InicioseriesAnálisis de The OA. Temporada 1. Capítulo 8 -Final de temporada-

Análisis de The OA. Temporada 1. Capítulo 8 -Final de temporada-

Bienvenidos una vez más amigos y amigas. Por fin llegamos al final del camino, Invisible Self (Yo invisible) es el octavo y último capítulo de The OA, este intrigante drama de misterio y ciencia ficción de la cadena Netflix. Como ya sabréis, queridos lectores, ha sido un camino largo y denso como la serie en sí misma, plagado de luces y sombras, destellos de genialidad mezclados con un ritmo irregular y algún que otro tramo infumable. Invisible Self captura perfectamente la descripción que os acabo de dar, ofreciéndonos algún momento para el recuerdo y uno de los finales más ambiguos y frustrantes de la historia de la televisión, riámonos de Perdidos.

Ahora más que nunca, si queréis darle un repaso al resto de capítulos, pinchad en los links de aquí abajo para refrescar la memoria.

Pongámonos en situación: El capítulo anterior transcurría íntegramente en el presente así que la última vez que vimos al doctor Hap este estaba con el agua al cuello, o más bien con el cañón de un revolver en su sien. Mientras tanto, OA y el resto de cautivos pretendía huir abriendo una puerta inter-dimensional utilizando los cinco movimientos del más allá, el problema es que les faltaba el quinto y último.

The OA llega a su fin

El episodio nos lleva de vuelta a Hap, que parece que por fin va a afrontar las consecuencias de sus actos a manos del Sheriff local. No creeríais que iba a ser tan fácil, ¿verdad? Mala hierba nunca muere y el ‘buen doctor’ convence a nuestro hombre de ley de que sus cautivos pueden curar la enfermedad degenerativa de su esposa y contra todo pronóstico este acepta. Personalmente no le culpo, teniendo a Hap ya pillado, ¿por qué no probar?

OA y Homer comienzan a realizar los movimientos en una habitación con la mujer del Sheriff en la cama mientras Hap y su captor observan a través de las cámaras. Aunque la electricidad falla, el sensor térmico les deja ver lo que ocurre en la habitación y es algo que deja al Sheriff boquiabierto ¡su mujer se mueve! Ahora viene la sorpresa, en cuanto es capaz de hablar, la mujer les dice que cuando era joven tuvo una ECM en la que su guardián del otro lado le confió un movimiento que tendría que transmitir en el futuro… Ya lo adivináis ¿verdad? Antes de que Hap les vuele a ella y a su marido la tapa de los sesos, OA y Homer obtienen el quinto, y último, movimiento. El problema es que ahora Hap lo conoce también.

Muerto de celos debido a que Prairie y Homer se han podido tocar y besar por primera vez, Hap la abandona en medio de la nada, declarando que podría matarla si quisiera pero que ya no la necesita y que decide “dejarla tal y como la encontró”. Ahora paremos un instante y pensemos en lo que acaba de ocurrir, OA pensaba que Rachel no conseguía el quinto movimiento porque los guardianes del más allá no querían que Hap lo tuviese también, pero, si estaban ‘destinados’ a tenerlo (y por extensión a que Hap lo conociese también) ¿por qué no dárselo y punto? O bien estamos ante un caso de ‘todo lo que tiene que ocurrir tiene que ocurrir en su momento’ o quizá la teoría de que Rachel era una infiltrada del FBI cobra aún más peso. En cualquier caso, nos queda claro que el destino existe y que todas las piezas encajan de una manera u otra, algo que nos puede hacer comprender mejor la filosofía de nuestra protagonista.

Hap abandona a Prairie en medio de la nada

De vuelta al presente cuando OA termina su relato el grupo no está solo, se encuentran rodeados de las familias de todos incluyendo las de Prairie, Buck y Steve. Cuando French deja escapar que Prairie les ha contado todo, Nancy y Abel quedan en shock, unos extraños saben más de la desaparición de su hija que ellos mismos. La tensión se puede cortar con un cuchillo (preguntádselo al pobre teléfono que Abel empotra contra la pared) y para evitar más miradas indiscretas, la familia al completo decide pasar la noche en un hotel. Allí por fin Prairie sale del caparazón y se sincera con su familia, contándoles su historia de una buena vez.

¿Recordáis que Abel se había mosqueado porque creía que Prairie no había dejado ninguna carta al escaparse de casa? Pues él y Nancy tienen unas palabritas sobre el asunto, ella se la había ocultado para evitarle el dolor de descubrir que su hija había huido en pos de su ‘verdadero padre’. Mientras tanto los ‘acólitos’ de OA siguen investigando para descubrir si su historia es real.

Afonso, al que a estas alturas la beca le importa un pimiento morrón, se cuela en la casa de los Johnson y hace un descubrimiento inquietante: Una caja debajo de la cama de Prairie está llena de libros sobre experiencias cercanas a la muerte, ángeles y la Ilíada de… Homero. Perturbado por la noción de que todo puede ser mentira, French se lava la cara en el lavabo y la imagen que le mira desde el espejo no es otro que el propio Homer. Si aún dudabais de que los miembros del grupo del presente estaban conectados con los del pasado, ahí lo tenéis, más claro el agua.

Y ahora otra vuelta de tuerca, cuando Alonso se dispone a darse el piro tiene uno de los encuentros más abracadabrantes de la serie, Elías, el ‘consultor’ (que no loquero) de Prairie está dentro de la casa y le dice que por supuesto todo es un invento de la mente traumatizada de la joven y que debe de estar orgulloso de haberla ayudado a sublimar su traumática experiencia. ¿Soy yo o nada de esto tiene ni pies ni cabeza?, ¿Que hace Elías ahí a esas horas?, ¿Cuánto sabe sobre la historia de Prairie?, ¿Por qué disuade a French de esa manera? Sabiendo lo que sabemos sobre Rachel y el FBI (Elías es del FBI, no lo olvidemos) ¿No habrá sido el él que ha colocado esos libros ahí de manera conveniente? Todo muy de Shyamalan, hay que admitirlo.

¿Qué leñes haces ahí, Elías?

Bueno, vamos llegando al tramo final, a partir de aquí agarraos que vienen curvas. Viendo lo visto Steve, French, Jesse y Buck deciden creer que todo ha sido una mentira piadosa creada por la desequilibrada mente de Prairie. Buck decide quedarse con el libro de los ángeles, pero por lo demás todos vuelven a su rutina diaria. A partir de aquí notamos que ha habido una pequeña elipsis, tras el salto temporal Prairie esta en arresto domiciliario (con tobillera incluida) y se dedica a asistir a clases de escritura y a cuidar el jardín (como quería hacer Homer ¿recordáis?) mientras tanto Betty ha dejado su puesto de maestra y está a punto de marcharse. El resto del grupo está reunido en la cafetería hablando y riendo con diversos estudiantes, este es el momento en el que nos damos cuenta de que verdad o no, la historia de OA les ha ayudado a ver las cosas de otra manera y a enriquecer sus vidas, ninguno es ya un paria alienado, sino que han encontrado un sitio al que pertenecer.

Parece que todo va bien hasta que uh-oh, nos damos cuenta de que el comedor, con las vidrieras y las altas copas de los arboles es el lugar en el que transcurría la última premonición de OA en la que había disparos y sangre por doquier. Esta se levanta de la bañera como si la hubiese alcanzado un rayo y sale corriendo de casa, su padre se encuentra con ella, pero cuando ella le dice que ha vuelto a soñar y que “sabe lo que es” no intenta detenerla, demostrándonos que por fin ha aprendido a aceptarla tal y como es. En la escuela, un chico con chaleco antibalas y un rifle de asalto aparece de la nada y comienza a disparar a diestro y siniestro, es entonces cuando Steve y el resto del grupo de acólitos (incluida Betty) deciden intentar producir el milagro: ante la atónita mirada de los demás estudiantes y de su atacante realizan, en perfecta sincronización, la danza del otro mundo.

El grupo realiza la danza del otro mundo

Tras este momento climático el atacante (al que nunca llegamos a ver la cara) es reducido, no sin antes haber disparado una ráfaga al aire que como no podía ser de otra manera alcanza a Prairie, que se encontraba realizando su parte de la danza en el exterior, en el pecho. En la escena final de la serie, los servicios sanitarios se llevan a OA en una ambulancia. El resto del grupo se acerca a ella y esta les dice: “¿no lo veis?, lo conseguisteis”. Steve corre desesperado tras la ambulancia gritando “está ocurriendo, OA ¡llévame contigo!” y la voz en off de Prairie nos cuenta por última vez como el portal inter-dimensional es invisible, como una corriente. Vemos un primer plano frontal de OA en una habitación blanca, abre los ojos y susurra: “¿Homer?”.

Fin.

Valoración

Como ya os indicaba al principio, Invisible Self es un capítulo complicado. Aunque cierra tramas y responde algunas de nuestras preguntas, plantea aún más y cuenta con final extremadamente ambiguo que hará que más de uno se tire de los pelos. Hay quien dirá que el final no tiene sentido si todo ha sido una invención de Prairie y, aunque hay argumentos para pensar que toda su historia fue (mayormente) real, me da la sensación que la respuesta se nos deja deliberadamente a nosotros, la audiencia, para que saquemos la interpretación que queramos.

Visto todo en su conjunto hay que decir que, si bien la serie cuenta con destellos de genialidad en su temática, su aspecto visual e ideas, tiene serios problemas de ritmo y muchos detalles inexplicables y/o extraños que para un servidor no acaban de encajar: ¿Por qué dejar las puertas abiertas?, ¿Viendo el somero papel de Renata, era la parte de Cuba realmente necesaria?, ¿Por qué la última parte de la serie, con ese tirador juvenil, parece más que otra cosa un Deus Ex Machina sacado de la manga para que el grupo realice la danza?

En definitiva, una serie con sus luces y sus sombras muy en la línea de todo lo creado por Brit Marling y Zal Batmanglij. Si bien es verdad que puede resultar densa y desconcertante, hay que reconocerle el mérito de proponer algo nuevo y experimentar con el formato televisivo de una manera que pocas series hacen hoy en día (solo se me ocurre la magnífica The Leftovers), tocando temas filosóficos y trascendentales sin miedo a alienar a su audiencia. En ese sentido The OA es muy divisiva: o entras en el juego o no, pero desde aquí animo a todo el que lea esto a darle una oportunidad, en medio de una vorágine de series que nos proponen esquemas muy similares, The OA es un respiro de aire fresco que nos anima a salir de nuestra zona de confort y reflexionar sobre temas importantes.

Y hasta aquí esta serie de artículos de repaso a The OA. Doy gracias a todos los que hayáis leído alguno de los recaps (¡o todos!) y espero que os hayan gustado, si os interesa dejadnos algún mensaje y sabed que ¡Ya está confirmada la segunda temporada de la serie!

Hasta la próxima, pasadlo bien y, como siempre, ¡sed muy felices!

Álvaro Pachehttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Graduado en Estudios Ingleses por la Universidad Autónoma de Madrid. Aficionado a la literatura, el arte, el cine y el mundo de los videojuegos, con una especial predilección por el género de ciencia ficción en todos los medios.

7 COMENTARIOS

  1. Que buena review! Necesitaba leer algo. Ayer terminé de verla y realmente me gustó y me sorprendió alegremente el final, creo que todo encaja y como dices tu, lo que queda librado da para que uno reflexione y arme su propio rompecabezas.
    Ahora voy a leer la de los otros capítulos, como ves , empece por el aquí.

  2. ¡Muchas gracias Silvia!

    Me alegro mucho de que te haya gustado la reseña, tras meditar aún más la serie creo que fue una buena decisión por parte de los creadores el dejar preguntas en el aire, puede ser frustrarte pero siempre esta bien el generar discusiones, teorías etc. Que cada uno mire las cosas desde su punto de vista y saque conclusiones diferentes que valgan para el o para ella.

    Veremos que tal con la ya anunciada segundo temporada.

    ¡Un saludo!

  3. Hola, he vuelto a ver la serie, ya que hoy sale la segunda temporada y si tenia dudas ahora ya tengo menos…lo de que hace el del FBI en casa de OA creo porque él es un cazador , como Hap (o es él mismo en otra dimensión…todos tienen sus réplicas…menos OA…que es la verdadera y original) y por eso hace todo lo posible para frenar al grupo (los libros). Lo de dejar la puerta abierta lo dice OA en la serie, es un requisito, tiene que dejarlos entrar sino no será posible…¿por qué? No tiene explicación lógica…¿Por que los vampiros no pueden entrar en casa de alguien sino se les invita?…pues por eso

  4. Apenas vengo a ver la serie y creo que ya viendo la segunda temporada debo decir que está primera parte cumple muuy bien con su acometido que es tener al espectador al filo de la tv.

    y creo también que no hay que tener cuidado con las preguntas que quedan en el aire, por lo que veo todo sera resuelto poco a poco, porque la linea del tiempo y los viajes interdimensionales están conectados.

  5. Hola [email protected], muchas gracias por vuestros comentarios.

    Muchas de las preguntas que se plantean aquí se resuelven, efectivamente, en la segunda temporada, aunque se abren muchos melones más.

    Azucena, si que vamos a hacer análisis de la segunda temporada, de hecho están al caer. Espero que o gusten. Un saludo muy grande 😀

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad