Análisis de Counterpart. Temporada 1. Capítulo 2

7

Ya seáis de un mundo o de otro, bienvenidos de nuevo a Counterpart, esta nueva y peculiar serie que amenaza jugar con nuestra lucidez y meternos de lleno en un universo sujeto a leyes físicas que no acabamos de comprender. Tras un buen piloto, seguimos con las aventuras de Silk y Prime, así que si todavía no lo habéis visto dejo un link de lo acontecido hasta el momento, y nos metemos de lleno en el siguiente.

El bullicio del otro Berlín

Retomamos la acción justo en el momento que terminó el capítulo anterior, con Prime y Emily charlando en el bar. Aunque hay una ligera diferencia: lo que antes veíamos como una inocente charla, con la aparición de unos misteriosos hombres armados, se ha convertido en un momento tenso. Howard repara en la presencia de estos individuos, y automáticamente los asocia con Emily. Han venido a por él. Emily no cesa de interrogarle, buscando los motivos por los que no para de visitar el otro lado. Ambos parecen trabajar en el mismo sector, pero Prime está en un nivel superior y tiene acceso a información que Emily no. El Puesto de Noche llamó, hay una orden de entrega con su nombre. Espera… ¿Qué? ¿Puesto de Noche? ¿orden de entrega? Sea como fuere, una especie de orden de busca y captura pesa sobre su cabeza. Negándose a decir nada, y viéndose superado en número y armamento, decide entregarse. Aunque el cuento no dura mucho, ya que en el coche se carga a los tres sicarios como si de apartar una mosca se tratara. Pero la duda ya se ha implantado, alguien no está satisfecho con los viajes de Prime al otro lado y quiere pararle los pies.

Más tarde, Prime se reúne con un tal Pope en lo que nosotros conocemos como una iglesia, un edificio que parece haberse quedado como un vestigio simbólico de lo que antaño representaba, un rincón en el que la gente vela y recuerda a los muertos, pero ya no es un lugar de culto religioso. Un aura turbia rodea toda la conversación. Cuando Prime le menciona lo sucedido con los sicarios búlgaros (no sé hasta qué punto es relevante su nacionalidad, pero ahí lo dejo por si acaso), un nombre aparece: Kolya. Howard está preocupado por lo que pueda pasar si va al otro lado. Hay dos posibilidades: si le detienen, la orden es real y le encerrarán por matar a gente cumpliendo su deber, pero de lo contrario, alguien quiere matarle. Pope (con métodos que desconocemos y que no parecen muy ortodoxos) le ha conseguido un visado de 36 horas, debe tomar una decisión. En la frontera se confirma lo peor: alguien le quiere muerto.

Profundizando en los mundos paralelos, la otra Baldwin

Ya en el otro lado, Prime reclama la presencia del recién ascendido Silk, al que no paran de recordarle que solo está ahí por las demandas del otro Howard. Demandas que empiezan a parecer un poco dudosas. A diferencia de cuándo le necesitaban para proteger a la Emily hospitalizada, su implicación ahora en el asunto se antoja un tanto dudosa.

Prime ha obtenido una reveladora información, el nombre verdadero de Baldwin: Nadia Fierro. Puede serles de gran ayuda, ya que así conseguirán localizar a la Baldwin no asesina y conocerla más en profundidad, entender a Nadia para atrapar a Baldwin. La explosión que creó el pasadizo fue el punto de inflexión en lo que era el desarrollo de un solo mundo, con la aparición de esta otra realidad, los acontecimientos empezaron progresivamente a diferenciarse y singularizarse, pero lo acontecido hasta el experimento fallido (o no) es idéntico.

Van a por Nadia a un auditorio: toca en una orquesta. Mientras la esperan, Prime intenta explicarle a Silk mejor la separación entre ambos mundos, a la vez que descubrimos una parte de la profesión de Prime: entre otras cosas, se encarga de venir al Berlín de Silk para traer de vuelta a desertores, confirmando la teoría que hice sobre una frontera muy burocratizada para prevenir que la gente se cuele de un lado a otro.

Matarse o verse morir

Nadia aparece. Las diferencias con Baldwin son más que notables: viste bien, toca el violín solista para una orquesta, tiene el pelo largo y una mirada mucho más dulce. Mientras, Baldwin se cura la herida de bala, tras averiguar que tienen su nombre, se prepara para su siguiente cometido: matar a Nadia. Una vez acabado el ensayo, Prime decide abordar a Nadia e intentar averiguar algo, sirviendo como distracción para que Silk y el resto de agentes vayan a investigar su casa.

Nadia no tuvo una infancia fácil, vivía sola con su padre, un músico frustrado lleno solo de alcohol y resentimiento. Un padre al que vio morir siendo tan solo una niña, atropellado por un metro, sin que ella tratara de ayudarle. No habiendo descubierto gran cosa en el piso, reciben la información de Prime de que su padre le dejó una casa que nunca pisó, el potencial escondite de Baldwin. Para cuando llegan, descubren el propósito de la asesina, pero ya muy tarde. Baldwin, en un inteligente movimiento, llama a la policía y avisa de un secuestro. Cuando llegan, los utiliza como medio para sacarlos de allí dentro y poder matar a Nadia, aunque matarse a sí mismo nunca es fácil, y acaba postergando la acción llevándosela presa. De repente todo se ha convertido en una persecución. Aprovechando el fragor del tiroteo entre Baldwin y unos agentes, Nadia escapa. Los refuerzos de la policía están llegando, no pueden permitirse que descubran lo que está ocurriendo, a parte de su presencia, ver a las dos Nadias podría muy difícil de justificar. Necesitan acabar rápido. Nadia aparece corriendo, no tienen la confirmación de su identidad, pero necesitan terminar y desaparecer. Acaban disparándola ante un perplejo e impotente Silk. Baldwin aparece un poco más tarde, conmovida por la escena, verse morir no debe ser algo fácil de asimilar. La policía llega y la detienen.

Sensaciones y preguntas

De nuevo, un capítulo con mucha información críptica dada de un modo muy sutil. Seguimos con terminologías que se nos antojan abstractas y confusas como el Puesto de Noche, el caso Estambul o los hombres de Kolya, y la serie parece estar cambiando significativamente de rumbo. Se ha zanjado todo el tema de Baldwin, y se empieza a formar una trama de pura conspiranoia. El otro lado (el de Prime) está cobrando más protagonismo, y empezamos a atisbar lo convulso de la situación que se mencionaba en el piloto. Emily parece haber recibido ordenes falsas de capturar a Prime. Aunque sea lo que sea que pretenda Howard no aparenta ser trigo limpio, y parece estarle haciendo daño a alguien con el que no se debe jugar, alguien poderoso como para emitir ordenes de captura falsas o que no consten en el registro, alguien capaz de llegar a matar por sus intereses. Si ese es Kolya o no, escapa a mi entendimiento, por lo que sé Kolya podría ser un perro.

Luego está Pope, un hombre misterioso, con fines no del todo claros y con recursos. Parece querer utilizar a Emily e ir contra Prime, pero no le suelta prenda de lo que hace realmente. De hecho, cuando le saca el tema de Baldwin, él la chantajea diciendo que sabe de su abuso de sustancias. Un individuo que parece jugar varias bazas a la vez y con mucho que esconder. ¿Podría ser él mismo el que pretende matar a Prime o es demasiado rebuscado?

Un capítulo interesante y que considero de transición, que pretende empezar a introducirnos en la serie de verdad. Sigo viendo mucho Fringe, pero también se empieza a entrever una faceta en la conspiranoia interesante que creo que van a explotar. Como los buenos thrillers, Counterpart gestiona con premeditación y alevosía cada dato o revelación. Juega con un relato muy grande y deja espacio a la especulación. De momento consigue generar intriga y mantener un buen ritmo, aunque me atrevería a decir que todavía solo nos estamos asomando a lo que la serie nos puede ofrecer realmente, estoy convencido de que mis niveles de confusión y entumecimiento cerebral solo han hecho que empezar. Quién sabe si llegaremos a distinguir ambos Howards… Hasta la semana que viene.



el autor

Proyecto de todo sin llegar a nada. Estudio guión cinematográfico y en ocasiones me creo crítico. Vivo en una divagación constante y no me arrepiento de ello. También doy la chapa en Twitter @PablodesdeMarte.

7 comentarios

  1. Un gran resumen!! Lo estaba esperando como agua de Mayo. Me dejo muy descolocado este episodio, pero sin duda con ganas de más.

    Sigue así!!!

    Muchas gracias!!

    • Muchísimas gracias! Me alegra que disfrutes de los análisis, yo desde luego disfruto haciéndolos. Estoy ansioso por saber cómo funciona el lado de Prime y ver cómo van a seguir, esperemos que la progresión siga siendo buena y nos demuestre que no es solo un “pseudofringe”.

    • ¡Muchas gracias Carol! Todos los análisis que hay hasta el momento (incluyendo el tercero) están ya en la web y cada miércoles se sube uno nuevo. ¡Me alegra que los disfrutes!

  2. Carlos Porras el

    Lástima lo de Nadia. Otro capítulo que me ha encantado. De momento es lo que dices parece que va de conspiraciones la serie. A Prime le han hecho la cama en las dos realidades. Y Howard parece que ya no es el viejo estirado de comunicaciones.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
De la mano de Peter Milligan, guionista de algunos cómics entre los que destaca Justice League Dark (2011), The Eaters (1995) o The Extremist (1993) nos llega Britannia, un cómic protagonizado por El Primer Detective y que nos…