Análisis de Narcos de Netflix. Temporada 1. Capítulo 9

0

“La Catedral” es el título del penúltimo episodio donde veremos a un Escobar enjaulado y a la vez desatado. Recapitulamos y vamos con el episodio, que como viene siendo habitual es un spoiler en si mismo.

Al final del último episodio, Pablo Escobar accedió a ir a la cárcel, pero como bien dice la voz en off de Murphy, no es una cárcel, sino una fortaleza. Pero por mucho que no esté en una cárcel de verdad, Pablo empieza a desatarse y volverse más paranoico. El asesinato de Gustavo, tiene consecuencias en su personalidad y es que en su estancia en la Catedral se rodea de auténtica calaña ávida de dinero y poder y sin Gustavo para asesorarlo y controlarlo, Escobar se convierte en un desalmado incluso para los más cercanos, como veremos en este episodio.

Se mete mucho este en la cabeza de Pablo...

Se mete mucho este en la cabeza de Pablo…

Carrillo, con Escobar en la “cárcel” es obligado a abandonar el Bloque de Búsqueda y el país, siendo mandado a España. No obstante, Carrillo se va dejando unas fotos a Peña y Murphy donde se ve que la cárcel de Pablo tiene hasta campo de fútbol y no para de recibir la visita de un camión, donde su interior suele llegar de todo, mujeres, casinos, etc.

La Catedral, un paraiso más que una cárcel.

La Catedral, un paraiso más que una cárcel.

En este episodio Moncada y Galeano cogen un protagonismo mayor. Son los mandados por Pablo para negociar la paz con Pacho. Una paz valorada en unos nada despreciables 10 millones. Pues Pablo con la cabeza confundida y sin fiarse de nadie nada más que de la violencia, considera que esa cantidad es una falta de respeto. Y pone 30 millones como cantidad necesaria para la paz. Además le sube de 250.000 a un millón de dolares los impuestos a Moncada y Galeano.  Esto acabará muy mal como veremos a lo largo del capítulo.

¿Y la DEA? Intercepta el camión que lleva de todo a La Catedral, y colocan cámaras ocultas donde se ve que a la cárcel llega de todo, como dijimos antes. El objetivo es romper el acuerdo adquirido y meter a Pablo en una cárcel de verdad.

Y el motivo que lleva al climax final de este capítulo es que en Rionegro se encuentran en el suelo enterrado 3 millones de dolares. Y es que esa zona pertenece a los hermanos Moncada y Galeano, lo que hace a Pablo pensar que dicho dinero le ha sido siendo robado a él por los dos hermanos. Totalmente equivocado, como nos dice el episodio, ya que dicho dinero es el que se comentó al principio de la serie que los narcos enterraron al tener tanto dinero y ser hostigados por la DEA.

Da igual lo que los hermanos Moncada y Galeano les digan a Pablo, ese dinero es su sentencia de muerte.

El fin de Galeano y Moncada.

El fin de Galeano y Moncada.

Los dos hermanos eran la única cordura que a Pablo le quedaba en el núcleo gangsteril, ahora sin ellos la maldad de Escobar será peor aún. Esperemos en venideros capítulos.

¿Qué les ha parecido el episodio?

Nos vemos el jueves que viene. Y nos vemos en los comentarios.



el autor

Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Durante este fin de semana se celebraron las jornadas de León Ludico, en el espacio vías de León. Evento realizado por amantes de los juegos…