Análisis de Stargirl. Temporada 1. Capítulo 2

2

Introducción

¡Te saludo, amante del legado de La Edad Dorada! De nuevo aquí contigo en este análisis semanal del capítulo 2 de la primera temporada de la serie Stargirl. Antes de empezar quisiera hacer una aclaración a raíz de un comentario del compañero Pedro. Dicho comentario me hizo caer en la cuenta de que había hecho una afirmación que no estaba del todo contrastada. Por el hecho de que a Geoff Johns, cocreador de Stargirl, se le concedió el premio Wizard Fan, dedicado a los nuevos talentos en 2002, habiéndose publicado su primer trabajo en los cómics, la colección Stars and S.T.R.I.P.E., entre los años 1999 y 2000, deducí que el premio se debía a su labor como guionista de dicha cabecera. Si bien es altamente probable que sea así, no he encontrado confirmación al respecto, y eso tenía que haberlo especificado. Pido disculpas por haber convertido en certeza algo que es posibilidad.

Pincha aquí para ver todos los análisis de Stargirl

Termino esta introducción recordándote que, aparte de Stargirl, puedes echarle un vistazo a los análisis de las diferentes series del universo televisivo de DC, ya sea de CW o de DC Universe.

Stargirl y S.T.R.I.P.E.: El dúo dinámico de Blue Valley

El segundo capítulo se titula S.T.R.I.P.E. en alusión al que será el ayudante de nuestra heroína. Este simpático robot, que a mí me recuerda al Tetsujin 28 de Mitsuteru Yokoyama, fue creado por Johns, James Johnson, Lee Moder y Chris Weston en Stars and S.T.R.I.P.E. #0 (99). Su aparición se produjo a la par que la de Courtney Whitmore, la segunda Star-Spangled Kid, para que sirviera como mentor y ayudante de la misma.

No olvidemos que el piloto de este robot, el mecánico Patrick «Pat» Dugan, ya había sido ayudante de Sylvester Pemberton -el primer Star-Spangled Kid– con la identidad de Stripesy. La cuestión es que Stripesy, obra de Jerry Siegel y Hal Sherman para Action Comics # 40 (41), no solo hizo equipo con Pemberton en solitario sino, también, con Los Siete Soldados de la Victoria o con La Sociedad de la Justicia, tal y como hemos visto en el capítulo anterior. Así que de colaborar con superhéroes, aunque sea en un rol de segundón, el amigo Pat sabe bastante.

Cuando Sylvester militaba en La Sociedad de la Justicia, otro compañero de equipo, Starman, le diseñó un cinturón cósmico, que incrementaba sus habilidades físicas y le permitía volar. También utilizaría, en varias ocasiones, la vara cósmica de Starman pero no asumiría la identidad del mismo. Cosa que sí hace en esta serie, aunque manteniendo su característico traje estrellado.

Asimismo la Courtney de esta serie de televisión, a diferencia de su versión en viñetas, que comenzó siendo Star-Spangled Kid sin vara, ha asumido, directamente, tanto el nombre como el bastón cósmico de Starman, Ted Knight. Dado que Knight es mencionado como el creador del bastón, es de suponer que iremos sabiendo más de él en capítulos posteriores.

Volviendo a  S.T.R.I.P.E. comentar que son la siglas de (Special Tactics Robótica Integrated Power Enhancer) lo que tiene sentido y demuestra que, en los cómics, Courtney ni le pone el nombre ni el significado de las siglas. Entonces, hemos de entender que, si lo hace en la serie, es como un recurso humorístico para animar a Pat a que sea su compañero en su campaña para hacer justicia a la fallecida Sociedad. Como ya ocurriera y ocurre en los cómics, la dinámica de lo que podríamos describir como el dúo dinámico de Blue Valley es muy buena. Ambos se aportan y se complementan dando lugar a una conexión que va más allá de la relación paterno filial, mentor-discípulo o superhéroe-ayudante. Lo que, sin duda, dará lugar a situaciones muy interesantes.

Blue Valley, ese entrañable pueblecito del medio oeste

No voy a entrar en los tópicos y situaciones propios de una serie de adolescentes en general y de superhéroes adolescentes en particular. Están presentes en esta serie pero son de sobra conocidos por todos, a poco que se hayan visto series como Smallville, y no quiero aburriros. Sí quería mencionar el tópico del tranquilo pueblecito del medio oeste americano, que, luego, suele esconder oscuros secretos. Lo menciono porque, aunque Blue Valley es una ciudad ficticia del Universo DC, se ubica en el extremo noreste de Nebraska, un Estado del medio oeste de los EE.UU.

Y el que en ella residan varios miembros de La Sociedad de la Injusticia, con la apariencia de ciudadanos respetables, con un familia y con un siniestro proyecto secreto para la localidad, no hace sino confirmar el tópico. Tal es el caso del villano Henry King/Brainwave, neurocirujano de Blue Valley, que pondrá todas su habilidades telepáticas y telekinéticas al servicio de arrebatarle el cetro cósmico de Starman a Stargirl, así como matarla, como ya hiciera con los héroes Hawkman, Hawkgirl, y Johnny Thunder en el episodio anterior. No sólo no lo conseguirá sino que acabará derrotado y en coma. Decir que me parece raro que alguien que ha derrotado a miembros de La Sociedad de la Justicia del nivel de los mencionados Hawkman, Hawkgirl, y Johnny Thunder sea derrotado tan rápidamente por dos héroes novatos (entiéndase novato Pat en el manejo de su robot). Aunque, todo hay que decirlo, su derrota, en parte, se debe a haberlos subestimado.

De todos modos, tanto en las viñetas como en la serie, podemos ver que este villano, creado por Gardner Fox y Joe Gallagher en All-Star Comics #15 (43), tiene un hijo, no muy lúcido pero sí abusón. Por lo que no es descabellado pensar que no tardaremos en tener versión audiovisual de Henry King Jr. Será entonces cuando hablemos de las similitudes y diferencias entre ambos. Lo que seguro no tardaremos en ver es a más miembros de La Sociedad de la Injusticia que, conscientes de la derrota de Brainwave y de la presencia de superhéroes en Blue Valley, comienzan a movilizar sus fuerzas.

Valoración y Cierre

En este segundo capítulo Johns termina de introducir a su heroína fetiche y deja establecidos los bandos. Más allá de lo adecuado o no del exceso de batallas de noche para enmascarar carencias, quiero poner en valor una serie de cosas que he podido observar en estos dos episodios y que me han gustado. Una es el tema del legado. Tras la apariencia de inocentes charlas entre padres y profesores, Johns deja caer la importancia del legado. Seña de identidad de todos los personajes que, como Stargirl, están ligados a personajes creados en La Edad Dorada de los cómics americanos.

Otra es el respeto a ese legado. Es cierto que se bromea con nombres como Stripesy pero, a continuación, se aclara que hay que entenderlos en el contexto en que se utilizaron. No se trata por tanto de ridiculizar o ignorar el pasado sino de ver la forma de reinventarlo para quedarse con lo que de bueno tiene. De bueno o de necesario, como es el caso de las máscaras. Necesario en tanto que con ello se protege a los seres queridos. Todo esto es muestra no sólo del cariño y respeto que Johns tiene a los personajes de La Edad Dorada sino del que la misma editorial, exceptuando algunos editores mediocres, tiene por su pasado en tanto que es un pilar indispensable para encarar su futuro.

Los tópicos del género, parte fundamental del mismo, no son esencialmente malos, al menos todos no. El truco es saber adaptarlos a los tiempos que corren sin desdibujar (¡no es un chiste!), a los personajes en el proceso. Hay que entender que si estos se crearon con unos nombres y unas apariencias determinadas es por algo. A partir de ahí se trata de ver cómo ir hacia delante.

Esto es todo por esta semana, amante del legado de La Edad Dorada. Espero tus comentarios. ¡Muchas gracias!



el autor

Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General. Colaborador de Las Cosas que nos hacen felices. Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural. Diplomatura en desarrollo WordPress, Social Media Manager, Community Manager, Content Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria y miembro fundador del blog de Cultura Pop DYNAMIC CULTURE (www.dynamicculture.es). Cursos de S.E.O., Analítica Web, Community Manager y Marketing de Contenidos. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

2 comentarios

  1. Buenas, el episodio me ha gustado, aunque no hay que compararla con otras series de la plataforma, que estas tienen un tono más adulto, mientras que Stargirl es más de un tono juvenil y por tanto con más humor. Con respecto a lo de la derrota de Brainwave, cuando atacaron a la Sociedad de la Justicia lo hicieron en grupo, mientras que aquí fue él solo y además los subestimo como señalaste, de tal forma que lo hicieron que lo vencieran de forma creíble y que el espectador viera que tuvieron bastante suerte, de hecho así lo mencionan el episodio siguiente. Con respecto a los efectos me parecieron que estaban bien, de hecho, de los episodios que llevamos, yo me he visto ya el tercero, donde sí que he visto que canta un poco ha sido en la escena del autobus en el episodio 3, por lo demás me parecen unos efectos bien resueltos para una serie de televisión, la serie de momento esta avanzando con interés, esperemos que siga así, saludos.

    • Adrián De La Fuente Lucena el

      Hola Sergio. ¡Muchas Gracias por tu comentario!

      Lo mismo suena raro, pero en esta ocasión estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices así que poco más que añadir.

      Un abrazo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Queridos y queridas, os doy la bienvenida una vez más a este nuestro blog para retomar esta sección donde os muestro todos los mangas que…