Análisis de Doom Patrol (La Patrulla Condenada). Temporada 1. Capítulo 12

0

Introducción

Ya queda menos amigo de lo extravagante. El final de esta primera temporada de Doom Patrol (La Patrulla Condenada) está cada vez más cerca y la cosa se pone cada vez más emocionante a la vez que trágica. Muestra de ello es este episodio que paso a analizar. Aunque antes quiero recordar que, según lo escrito por nuestro compañero Toni en su post Doom Patrol (La Patrulla Condenada) llega a HBO España el próximo mes de junio, esta serie estará disponible en nuestro país a partir del 5 de Junio en HBO España.

Cyborg Patrol

Como bien señala el título del episodio 12 de Doom Patrol, Cyborg Patrol Patrulla Cyborg-, en esta historia se pondrá especial énfasis en nuestro Cyborg afroamericano favorito. El cual, como ya se ha ido viendo en episodios anteriores, se ha dado cuenta de que está perdiendo el control de si mismo y volviéndose más cibernético, lo cual parecía algo absurdo por las razones que ya di en el post anterior. El que haya sido capturado y torturado por Darren Jones en la Granja de Hormigas de la Oficina de la Normalidad, para experimentar con él, no hace más que agravar su situación. Al final se descubrirá que Mr. Nobody era el responsable de la forma tan anómala de funcionar de Grid, el sistema operativo de Vic. Mr. Nobody , a través de Grid, le había hecho creer a Víctor que se estaba deshumanizando. Pero la cosa no se quedará aquí y, en un último acto de crueldad como venganza por tratar de buscarle, Nobody manipula el sistema operativo de Víctor hasta tal punto que le hace asesinar a su padre, Silas Stone, cuando este, junto al resto de La Patrulla Condenada, se infiltran en la Granja de Hormigas para rescatarle.

Así, aunque Cyborg y el resto de los involuntarios y extraños residentes de la Granja de Hormigas son liberados, el final no deja de ser agridulce y apunta a un intento de revancha.

Curiosidades

  • Se revelará que Silas Stone y, por extensión, S.T.A.R. Labs, mantienen vínculos con la Oficina de la Normalidad. Se llega a decir que Silas colaboró estrechamente con dicha organización en el pasado, hasta que esta tomo su nueva dirección. Una diferencia con respecto a los cómics donde Silas Stone no tiene ninguna conexión con la Oficina de la NormalidadMen from N.O.W.H.E.R.E., que es el nombre que recibe en las viñetas.

Valoración de Cyborg Patrol

Observo, para mi tranquilidad, que el improbable problema que parecía tener Cyborg, era obra de Mr. Nobody y no algo real. Como bien señala Silas los nanocitos de Víctor sólo reparan tejido dañado, no lo reemplazan. Esto que demuestra que tanto Carol Banker, la directora del capítulo, como Robert Berens y Shoshana Sachi, los escritores del mismo, han hecho bien los deberes. Es cierto que en una serie como la Doom Patrol puede pasar de todo pero no por ello tiene que olvidarse que eso no debe hacerse a consta de las posibilidades de cada uno de los personajes. Más que nada para no quedarse en golpes de efecto absurdos que descolocan gratuitamente a los espectadores. Por fortuna, en esta serie, eso no está ocurriendo.

Se nota que las experiencias sufridas en capítulos anteriores han hecho que La Patrulla Condenada gane más confianza en sí misma, lo que se muestra en que consiguen llevar a cabo el plan de Silas gracias al mejor uso que hacen cada uno de sus habilidades metahumanas, que les permite ejecutar el mismo, pese a estar a punto de torcerse en momentos puntuales. Lo que me lleva a pensar que el último acto de Nobody no va a acobardar al equipo sino a reafirmar su decisión de ir a por él.

En definitiva, este episodio es redondo porque lo tiene todo. Mantiene esa atmósfera propia de Doom Patrol, en que se mezcla extrañeza y tragedia, pero, a su vez, vemos valor o, si se prefiere, heroísmo, en unos personajes que, aunque superados por sus circunstancias y adversarios, sacan fuerzas de flaquezas para seguir adelante. Toda una lección de cómo hacer una serie de superhéroes en el siglo XXI.

Esto es todo por esta semana, amigo de lo bizarro. Espero que te haya gustado este post. Si es así, ¡comenta y comparte! ¡Muchas Gracias!



el autor

Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General, Administrador y Bloguero de Las Cosas que nos hacen felices. Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural. Diplomatura en desarrollo WordPress, Social Media Manager, Community Manager, Content Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria y miembro fundador del blog de Cultura Pop DYNAMIC CULTURE (www.dynamicculture.es). Cursos de S.E.O., Analítica Web, Community Manager y Marketing de Contenidos. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Citrus es lo que se llama un yuri o amor entre chicas. En este tipo de anime o manga priman los sentimientos y la indecisión,…