InicioSeriesAnálisis de The Walking Dead: World Beyond. Temporada 2. Episodio 9

Análisis de The Walking Dead: World Beyond. Temporada 2. Episodio 9

Nos queda una sola entrega para finalizar la serie y The Walking Dead: World Beyond está terminando mucho mejor de lo que quizás se esperaba. Analizamos hoy el noveno episodio de esta segunda temporada recordándoles que la serie, creada por Scott M. Gimple y Matthew Negrete, es emitida por Movistar+ para España y AMC para Latinoamérica.

Hemos llegado al penúltimo episodio de la serie, así que bienvenidos sean una vez más a un nuevo análisis de The Walking Dead: World Beyond correspondiente, en este caso, al noveno de la segunda temporada y que lleva por título La Muerte y los Muertos.

Se trata de una entrega cargada de tensión y con mucha emoción, así que pasemos ya mismo a analizarla no sin antes advertir que SE VIENEN SPOILERS DE LA TRAMA.

Análisis anteriores de The Walking Dead: World Beyond, aquí

Análisis de The Walking Dead, aquí

Análisis de Fear the Walking Dead, aquí

Sin Retorno

El episodio comienza en los túneles de la base, donde grupos militares andan a la caza de los rebeldes fugados. Cuando en la penumbra, creen encontrarlos y disparan contra ellos, se encuentran con que los mismos no detienen su marcha porque son zombies utilizados como señuelo. Una vez que los eliminan disparándoles a la cabeza, descubren que a sus espaldas llevan adosados explosivos, pero ya es tarde…

Leo Bennett, por lo tanto, se mantiene aún en la base junto al resto de los científicos: dice que la RCM les ha enviado una señal y les han tenido que enviar otra en respuesta. Felix afirma que ya no hay posibilidad de vuelta atrás: el Rubicón está cruzado.

Sin Gas

Jadis recibe las noticias de lo ocurrido en los túneles y se pregunta de dónde sacaron los explosivos. Haciéndose la distraída, Jennifer responde que son científicos, dando así a entender que los deben haber armado ellos mismos cuando la realidad es que se los facilitó.

Leo se comunica por radio con Jadis para pedirle que en una de las salidas les sean entregados dos camiones con tanques de combustible completos. Ella no muestra interés ni entiende por qué debería hacerlo, pero su rostro cambia cuando le hacen escuchar la voz de Mason Beale, a quien tienen cautivo. Está obvio que hay una sola cosa a la cual Jadis teme y es a la ira del general si algo ocurriera a su hijo.

El acuerdo termina siendo aceptado, pero Leo y los suyos siguen manteniendo su propio plan, que implica utilizar contra los militares el gas almacenado en la base. A tal fin, Felix y Hope son enviados al subsuelo, pero se encuentran con que la cámara frigorífica en la cual había zombies no está funcionando, por lo que los mismos están activos y, para colmo de males, con sus cabezas congeladas, lo cual hace difícil penetrarles el cráneo para eliminarlos. Cambio de estrategia: hay que aplastarlos. Consiguen una breve victoria hasta que descubren que los tanques de gas ya no están allí: Jadis previó la jugada y se les adelantó.

Encuentro y Fuga

Silas ha llevado a Dennis a la estación de erradicación y allí la bala le es extraída por Elton, quien ha conseguido whisky para la herida pero no antibióticos.

Dennis les insiste en que vayan tras sus amigos, pero ambos planean conseguir medicamentos en la base, que está desprotegida por la cantidad de efectivos destinados a los túneles. Por el camino, van provocando pequeñas explosiones para atraer a los zombies.

Una vez en el lugar, se les cruza Webb, quien no hasta hace mucho fuera compañero de Silas en la estación. Su presencia se debe a que al ser enviados tras los prófugos los militares de más experiencia, la base ha quedado a cargo de los cadetes. Silas aun lo ve como amigo y pareciera que Webb a él también, no obstante lo cual se le ve decidido a cumplir con lo que le han asignado y matarlo si fuera necesario. No llega a tanto: un golpe de Elton desde atrás le deja sin sentido.

Pero el incidente les ha demorado y los zombies que ellos mismos han atraído ya trasponen los límites de la base. Toman los medicamentos que necesitan y, antes de irse, Silas oye turbado como Webb es atacado por los caminantes al otro lado de la puerta y ve la sangre correr bajo la misma.

No encontrando modo de escapar, Elton recala en la escultura del globo terráqueo que alguna vez Indira dejara a Kublek e, introduciéndose dentro, echan a rodar aplastando zombies por el camino en una fuga absolutamente épica.

Adelanto de Planes

Felix, junto a las chicas y el rehén, van al punto de encuentro acordado para recibir los camiones. Iris, quien ha discutido bastante más de lo aportado durante esta temporada, intenta darle a Jadis un discurso ético que probablemente le interese poco. Por el contrario, declara convencida que están salvando al mundo y que Omaha, el Campus y eventualmente Portland, eran comunidades que nunca podrían volverse autosuficientes y, por lo tanto, comprometían la disponibilidad de recursos por parte de la RCM. Debían, por lo tanto, ser eliminadas para que la humanidad sobreviviese, e incluso lo ve como misericordia

Felix mantiene encañonado a Mason y ello cohíbe a Jadis, pero los zombies están empezando a llegar y no son pocos, razón por la cual debe descuidarlo para dispararles.

En el entrevero, Mason logra zafarse de sus captores y se produce una triple escaramuza entre rebeldes, militares y zombies. En el tiroteo, cae abatido Percy: una muerte que no estaba en mis cálculos; le ponía más boletos a Jennifer, quien a último momento “cambia de bando”…

En efecto, dispara contra los dos efectivos de Jadis y luego le apunta a ella: no sé por qué no la mata si tan poco complejo tuvo para bajar a los otros dos, pero supongo que a la producción no le interesa que un personaje tan fuerte desaparezca antes del episodio final. Lo cierto es que Jennifer termina siendo la Eugene de esta historia y no Silas, como habría pensado. En algún punto, tiene sentido y hasta era más esperable…

Iris está dolida por la muerte de Percy, en tanto que Hope quiere matar a Mason por haber sido el causante de todo. Su propia hermana la convence de que no se cargue una nueva cruz, mientras fugaces flashbacks nos retrotraen una vez más a aquella noche en que, siendo niña, acabara con la vida de la madre de Elton.

Deciden, finalmente, huir de allí mientras Jennifer mantiene bajo punta de pistola a Jadis y los caminantes siguen llegando. Están atacando a Mason y ello la obliga a tener que dispararles, distracción que permite a Jadis escapar. Insisto: ¿por qué no la mató? La cuestión es que se queda sin balas y huye del lugar en un vehículo de la RCM.

Jadis se comunica por radio con el general Beale y su semblante es claramente otro al hablar con él, algo que ya habíamos notado en Kublek, pero aquí la contradicción con su personalidad es más fuerte. Seguimos sin ver a Beale y no sabemos por qué es tan temido: por lo pronto, Jadis le sugiere adelantar el plan de Portland, es decir gasear la colonia antes de lo estipulado.

Reencuentro y Hallazgo

En los bosques, Leo y su grupo no han llegado al punto de encuentro. Por radio, avisa que han tenido un problema con una llanta debido a la presencia de clavijas en el camino y especula con que quien las dejó allí no debe andar lejos. Felix parte a su encuentro para ayudarles.

Por primera vez en la temporada, el cuarteto original se reencuentra: Hope, Iris, Elton y Silas, quien no puede ocultar su tristeza al enterarse de la muerte de Percy.

Haciendo un diagnóstico pesimista de la situación, Hope evalúa que no lograron lo que querían, pues el gas sigue en manos de la RCM, que ha terminado venciendo y acabará eliminando Portland sin que ellos tengan siquiera la posibilidad de avisarles. Apesadumbrados ante la perspectiva de lo que se viene, los cuatro se confunden en un abrazo.

Tras escapar de la gresca con los zombies, Jennifer ha ido hasta la estación de erradicación y allí se encuentra con un Dennis agonizante a la espera de los antibióticos. Con lágrimas en los ojos, la vemos luego caminando por el lugar y ello nos hace pensar que el pobre no llegará ya a recibir los medicamentos. Pero sorpresivamente, Jennifer se topa con varios contenedores repletos de tanques de gas que, por supuesto, son los que Jadis ha hecho sacar de la base.

Con evidente cambio de expresión en su rostro, llama al grupo juvenil para ponerles al tanto del hallazgo y les pregunta si aún tienen en su poder el C-4. Hope dirige una mirada a su mochila y responde afirmativamente…

Balance del Episodio

Nos queda un único episodio y, como dije al principio, me produce una cierta tristeza. Lo bueno es que la escena final nos deja un halo de optimismo aun cuando hayamos tenido dos muertes para lamentar: la de Percy y la de Dennis; el primero de ambos se venía afirmando como personaje en las últimas entregas; al segundo lo conocimos menos, pero su actitud paternalista hacia Silas me había empezado a caer bien. De todas formas: ¿murió realmente? La verdad es que no vimos eso, sino que es lo que podemos presumir a partir del llanto de Jennifer, pero falta saber…

Creo que al igual que los dos anteriores, el episodio ha estado marcado por una tensión que no dio respiro, al punto que podemos preguntarnos si el desarrollo de la serie no merecía tres temporadas. Pero caemos en un loop eterno porque quizás estas entregas no hubieran tan vertiginosas de ser así. Conclusión: nunca lo sabremos.

Hay algunos detalles que se ven algo inverosímiles, como la torpeza que exhiben los subordinados de Jadis o, como antes señaláramos, que Jennifer no la haya matado al tenerla a tiro. Pero bueno, Jadis es un personaje tan fascinante que no se me ocurre que quisieran prescindir de ella para el episodio final.

El general Beale nos sigue provocando intriga. ¿A qué viene la insistencia en no mostrar su rostro? Lo único que se me ocurre es que le conozcamos y, en ese sentido, no hay que olvidar que si bien esta serie está terminando, las otras dos de la franquicia siguen en curso y no sería raro que utilizaran el cierre como cliffhanger, sobre todo para la principal. ¿De qué nos enteraremos entonces? ¿Tendrá el general Beale alguna relación con Rick Grimes?

Muy interesante la utilización de los zombies en este episodio: es curioso ver cómo han pasado de ser una amenaza a prácticamente una herramienta de guerra, pues dos veces los rebeldes se han valido de ellos y otra fueron utilizados por los militares sin ser, obviamente, conscientes de nada. Y amé la escena de la fuga con el globo terráqueo aplastando caminantes: un sutil toque de humor negro que siempre es saludable.

Me emocionó ver al grupo adolescente reunido nuevamente: era una de las cosas que extrañaba de la primera temporada y, por suerte, Elton volvió a tener protagonismo y, al menos de momento, pareciera no haber decidido quedarse en el Perímetro como yo especulaba que haría, aunque nada puede descartarse quedando todavía un episodio.

¿Volveremos a saber de Kublek? Yo sigo esperando el verla encarada con Jadis; ojalá la última entrega nos dé el gusto.  El avance nos muestra que tanto Pollyana McIntosh como Julia Ormond estarán en ella, aunque no llegamos a ver si juntas.

Por lo pronto, creo que la serie está terminando mejor de lo que, en algún momento pintaba y más ensamblada con las otras al momento de formar un mismo universo.

Les espero la próxima semana para analizar el episodio de cierre que, espero, nos deje satisfechos como a mí, al menos, me vienen dejando estos últimos.

Hasta entonces y sean felices…

Rodolfo Del Bene
Rodolfo Del Bene
Soy profesor de historia graduado en la Universidad Nacional de La Plata. Entusiasta del cine, los cómics, la literatura, las series, la ciencia ficción y demás cosas que ayuden a mantener mi cerebro lo suficientemente alienado y trastornado.

2 COMENTARIOS

    • Hola Sherman, gracias por comentar: cuestión de opiniones. A mí me parece que la serie ha repuntado mucho. Me gustaría que fundamentaras para saber si estoy de acuerdo o no, y que también le sirva a quien lee. En cuanto puedas, por favor hazlo, gracias. Un saludo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS