Análisis de Narcos de Netflix. Temporada 1. Capítulo 8

0

La Gran Mentira, título del octavo episodio, supone quizás el mejor hasta ahora. Recapitulemos capítulos anteriores y comenzamos.

Es tan intenso este capítulo que por momentos piensas que estamos ante el cierre de temporada cuando aún nos quedan dos más. Espectacular la entrada del Bloque de Búsqueda de Carrillo en la casa donde los Narcos retienen a la periodista Diana. Arrasan con todo, lástima que en el cruce de disparos la rehén resulta muerta. Una muerte que impacta en el corazón de los colombianos que habían conectado con la periodista.

Pablo y Gustavo haciendo planes...

Pablo y Gustavo haciendo planes…

Finalmente el presidente Gaviria se ve obligado a negociar con Pablo. Unas negociaciones que dan lugar al título del episodio “La Gran Mentira” y es que Gaviria accede al fin de la extradición y todo lo que pide Escobar. Una cárcel privada que él mismo ha construido y un camión de carga que traerá continuamente cosas a la cárcel, llamada “La Catedral”, que más que una cárcel parece casi una mansión. Además la policía no puede acercarse a menos de tres kilómetros. Además esto supone el fin del Bloque de Carrillo, que quiere despedirse a lo grande como veremos luego.

Pablo con su entrada en La Catedral no está dispuesto a ser el único sacrificado, así que pide a sus siguientes en el mando los hermanos Moncada y Galeano, un aumento en los impuestos para la causa, 200.000 dolares al mes más, algo a lo que acceden a regañadientes y que seguramente tendrá consecuencias en venideros capítulos, como ya le avisa Gustavo.

No obstante la entrada de Escobar en la “cárcel”, casi no se produce y es que el narco sufre el atentado de un coche bomba estando con su familia en casa. Será su hija pequeña quien sufra las mayores consecuencias, perdiendo la audición en un oído. ¿Y quién es el responsable de la bomba?

Por si no fuera poco, Carrillo secuestra a Gustavo. Un secuestro que acaba con spoiler, pero que debido a la importancia del mismo y al devenir en la historia lo contamos. Gustavo es golpeado a mano limpia por los hombres de Carrillo hasta su muerte. Es lo que decíamos, si el Bloque de Carrillo tiene que desaparecer va a hacerlo a lo grande.

Somanta de palos al primo.

Somanta de palos al primo.

A Escobar le llega tan lamentable noticia en la última comida familiar que tiene antes de entrar en La Catedral. Posteriormente Valeria visita a Pablo y le cuenta que los Ochoa son los responsables junto a Cali del asesinato de Gustavo. Pablo manda a sus hombres allí a ajustar cuentas, cayendo 14 hombres del Cartel de Cali. Así entra Pablo en prisión, matando…. Claro que nuestros hombres de la DEA reaccionan igual, entrando a saco en La Dispensaria, un bar donde paran habitualmente los narcos. Esta escena es con la que empezaba la serie allá en el primer episodio. Supone el final de Poison.

Me voy, pero volveré

Me voy, pero volveré

Como decía el octavo episodio ha sido quizás el más redondo hasta ahora. Nos deja varios interrogantes. ¿Cuánto durará la farsa de que Pablo está entre rejas? ¿Y Valeria jugando a dos bandas? Parece que esta chica tiene los días contados.

Nos leemos en los comentarios.



el autor

Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Ya tenemos con nosotros el trailer final en español de Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 2. La película, protagonizada por Jennifer Lawrence, será la…