Análisis de Jessica Jones. Temporada 2 (Parte 1 de 2)

0

Saludos un día más querid@s lectoras y lectores. Hace una semana que se estrenó en Netflix la segunda temporada de Jessica Jones, y hoy quiero hacer un análisis sobre el primer tramo de dicha temporada (en concreto de los episodios 1 al 6). Mi intención es no revelar detalles importantes de la trama. Para que os pongáis un poco al día antes de nada, os comparto es el resumen que hice de lo que dio de sí la primera temporada de Jessica Jones, así como su intervención en Los Defensores, así como el resto de enlaces a los análisis de las series de sus compañeros, escritos por nosotros.

¿Es mejor la segunda temporada que la primera? Todavía es pronto para afirmarlo de manera definitiva, porque en los 7 capítulos que me quedan por ver pueden pasar cosas que aumenten el nivel de la serie o lo resten, en función de hacia dónde se lleven las cosas. Pero he de confesar que por lo que he visto hasta ahora, creo que en ciertos aspectos la segunda temporada es mejor que la primera, y me alegro de ello porque si bien la irrupción de Jessica Jones en el universo marvelita de Netflix fue bastante positiva, tenía aspectos que mejorar, y es lo que se está haciendo en esta nueva temporada.

¿Tienes algún problema conmigo?

¿Qué es lo mejor de la nueva temporada? Para empezar, lo mejor es que se empieza a profundizar en el origen de los poderes de Jessica Jones, cosa que tan sólo se insinuó en la anterior temporada, y que supone el eje narrativo de la actual. Es por ello que la investigación sobre IGH dejará numerosas revelaciones de interés, algunas ligadas a la propia Jessica, y otras relacionadas con diferentes personas con poderes que también fueron pacientes de dicha empresa. Eso permite que en la serie prime la parte de misterio e investigación en lugar de la superheroica, cosa que no está nada mal, porque antes que cualquier otra cosa, Jessica es una detective privada bastante buena, y aquí se insiste en ello más que en la temporada anterior.

Pero no solamente la elección de las tramas es positiva, sino que empiezan a desarrollarse los personajes secundarios, cosa que antes no sucedía, ya que en la primera temporada el peso narrativo recaía en Jessica, Killgrave, y un poco en Trish Walker. Sin embargo, ahora se van desarrollando los personajes ya conocidos pero apenas explorados de Malcolm Ducasse y Jeri Hogarth, y aparecen otros nuevos como el detective privado Pryce Cheng, el nuevo conserje del edificio de Jessica llamado Oscar Arocho, o el nuevo novio de Trish, el reportero Griffin Sinclair. Es cierto que de todos los mencionados algunos se desarrollan más que otros, pero en cualquier caso supone un gran avance que no todos los episodios estén dedicados única y exclusivamente a Jessica, por mucho que sea una serie de dicho personaje. No hay que olvidar que una buena serie requiere desarrollar bien los personajes, y en ese sentido se empiezan a hacer mejor las cosas.

¿Voy a calmar mi agresividad con esta pelotita?

Además de las tramas y los secundarios, otra cosa muy positiva para mí es el ritmo narrativo. Vuelvo a insistir en que la primera temporada era de calidad, pero tenía el problema de que las cosas pasaban muy despacio, quizás porque estaba todo centrado como decía en Jessica y Killgrave, y al final se daban tantas vueltas en torno a ellos dos que llegaba a resultar cansino. Menos mal que ahora se mejora también en ese aspecto. Es la ventaja de abrir varias subtramas en una historia, porque a medida que van avanzando la mayoría el ritmo se agiliza.

Si todo lo que ofrece esta segunda temporada es bueno… ¿no hay nada malo? Por desgracia lo hay, y es la falta de un antagonista. En la otra temporada Killgrave, apareciese más o menos en los capítulos iniciales, se iba intuyendo como un villano memorable y temible, de esos que podían amargarle intensamente la existencia a cualquier persona en su punto de mira. En esta segunda temporada hay un par de personas que apuntan a ser las antagonistas, pero de momento no se ha llegado al punto conseguido anteriormente, y queda por saber si en posteriores episodios, y una vez que se sepa quién es el villano principal, estará a la altura o será de esos que se olviden fácilmente.

Poned cara de mala leche, que se note que sois mis amigos.

La conclusión es que esta segunda temporada es mejor que la primera. No es perfecta, pero sus virtudes son mayores que sus carencias, y es recomendable tanto para los fans de Jessica Jones como para los demás aficionados y aficionadas de Marvel que quieran ver una serie donde, a pesar de haber gente con poderes, no todo es acción y combates.

La semana que viene analizaré la otra mitad de temporada y os compartiré mis impresiones finales. Hasta entonces… os dejo unas preguntas… ¿qué os está pareciendo esta segunda temporada? ¿es mejor o peor que la anterior?



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en el fanzine "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Los cómics de Batman suelen dar mucho juego, por el personaje y por sus historias. En este caso me viene a colación ya que me…