Análisis de Mr Robot. Temporada 4. Capítulo 12

0

¡Bienvenidos amigos a un nuevo análisis de Mr Robot! Todo es confusión para el Elliot que conocemos, está parado en un mundo donde realmente puede ser feliz, o tiene todo para serlo. Su amada Angela vive y está a punto de casarse, sus padres se preocupan por él y no existe nada que pueda hacerle daño o que pueda alterar la tan deseada paz. Aquí ya no hay anarquía ni Fsociety.

El protagonista que conocemos, el hacker, aquel que tiene problemas de ansiedad y fobia a la sociedad comienza un rally por toda la ciudad en búsqueda de respuestas para saber… ¿dónde está? ¿qué es lo que está pasando? ¿realmente la máquina de Whiterose tuvo efecto y está en una realidad paralela? A todas esas preguntas debe encontrar respuesta cuanto antes.

Elliot despierta donde debía estar la planta de Washington Township, pero algo ha cambiado, en vez de la máquina y el enorme edificio, sólo hay un gran aparcamiento. Confundido e incrédulo, comienza a buscar respuestas en la ciudad. En su recorrido se encuentra con el famoso y recordado comercio de su padre, el local de informática. Lleva el nombre de “Mr Robot” y se encuentra en el mismo lugar donde estuvo el de su progenitor.

Entra en la tienda muy confundido y sin creer lo que está viendo, pero sí, allí al frente de él está una persona que habla, viste y tiene una fisonomía igual a la de su padre. Sin que lo vea, agarra el móvil que está sobre un mostrador en búsqueda de algún dato que aclare la situación: la pantalla principal tiene una foto de su familia, con la ausencia sobresaliente de Darlene. Su monstruo está vivo.

Siguiendo con su búsqueda de su verdad, llega hasta su casa paterna. Todo es igual allí están su padre y su madre, todo es armonía, paz y felicidad. Le pregunta a una vecina si ha visto a Darlene, pero nadie conoce a su hermana en este nuevo mundo perfecto, o casi. Se pone a hablar con su madre y mira la ventana, nunca fue golpeado, ni abusado, por lo tanto nunca se cayó por la ventana. Realmente este mundo es perfecto.  ¿Realmente Whiterose lo hizo? ¿O hay que pellizcar a Elliot hasta que despierte?

En su diálogo con su madre, que fue bastante raro y forzoso, se entera de que tiene que casarse con Angela el día siguiente. Entonces sigue con su rally para armar su rompecabezas, porque realmente su cabeza está rota sin entender nada de lo que pasa. En el departamento de su prometida están sus padres, Price y Emily Moss. Aquí no encuentra tantos datos sobresalientes hasta que recibe una llamada de él mismo. Sí, el otro Elliot, el que vive en esta realidad, está llamando al teléfono.  Hay dos Elliot en esta realidad, dos veces la misma persona, y todo esto genera una confusión y desesperación muy grande en nuestro protagonista.

Ante esta serie de sentimientos, corre hacia su departamento en búsqueda de las últimas piezas que terminen de armar este rompecabezas. Ya dentro, se encuentra que todo es distinto, todo ordenado, todo limpio. Donde podía encontrar datos sobresalientes era en el pc, y allí navegando encuentra una carpeta escondida y para su sorpresa, está él con todos los integrantes de la Fsociety. Todos estos personajes fueron diseñados y dibujados por el nuevo Elliot.

El tan esperado encuentro se da cuando el Elliot nuevo accede a su departamento y ve que hay otra persona igual a él en su computadora. Ante su incredulidad y desesperación intenta escapar, pero nuestro hacker quiere respuestas, y se ponen a dialogar. ¿Por qué tenía esas imágenes y quiénes eran esos personajes que había en el pc?  El nuevo Elliot los creó como otra personalidad de sí mismo, pero con una vida mucho más interesante a la que lleva él.

Nuestro hacker tampoco sabe qué hacer, y tras un nuevo temblor, su otro yo se golpea fuertemente su cabeza y le pide ayuda, y aquí vemos qué es capaz de hacer Elliot por ser feliz, ya que mata a su otra personalidad. No quiere perderse la boda y la oportunidad de ser feliz junto a su amada Angela, pero en este nuevo mundo no hay lugar para dos Elliot.

Conclusión 

Solo queda un capítulo para saber la verdad, y todavía sigo creyendo que el genio de Esmail nos está haciendo creer que esta realidad existe , cuando sólo es la cabeza de Elliot la que recrea dicha realidad. Párrafo aparte para la canción que da inicio a este episodio, al ritmo de “Mr Robot”. El último punto es… ¿qué paso con Tyrell? ¿qué fue esa luz azul que iluminó su cara? Tal vez nunca lo sabremos, una lástima.

el autor

Periodista deportivo. Futbolista frustrado. Amante del asado y el buen vino. Dentro de lo menos importante que tiene la vida, lo mas importante son las series, cine, libros y fútbol.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad