Análisis de Counterpart. Temporada 1. Capítulo 10. Final de temporada

10

Por fin llegó el día. Tras una semana de ausencia, Counterpart regresa para culminar la travesía que ha sido esta primera temporada. Temporada sumamente interesante y que ha sorprendido a más de uno (yo incluido). Pero antes de meterme en valoraciones sobre este capítulo final, repasemos lo que nos ha ofrecido en cuanto a progresión argumental y qué se guarda para la siguiente (que ya ha sido confirmada). Si no estáis al día o queréis echarle un ojo a los análisis anteriores, por aquí dejo un link.

El alzamiento del muro

Tras el tiroteo del último episodio, la Oficina rápidamente toma cartas en el asunto y trata de disimular lo mejor posible lo turbio de la masacre, dejándolo solamente en un caso aislado de violencia laboral acometido por un solo individuo. Pero este es el menor de sus problemas. Con uno de los asaltantes moribundos en territorio de nadie, la guerra diplomática da comienzo.

Peter, sano y salvo tras el accidente, contempla atónito por televisión lo acontecido en la Oficina. Clare aparece y descubrimos que lo que parecía un intento de suicidio más bien pobre, era en realidad una coartada para protegerse a él y a su mujer. Complacida por la implicación de su marido, Clare le informa por encima acerca del burocrático y convulso porvenir. “Ni siquiera ha empezado”. Sabe que él está de su lado, que ha cedido por completo y que, en cierto modo, ella vuelve a tener el poder. Durante toda la escena desprende aires de dominancia y serenidad, casi tratando a Peter (para variar) como a un niño que trata de comprender un mundo de adultos.

Cuando Quayle regresa al trabajo, lo inconcebible sucede: le felicitan. Fue el único que lo vio venir y, a pesar de haber estado ausente los últimos días, el reconocimiento es tal que le lleva a ser nombrado jefe de investigaciones en busca de más infiltrados por la misma Dirección. Lo que nos lleva a otro de los puntos interesantes del capítulo.

Ambos lados se reúnen de manera simultánea con Dirección para discutir el plan a seguir. Y lo hacen aglomerándose alrededor de un misterioso y enrevesado cachivache, que hace las veces de walkie-talkie con los jefazos. Pero la cosa no se queda ahí, ya que a parte del rimbombante aspecto del artilugio en cuestión, es requerida la presencia de un ser humano dotado con las inusitadas capacidades para descifrar el ignoto dialecto en el que los líderes se comunican. Tras exponer cada uno sus respectivas versiones, las reuniones terminan con un mismo veredicto: no hacer nada.

El hombre termina muriendo y, al no haber admitido el otro lado su implicación, se cierran las compuertas que conectan ambos mundos, instaurándose el más frío de los silencios y sumiéndose en el océano de la paranoia y desconfianza.

Ni Alpha ni Prime, solo Howard Silk

Durante el transcurso de esta temporada, hemos ido apreciando cómo el descubrimiento del otro lado ha ido afectando a Howard Silk, adoptando cada vez más rasgos de su contrapartida. Pero quizás una de las transformaciones que ha pasado más desapercibidas ha sido precisamente la de Prime. Ambos han estado pasando tiempo en realidades que no les pertenecían y, siendo la misma persona de base, han ido adoptando los rasgos que su “otro” había desarrollado: Prime enterneciéndose y Silk endureciéndose. Y como vemos en este capítulo, poco a poco están convergiendo en un mismo Howard. Y precisamente por eso, sus ambiciones se acabarán cruzando.

Nuestro Silk original (el que sería del lado considerado como Alpha) parece estarse dando cuenta de ello y se reúne con Pope, buscando regresar a su antigua vida. Pero con Alexandre Pope no se juega, y la propuesta de Howard no está a su altura, por lo que no le es útil y decide eliminarlo. Atónito ante la tentativa contra su vida, Silk reacciona impulsivamente y le atiza con lo primero que encuentra, dejando tan solo un cuerpo sin vida a sus pies. De repente Ian entra en escena. Después de que un emotivo y destrozado Howard se sincere, Ian hace que se lo lleven encapuchado a un tal Echo con las palabras: “Dile que no quiero volver a ver a este cabrón”. Si es para llevarle al otro lado o para deshacerse de él, no lo sabemos, pero no pinta bien…

Sensaciones tras la primera temporada

Una observación curiosa es que la serie es prácticamente una recreación del Berlín de 1961. Presenta algunas similitudes notables como por ejemplo:

  • La frontera entre ambos lados es una especie de Checkpoint Charlie.
  • Hubo una famosa muerte en la frontera de las dos Alemanias, un tal Peter Fechter, que murió desangrado porque nadie se atrevía a tocarle, caso sospechosamente similar al de Counterpart.
  • La paranoia característica de la Guerra Fría en ambos lados (que veremos incrementada en la segunda temporada).
  • El cierre de las puertas sería algo similar al alzamiento del muro de Berlín

Personalmente, creo que Counterpart ha sido una de las grandes revelaciones de este año. A pesar de las similitudes con otros productos al inicio, ha sabido establecer una personalidad propia con una historia y estilos sumamente originales. Si tuviera que definir la serie con dos palabras sería elegancia y sutileza. Lejos de moverse por el frenesí de la acción y de lo impactante, Counterpart funciona por el subtexto, por lo que hay más allá de la pantalla, por lo que ocurre entre bambalinas. Y lo hace gracias al titánico trabajo que hay puesto en la construcción de su universo y de sus personajes, estos últimos más ricos e interesantes con el transcurso de los episodios.

Y este final es acorde con lo que ha sido la serie hasta el momento: sutil. Los momentos de grandes revelaciones y trepidantes secuencias han sido pocos y milimetrados, evitando mostrar más información de la imprescindible para que funcione.

Incógnitas para la siguiente temporada

Imagino, espero y deseo, que el plan de Pope no se vaya a ir al traste de manera tan repentina y anticlimática. Su muerte es por supuesto un inconveniente, pero si algo hemos aprendido de él es que es un hombre meditabundo y planificador, es posible que su plan sea capaz de seguir sin él. Y un pequeño detalle: no sabemos nada del Pope del otro lado. Es una baza muy interesante y que no ha recibido ninguna clase de atención. ¿Estarían en contacto, incluso trabajando juntos? ¿Vive? ¿Hasta qué punto se parecen? ¿Es consciente de la existencia de otro lado?

No sabemos qué pasará con Howard y el misterioso Echo, aunque no creo que sea un gran tema a desarrollar en la segunda temporada, incluso me arriesgaría a decir que puede que sea una respuesta simple o poco rebuscada, como que solamente le lleve al otro lado.

En una entrevista, el creador Justin Marks afirmaba que la segunda entrega de Counterpart estará más centrada en las crecientes paranoias y profundo malestar entre ambos lados, y que mostrarán más la figura de Dirección, llegando a hablar de ella casi como un personaje más. ¿Son varias personas o solo una? ¿Son personas? (Quizás me haya flipado con esta última, pero es lo primero que me vino a la mente). Y también afirma que se centrarán más en dar contexto acerca del origen de ambos lados y la Oficina tal y como la conocemos.

Sea como sea, Counterpart no ha decepcionado en su primera temporada y se despide dejando el listón bien alto. ¿A vosotros qué os ha parecido? ¿Tenéis alguna teoría? Me encantaría poder debatir acerca del devenir de la serie, así que no dudéis en comentar, porque hasta la segunda temporada, solo podemos hacer lo que venimos haciendo con esta serie: especular.



el autor

Proyecto de todo sin llegar a nada. Estudio guión cinematográfico y en ocasiones me creo crítico. Vivo en una divagación constante y no me arrepiento de ello. También doy la chapa en Twitter @PablodesdeMarte.

10 comentarios

  1. Yo creo que Dirección está en un punto neutro, entre los dos lados. Tal vez en un tercer mundo, no lo se, pero si en un punto neutro. He pensado, aunque no iría muy acorde al estilo de la serie, que podría tratarse incluso de un extraterrestre.

    • Buenas Masterofseries y gracias por comentar. La verdad es que es una teoría interesante, la existencia de una especie de zona neutral entre ambos lados de la cual no ha habido mención hasta el momento, es una baza a tener en cuenta. Aunque no sé si un tercer mundo sería rizar ya mucho el rizo.

      Entiendo también por lo que dices que entonces Dirección sería la misma en ambos lados, lo que generaría las dudas del porqué se comportan de manera tan distinta en ambos lados y las motivaciones que hay detrás del generar ese conflicto entre los dos Berlines. Una teoría que también encuentro interesante es que Dirección esté compuesta por aquellos que estuvieron detrás del incidente que creó ambos mundos. Creo que su presencia podría enriquecer la serie dando la posibilidad de que se produzcan nuevos experimentos, ya sean movidos por ambición o arrepentimiento.

      Y lo de los aliens también se me ha pasado por la cabeza, como bien dices no termina de cuadrar con el estilo de la serie y por eso no me convence, pero quién sabe lo que nos deparará la segunda temporada…

  2. A mi el final de Counterpart me pareció un Lidelhof de libro.
    Todo fuegos artificiales pero poca explicación de nada, para que cada uno se monte su paja mental.
    SPOILER.
    Mi teorís disparatada: La Dirección son marcianos (o seres de otro mundo) y hablan con ellos con el aparatito ese.

    • Buenas y muchas gracias por comentar. Coincido contigo en que el último episodio no ha sido especialmente revelador, ha sentado más bien las bases de lo que irá la segunda, que promete ser mucho más reveladora. Esta primera temporada, en general, ha servido como preparación e introducción al universo de la serie, generando más interrogantes que otra cosa y tampoco creo que sea algo malo.
      Y el tema de los aliens es algo que, contra todo pronóstico, se ha implantado como una opción seria. Como ya he dicho antes, no me termina de cuadrar con el estilo de la serie y no acabo de ver qué aportaría su presencia, pero sin duda es de lo primero que viene a la mente al ver cómo se comunican con ellos.

  3. Hola, para mi que la serie en vez de ir ganando fuerza, ha ido perdiéndola. Tengo la sensación de que yo me he ido construyendo una serie mejor en mi cabeza con los argumentos dados, pero que al final, la expectación no ha sido superada por la realidad. Ahora os he leido y comentáis que ha sido renovada por una segunda temporada, pero es que ayer, tras el final de la serie, pensé que si no la renovaban no me iba a perder nada. No me desagrada, la verdad es que la premisa es interesante, pero la ejecución creo que ha sido un poco nefasta. Pero bueno, allí estaré firme esperando el primer capítulo de la segunda temporada, como me ha pasado con tantas otras series, esperando que remonte. Por añadir algo más, la escena paralela de hablar con los “jefes” sí me ha gustado mucho, y pienso que ya sería casualidad que los dos mundos tengan un aparato parecido, un sistema parecido de interpretación etc etc. Mi teoría al respecto es que esos “jefes” son anteriores a la bifurcación, por eso o se han repetido en los dos universos, o solo hay unos “jefes” en medio, controlando ambos universos.

    • Buenas y perdona por la tardanza. Lamento que para ti la serie haya ido perdiendo fuerza. Yo personalmente la he disfrutado y encuentro sumamente interesante la destreza que tiene Counterpart para jugar con la paranoia y el subtexto. Estamos muy acostumbrados hoy en día a que nos lo den todo masticado y, a pesar de no haber sido lo contundente que podría haber sido el final, encuentro refrescante e incluso necesaria la tentativa de la serie.
      De todos modos, los gustos no son universales y siempre es interesante ver posturas distintas ante un mismo producto.
      Con un poco de suerte la segunda temporada satisfará tus expectativas 😉

  4. Me ha gustado mucho la primera temporada, la vi hace unos meses, y también tus análisis (al que vuelvo para recordar cosas de cara a la segunda temporada). ¿Tienes intención de seguir con los análisis de la segunda?

Contesta a Masterofseries Cancelar Respuesta

Recomendado en Las Cosas felices
En el mundo del cómic, como en el resto de artes que pululan por el mundo, hay determinadas vacas sagradas contra las que pocos lectores…