show

      • Gracias a ti por responder tambien. Esperemos que sigan por ahi,que sea una temporada de redencion pero el gran lastre,el que posiblemente impida eso son las temporadas exageradamente largas de 23 capitulos que dan para relleno y bajones de ritmo de todo tipo y clases. Las series de Dc se beneficiarian mucho con temporadas con los estandares actuales: 10,12,13 capitulos a lo sumo. Cw deberia replantearse esa forma de hacer television a la “antigua” que tienen.La segunda de Flash sufrio mucho por eso.saludos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de Titans (Titanes). Temporada 3. Capítulo 9

Bienvenidos, seguidores de Titanes (Titans) a otro capítulo más de esta serie de HBO Max que tan buenos momentos nos está dejando. En este...