Análisis de Star Trek Discovery. Temporada 2. Capítulo 5

2

Bienvenidos trekkies una semana más a un nuevo capítulo de nuestra serie favorita. Bienvenidos a Star Trek Discovery. Hoy continuamos la temporada 2 con el capítulo 5 titulado: Saltos de la imperfección.

Capítulo que gustará a unos y no tanto a otros

En primer lugar sí, sale Ash. Por tanto ya me jode el capítulo. Ya sabéis la aversión que siento hacia ese personaje. Me cae fatal, que es lo mismo que decir que le odio pero sin ser radical. Impera la ley del buenismo, señores.

El capítulo sigue erre que erre a la caza de la nave de Spock y cuando la capturan, tachán, sale de la cápsula Phillipa, o lo que es lo mismo, la emperadora terrana de la otra dimensión. Un personaje que creo que le da un picante especial a una serie llena de eso, del buenismo que dije antes. Ademas Phillipa, como veremos luego, se está convirtiendo en una anti-heroína en vez de la villana que podría ser. Total, que Phillipa mola mucho y lo digo totalmente en serio.

Phillipa mola

Phillipa, una vez bordo de la Discovery comenta a Pike que trabaja para la Sección 31, sección y tripulantes que vimos por primera vez en el capítulo 3. ¿Os suena? Pero Phillipa es como una especie de comandante o segunda de abordo en esta fuerza especial. Su líder, su capitán es un tal Leland (se pronuncia Lilan) que si que sabe que Phillipa es de otra dimensión y que la de nuestro universo ha muerto (cosa que Pike desconoce) pero que en ningún momento menciona. Un hombre, por tanto del cual no nos podemos fiar mucho. Por cierto, Leland envía un agente como enlace a la Discovery ¿para que lo envía? No lo sabemos, excepto que lo hace para que salga en la serie, ¿Sabéis quien es? Pues Ash, el que nadie quiere tener en la flota.

Y realmente el capítulo gira en torno al lío de la dimensión micelial es que es de donde vino esa cosa que se pegó al cuerpo de Tilly. Al final del capítulo anterior una especie de capullo parece que se tragó a la cadete y la transportó a su dimensión. ¿Y que hace la Discovery? Arriesga una nave de miles de cientos de millones con centenares de tripulantes dentro para intentar hacer un salto micelial, quedarse a mitad de camino e intentar rescatarla. Y les sale bien, pero también les podría haber salido mal y morir cientos de personas. La nave queda a mitad del salto como si una parte sobresaliera del agua y la otra yaciera bajo ella. La parte que esta “sumergida” es la que se queda en el mundo micelial y MichaelStamets parten a la busca de la pelirroja. Pero ahora viene otro tachán, porque dentro de este mundo encuentran a Hugh, el novio de Stamets que murió a manos de Ash en la temporada 1. Total que le rescatan de ese mundo y le traen al nuestro pero no sin dificultades porque tiene que hacerlo a través de una capullo pero a la inversa de como se llevaron a Tilly allí. Esta vez nuestro universo será el receptor en vez del dador. Un as que se sacan de la manga para justificar lo injustificable.

Hugh sigue vivo

Supongo que no pasa nada más mencionable o reseñable porque dudo que esta trama sea importante en el desarrollo de la temporada 2 aunque a buen seguro que volveremos a a saber de este universo y de su amistad con Tilly. Por cierto, para hacer una justa mención a Phillipa, la nave de la sección 31 ayuda a la Discovery para que no se engullera completamente en el mundo micelial durante el rescate de la cadete. Pero la parte importante es que es la propia emperadora, desobedeciendo a su capitán Leland, quien les proporciona minutos extra. Por tanto nos vamos dando cuenta que Phillipa es menos mala de lo que aparenta.

Después de todos estos dimes y diretes la almirante Cornwell reúne a Pike y a Leland para informarles de las siete señales que aparecieron por la galaxia, las que dibujó Spock meses antes. Las señales dejaron un rastro de taquiones o lo que es lo mismo viajes en el tiempo o teletransportación. Ambas acepciones son validas. Yo sigo pensando por la primera, pero eso es solo especular. Y aquí marcan una pauta que seguirá por varios capítulos más, ya que ambos capitanes y ambas naves se ven obligadas a trabajar juntas para descubrir el misterio de las señales y de Spock. Y ahora viene la parte negativa de la historia, la parte que me dio un latigazo por el cuerpo. El enlace de la Sección 31 en la Discovery será permanente. Por tanto Ash, seguirá saliendo. Ni Pike quiere a Phillipa ni Leland o Cornwell la quieren dejar en la Discovery por razones obvias. Una lástima.

Bueno, me despido de todos vosotros una semana más. Espero que os haya gustado el capítulo.

Larga vida y prosperidad.



el autor

Licenciado en Publicidad y RR.PP. Creador y administrador del blog entre otras actividades lúdicas como community manager, lector de libros y cómics además de futbolero, cinéfilo y coleccionista de páginas originales. Me gusta hacer un poco de todo.

2 comentarios

  1. Mario realmente en el universo Star Trek no existe el dinero, así que la Discovery no ha costado nada, le has salido gratis.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos, amantes de la arbitrariedad, a este mi refugio del mundo. Tras unas semanas en el retiro espiritual del Megapulpo, aprendiendo a lidiar con mi…