Análisis de Titans (Titanes). Temporada 2. Capítulo 12

2

Introducción

Estoy de vuelta contigo, Titánide y/o Titán, para el análisis del penúltimo capítulo de la segunda temporada de la serie Titans (Titanes). El título del mismo es Faux-Hawk, que puede traducirse por Falso Halcón. Y si, está muy centrado en el personaje más desaprovechado de esta segunda temporada, el amigo Hank, a la vez que no pierde de vista las otras tramas, tramas como la búsqueda de Gar, la rehabilitación de Dick o la relación de Rose y Jason, que van llegando a su conclusión. Una conclusión que parece llevar al esperado enfrentamiento contra la organización Cadmus y contra Deathstroke.

Recordarte que, aparte de Titans, puedes echarle un vistazo a los análisis de las diferentes series del universo televisivo de DC, ya sea de CW o de DC Universe.

Jericho y Slade Wilson comparten cuerpo

Se había insinuado en el capítulo anterior pero en este se termina de confirmar: Jericho y Slade Wilson comparten cuerpo. En este episodio ya si se nos muestra cómo, antes de morir, Jericho transfiere su alma al cuerpo de su padre, originando ahora, como en los cómics, una peculiar situación en la que ambos se disputan el cuerpo de Deathstroke desde un espacio en la mente del villano. Espacio compartido por ambos. Algo extraño, digno de la Doom Patrol. Si bien hay una diferencia con respecto a las viñetas. En estas era Jericho el que, con el cuerpo de Deathstroke, buscaba disolver a Los Titanes para evitar que más adolescentes como él murieran tratando de ser héroes. En esta serie parece que es Slade quien quiere destruir al grupo simplemente por venganza. Finalmente Raven resucitaría a Jericho con un ritual similar al usado por el Hermano Sangre para devolverle la vida a ella. Dado que este último villano de Los Titanes no ha aparecido en esta temporada es de suponer que si Jericho regresa será de otra manera.

Lo que quedaba por saber del tercer Wilson

También conocemos lo que nos quedaba por saber del tercer Wilson. Más bien de la tercera Wilson, Rose Wilson. Esta se sincera con Jason y le cuenta cómo acabó en Los Titanes. La cosa comienza hace tres años, con el descubrimiento, tras una caída en bici, de que poseía algo así como habilidades metahumanas de regeneración. Al parecer vivía con su madre y un padre adoptivo pero tenía gran interés en conocer a su padre biológico. Al final acabará descubriendo que este es el villano Deathstroke. Deathstroke, en un principio, no estaba interesado en que su hija formara parte de su vida pero, al final, se lo piensa mejor y acepta entrenarla para que le sirva de arma contra Los Titanes en venganza por la muerte de Jericho. Durante el entrenamiento vemos a Rose vistiendo un traje de combate muy parecido al de su padre. Indumentaria que también llevará en los cómics, con la identidad de Ravager. Aunque en las viñetas no es tanto Rose la que busca a Slade sino que este, desde el principio, manipulará los acontecimientos en la vida de su hija para que esta acabara siendo su aprendiz y ayudante. Consiguió inspirar tal lealtad en su hija que sería esta la que decidiría ensartarse su ojo izquierdo para así ser lo más parecido a su padre. En la serie se da a entender que es Slade es el que se lo arrebata para así conseguir dar más pena a Los Titanes.

El plan es que Rose se infiltre en Los Titanes para ayudar a su padre a destruirlos desde dentro, adoptando así el mismo rol que desempeñaría la titánide Terra en los cómics, tal y como comenté en el análisis del capítulo anterior. Pero Rose se ha enamorado verdaderamente de Jason y no quiere ser parte de la venganza de su padre. Pero, como podría esperarse, esto no sienta bien a Jason. Se siente dolido y engañado por lo que decide romper tanto con Rose como con Los Titanes. Aunque parece que Rose si volverá a reunirse con sus ex compañeros tras recibir una llamada de su padre pidiéndole que se una a él ante la inminente reunión de sus enemigos. Habrá que esperar al episodio que viene para saber por quién tomara partido Rose.

Cadmus continúa con sus planes

Como trama paralela a la de Deathstroke tenemos la que implica al Proyecto Cadmus. Cadmus continúa con sus siniestros planes en lo que respecta a Los Titanes, ocupando el papel que, en las viñetas, tenía la organización criminal H.I.V.E. En un principio ya han conseguido controlar a Gar y todo parece indicar que lo van a usar como arma contra sus compañeros. En este episodio podemos ver como vuelven a probar su control sobre él sin importar a cuántas víctimas se lleven por delante.

Por su parte, Donna y Dawn consiguen sonsacarle a uno de los empleados de Cadmus, Sam Walter, las intenciones de la organización con respecto a Gar y a Conner. Antes de ir a por ellos Donna propone pedir ayuda a Hank pero Dawn le dice que no, que ellas se bastan. Obviamente está dolida por la ruptura y no quiere saber nada del Halcón. Con quien si contactará Donna será con Kory y Rachel, las cuales si se unirán a ella en San Francisco tras no haber localizado a Dick.

¿Qué pasa con el Halcón?

Por su parte el Halcón ha decidido romper con todo y dedicarse a la lucha libre. Una forma muy autodestructiva de canalizar su ira que le llevará a una espiral de violencia, sexo y drogas. Hasta tal punto que llega a vender su traje de superhéroe a cambio de droga, sin darse cuenta. Al final descubre que el chico al que se lo vendió está luciéndose, vestido como él, en redes sociales. Hank acaba dando con él y lo recupera pero, al descubrir que fue él mismo quien se lo dio, asumimos que en total estado de enajenación por las drogas o el alcohol, se siente miserable. Más si cabe cuando le ha echado al chaval el sermón de que Los Titanes están para proteger a los más débiles pero él se está ensañando con alguien más débil que él. Alguien que, por otro lado, quería sentirse especial vistiendo las ropas de un titán. El caso es que esta embarazosa situación parece haber hecho recapacitar a Hank acerca de la situación en la que se encuentra. 

¿Dónde está Dick?

Nos queda por saber dónde está Dick. Pues, tras fugarse, lleva a cabo dos visitas. Una a la madre de Jericho para constatar que ella también sospechaba de la actual situación de su hijo. Antes de irse una desesperada Adeline le pide a Dick que le devuelva a su hijo. Con el nivel de confianza que ahora tiene Dick parece capaz de cualquier cosa, pero no alcanzó a imaginarme como lo va a hacer si no es con magia de por medio. La segunda visita es al sastre de Batman. ¡No es broma! En esta serie se ha establecido que un tal Stud dirige un laboratorio secreto, ubicado en una tienda de ropa, donde se diseñan los trajes del Caballero Oscuro. ¡Yo siempre había pensado que eso lo hacía Alfred con su amo Bruce! El caso es que Dick quiere un nuevo traje acorde con su nueva actitud. Lo que le muestran parece gustarle. Así que lo más probable es que veamos a Nightwing en el siguiente episodio.

Cierre

Poco más que añadir. Me da la impresión que este es una especie de episodio bisagra donde se termina de aclarar las posiciones o situaciones de todos los personajes para el choque final, que tendrá lugar en el siguiente episodio. Para variar, en este capítulo todos tienen su momento, lo que es de agradecer.

Esto es todo por esta semana Titánide y/o Titán. Espero tus comentarios. ¡Muchas Gracias!



el autor

Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General. Colaborador de Las Cosas que nos hacen felices. Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural. Diplomatura en desarrollo WordPress, Social Media Manager, Community Manager, Content Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria y miembro fundador del blog de Cultura Pop DYNAMIC CULTURE (www.dynamicculture.es). Cursos de S.E.O., Analítica Web, Community Manager y Marketing de Contenidos. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

2 comentarios

  1. Hola, Adrián:
    Un gusto como siempre leer tus reseñas y disfrutar de todo lo que sabes. A mí también me llamó mucho la atención lo del sastre de Batman. Estuve a punto de preguntarlo en la entrada del episodio anterior pero me pasa que, habiendo ya visto la temporada completa, me cuesta un poco aislar cada episodio en mi memoria y, por lo tanto, tuve miedo de espoilear. Justamente quería preguntarte si en algún cómic había aparecido algo así, ya que no lo recordaba ni tenía conocimiento al respecto pero, por lo que dices, se ve que no.
    Por lo demás, coincido en que es un episodio de transición (aunque quizás es por tener en mi mano el «diario del lunes» al haber visto el siguiente). Espero tu próxima reseña con el cierre de la temporada y, de manera muy especial, tu valoración final.
    Un saludo!

    • Adrián De La Fuente Lucena el

      Hola Rodolfo. ¡Muchas Gracias por tu comentario! Disculpa la tardanza en responderte. Se me había pasado el aviso de comentario en mi correo. ):

      El gusto es mío por saber que disfrutas y lo dejas por escrito. No todo el mundo se toma la molestia de hacerlo. 🙂

      No te preocupes por lo del Sastre de Batman. Es normal, yo voy con retraso en las reseñas y eso puede resultar confuso. Lamento no haber podido ir a la par de la serie.

      Hasta donde yo sé Batman no tiene ningún laboratorio clandestino que le manufacture los trajes. Y no he encontrado nada al respecto. Creo que eso lo hacen Alfred y él con materiales que adquieren de Empresas Wayne. Pero, cuando saque algo de tiempo, seguiré indagando por si se me ha pasado algo.

      Ciertamente es un episodio de transición, con independencia de que hayas visto el siguiente. 🙂

      Decirte que acabo de terminar la reseña del último episodio y no debería tardar mucho en salir. Espero que te guste y comentes.

      Un abrazo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez. No tienen ni idea. Los viejos, ya sabes. Fïjate, están ahora en…