Análisis de Arrow. Temporada 8. Episodio 1: Starling City

4

Bienvenidos a un nuevo análisis de Arrow, la serie de The CW y DC que ha dado lugar a todo un sub-universo. Oliver Queen, Stephen Amell, ha regresado para irse de parranda por el Multiverso. Vamos a ver que da de si esta nueva temporada pero antes os dejo con el enlace a análisis anteriores.

Si sois amantes del universo televisivo de DC, ya sea el de CW o el de DC Universe, creo que deberíais echarle un vistazo a los análisis de las diferentes series.

Bienvenidos a Lian Yu, otra vez

El episodio no podía empezar mejor. Sabemos que viajaremos al pasado de la serie (en un ejercicio meta-referencial inédito en ella y que ya veremos como les sale) así que nada mejor que empezar por el principio, calcando la escena inicial del episodio 1 de la primera temporada. El encapuchado enciende la flecha en Lian Yu y la imagen de la máscara de Deathstroke, ensartada por una flecha en el ojo, es sustituida por la capucha del mismísimo Batman. ¡Toma ya! La cosa promete. No será la única referencia que tengamos de Bruce Wayne. Seguidamente vemos que es nuestro Oliver, el de toda la vida, el que se largo con El Monitor al final de la temporada anterior, el que está bajo la capucha. Estamos en Tierra 2, donde Oliver no sobrevivió al naufragio del Queen Gambit. Su misión: conseguir partículas de estrella enana para El Monitor. Como curiosidad podemos señalar que una estrella enana es lo que daba poderes al Átomo en los cómics.

El primer problema: un Arquero Oscuro se le ha adelantado. Oliver presupone que Malcolm Merlyn está bajo la máscara pero pronto se lleva una sorpresa. Malcolm está casado con su madre, Mia Thea ha muerto por sobredosis de vértigo y Tommy Merlyn está vivo y es precisamente este último quién se esconde bajo la capucha oscura, buscando venganza en los Glades por la muerte de su medio hermana.

Me pareció ver un lindo murcielaguito

¿Y el Green Arrow de Tierra 2? Se siente. De momento sólo tienen su propio encapuchado, quien resulta ser… Adrian Chase! Para rematarlo, colabora con Laurel Lance / Black Canary. Ellos ayudarán a Oliver en su misión; del lado de Tommy encontraremos a Dinah Drake y René Ramirez, que en este caso se han pasado al lado oscuro. Para rematar, también tenemos a John Diggle, que ha llegado desde Tierra 1 gracias a Cisco Ramón. Su presencia es una re-afirmación de que Oliver no puede estar sin él. John Diggle es a Green Arrow lo que Robin a Batman. La misión de Oliver termina bien, eso si, no sin antes pasar por las luchas made in CW, es decir a oscuras y con muchas patadas voladoras, que a veces dan el pego y a veces se ve a leguas que no han acertado ni de casualidad. Lo mejor es el final, cuando hace su aparición la ola de anti-materia que destruye el mundo, con todos desapareciendo al estilo Infinity War y con Oliver, Laurel y John atravesando un portal para regresar a Tierra 1.

Tengo miedo, Sr. Stark

Mientras tanto, en 2040

Creía que la trama ambientada en el futuro que vimos en la séptima temporada se quedaría en una anécdota pero esta visto que no. Los herederos del Team Arrow siguen con su misión de salvar Star City. Mia Smoak, William Clayton, Connor Hawke y Zoe Ramirez se enfrentan a la  Pandilla Deathstroke, liderados por John Diggle Jr., erigido como Deathstroke 2040. El Team Arrow 2040 consigue frustrar el secuestro del empresario que el nuevo Deathstroke quería llevar a cabo. Los papeles del nuevo equipo quedan pronto establecidos: Mia es la nueva Green Arrow, William la nueva Felicity, Connor el nuevo Spartan y Zoe la nueva Wild Dog. La verdad es que esta trama me sobra. Queda por ver si van a algún lado o si es un simple relleno para crear tensión en la trama principal.

Viejos conocidos

Sin duda lo mejor del episodio es reencontrarse con personajes que habían dejado su huella. Ahí están Tommy Merlyn, que siempre he pensado que se cargaron demasiado pronto; Moira Queen, cuya muerte fue impactante; Malcolm Merlyn, que siempre fue de lo mejor de la serie gracias en gran medida al carisma de John Barrowman; y también Adrian Chase (Josh Segarra) que por los comentarios en el post que resume las temporadas anteriores fue un personaje que dejó huella. Quizás por eso han decidido darle una despedida en forma de redención. ¿Habría sido un héroe en otras circunstancias? Los guionistas parece hacer incapie en eso. Es más, el episodio parece un ajuste de cuentas (para bien) con todos esos personajes y con los actores que los interpretaron, en especial en el caso de Chase y de Tommy. Hay que recordar que Merlyn es un enemigo propio de Green Arrow en los cómics, quizás de los únicos con los que cuenta en exclusiva y que su nombre en los cómics es precisamente Tommy Merlyn. Creo que, en un intento de despistar a los fans en la primera temporada, no quisieron que fuese muy evidente y traspasaron el personaje a su padre.

En resumen, se trata de un buen episodio. El inicio, como ya he comentado, resulta muy bueno pero después hay mucho de introspección. Es lo que antes he señalado: la serie se ha convertido en una serie meta-referencial cuyo referente es ella misma. Si no has visto las temporadas anteriores, este no es un buen episodio para engancharte. Si queremos ponernos exigentes, podríamos hablar también de un cierto abuso de las lágrimas que provocan los re-encuentros entre Oliver y su madre, entre Oliver y Tommy, Oliver con John, etc. Quedan, eso si, unas cuantas secuencias de acción que siguen con la tónica habitual de la serie donde destacan un par de detalles, como cuando Black Canary intercepta las flechas dirigidas a Oliver o la paliza que este le da a Tommy. Es un capítulo para fans muy fans porque se dedican, en gran parte, a recrear escenas y situaciones del primer episodio de la serie: mismos escenarios, frases iguales, coreografías prácticamente calcadas,etc. Aunque también es verdad que a estas alturas no estaríamos aquí si no fuésemos fans muy fans. Veremos a donde nos lleva la ola de anti-materia. Por lo pronto, en el próximo episodio nos vamos a Hong Kong. Un saludo y sed felices.



el autor

Toda la vida leyendo cómics. Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

4 comentarios

  1. Diego García el

    Buen análisis. Parece que esta temporada va a ser un homenaje a las anteriores. La hermana de Oliver no se llama Mia, se llama Thea. Y Tierra 2 desaparece al estilo de Crisis en Tierras Infinitas, no como Infinity War.

    • Pedro Pérez S. el

      Gracias Diego. Tienes razón. Ya lo he rectificado. Mia es la hija y se ve que se me fue la pinza. En cuanto a lo de que desaparecen al estilo Infinity War, me refiero a los personajes, desvaneciéndose de esa forma gradual. Recuerda poderosamente a cuando se esfumaban en cachitos en la película de Marvel (aquí lo hacen en humo). En Infinity estaba más currado pero también había más dinero. Para que no hubiese dudas, he cogido el tomo de Crisis en Tierras Infinitas y los mundos desaparecen en viñetas blancas, no a colorines. Habría sido más fiel al original pero seguramente en pantalla habría quedado peor, por lo que parece una buena opción. Un saludo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Hickman llega al final del camino con este Powers of X 6. Se acaba su macrohistoria y el resultado no puede ser mejor. El guionista ha logrado todo lo que…