Análisis de True Detective. Temporada 3. Capítulo 6.

10

Bienvenidos una semana más a los Ozarks. Los niños Purcell han desaparecido y asistimos a la investigación dirigida por Wayne Hays y Roland West. Bienvenidos a True Detective III.

Análisis de todos los capítulos de True Detective

1980: EL PRINCIPIO DEL FIN.

Conforme avanzan los capítulos, van desapareciendo las ínfulas de Pizzolatto por querer enredar la trama con líneas temporales y traumas internos para centrarse en lo que realmente se le da bien en esta temporada: la investigación de los niños Purcell.

Es por ello que apenas hay escenas dedicadas a la línea temporal de 1980, aunque sí que tienen importancia porque suponen el inicio del descenso a los infiernos de Wayne Hays.

Tras el tiroteo, Hays y Amelia comienzan su relación de forma apasionada. Las cosas parecen ir bien al detective, hasta que, como ya sabíamos, las autoridades políticas deciden cerrar el caso e imputar a Woodard. Algo con lo que no está de acuerdo nuestro protagonista.

Como bien se aprecia en la escena de la rueda de prensa, el caso adquiere eco nacional y apenas se presta atención a la familia. Los padres Purcell abandonan la sala por separado sin que (casi) ningún periodista se percate de su marcha, centrados en el discurso del fiscal.

1990: COMENZAMOS A VER LA LUZ

La mayor parte del capítulo se enfoca en esta línea temporal.

La llamada de Julie centra la atención de la policía en Tom Purcell, algo con los que la pareja de detectives no está muy de acuerdo, pese a que el fiscal está muy interesado en acusarle como cómplice de Woodard para volver a quitarse el caso de encima.

Remover en el pasado de Tom Purcell da sus frutos: iba a ser despedido antes de la desaparición de sus hijos por sospechas de homosexualidad. Parece ser que Will y Julie no eran sus hijos, lo que se refuerza con la vuelta de uno de los grandes sospechosos de los primeros capítulos: Dan O´Brien, el primo de Lucy. Ofrece información sobre quien compró a Lucy a cambio de su silencio y, finalmente, acabó con ella en Las Vegas a cambio de dinero.

Por desgracia, las medidas de seguridad de la oficina de la investigación dejan mucho que desear y el padre de los Purcell vuelve a obtener información que no debería de conocer. En este caso, la localización de Dan O´Brien. Teniendo en cuenta que el primo de Lucy Purcell acabó enterrado en una presa, las cosas no pintan muy bien para el chantajista.

Tras una emboscada, Tom obtiene la información que necesita: Dan solo iba a decirle a Hays y West el nombre de quien compró a Lucy y, por tanto, de alguien que quería silenciar el caso. Es decir, el principal sospechoso.

No sabemos qué nombre le dice, pero sí dónde va Tom tras atacar a Dan: a la residencia Hoyt, la familia que lidera la principal empresa del pueblo. Una vez allí, Tom accede a una habitación rosa tras una puerta blindada, donde es atacado por Harris James.

¿Y quién es Harris James? El policía que participó en la investigación del tiroteo de Woodard y que, presuntamente, colocó la mochila de los niños para acusar al indio. Tras esto, fue contratado como responsable de seguridad de Hoyt Alimentación con un sueldo que ya quisiera yo como médico.

Por otro lado, Amelia tiene su propia trama al comenzar a escribir una secuela de su libro sobre el caso Purcell aprovechando la reapertura de la investigación. Por primera en la serie, su conflicto se desprende del de Hays para centrarse en sí misma y en la cuestión de si es ético aprovecharse del dolor ajeno para conseguir el éxito propio.

2015: ¿TE HE INCULCADO LO DE REPRIMIRTE?

Poco que añadir en la última línea temporal. Hays le dice a West que ha recordado un detalle de 1990: el agujero que comunicaba la habitación de Will y Julie actuaba precisamente de eso, de vía de comunicación. Ambos se apoyaban mutuamente frente a la situación familiar en casa.

Por último, aquí tenemos la segunda entrega de las conversaciones importantes en True Detective III. Tras la charla sincera entre West y Hays, contemplamos la conversación entre padre e hijo donde Hays le pide que jamás reprima ningún sentimiento, que no sea como él. Parece que esta última línea temporal es la única que se empeña en resolver los conflictos internos de un protagonista que, cada vez, es menos protagonista.

CONCLUSIONES

Pizzolatto pisa el acelerador. Algo de agradecer, pero que podría haber compensado en los cuatro primeros capítulos. La serie encuentra su lugar a medida que el relleno de la vida de Hays desaparece y se centra más en el caso.

¿Cuál es mi teoría? Dado que Lucy Purcell trabajó en Hoyt Alimentación durante años, es posible que se quedara embarazada por dos veces de algún cargo importante, o incluso del jefe de la empresa, el cual, obviamente, no está interesado en relacionarse con gente de clase social baja y decide comprarla para que no diga nada. Puede ser que ese hombre se arrepintiera de su decisión y quisiese lo mejor para sus hijos. De ahí el llevarles a los aposentos rosas. Probablemente, su fijación era mayor con Julie. De hecho, Will puede ser hijo natural de Tom y Lucy y se sintió celoso o bien quiso proteger a Julie, por lo que fue asesinado.

Un saludo y sed felices!



el autor

Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

10 comentarios

  1. Upsss, creo que entre tamto blablabla vacuo, se me han escapado cosas al leerte. La lástima de todo esto es que me da igual. Considero esta temporada un coñazo. Un desarrollo lentísimo. Por supuesto que se va a llevar mi aprobado pero como siga así, será a lo justo…

    Excelente análisis Fernando. Me has ayudado a pillar dos o tres cosas.

    • Fernando Vílchez el

      Gracias a ti por leerlos. Pizzolatto no ha sabido medir bien el tempo de la trama. En los primeros capítulos, el relleno campa por doquier. A partir del quinto capítulo, el desarrollo se acelera porque se centra en la investigación. Veremos el resultado global en el último capítulo.

  2. Stringer bell el

    Gran analisis como siempre,se empiezan a entender muchas cosas según pasan los capitulos,en cuanto a la serie me esta encantato,no esta al nivel de la primera temporada (algo muy difícil) pero creo que es lo que esperábamos los fans fe true detective.

    • Fernando Vílchez el

      Gracias por tu comentario. Siento no poder estar de acuerdo contigo. Creo que la trama, sobre todo en el primer capítulo, recuerda mucho a la primera temporada de True Detective. Pero conforme avanzan los episodios, creo que es la temporada menos True Detective de todas. De hecho, veo más esencia de la serie en la segunda temporada que en la tercera. Pero ya habrá tiempo para desarrollar este aspecto. Un saludo!

    • Fernando Vílchez el

      Hasta lo que he podido interpretar (entono el mea culpa por no haberlo aclarado en el artículo), esa escena refuerza un poco el conflicto personal de Amelia, el cual, por cierto, ha tardado en aparecer. Al fin y al cabo, debe ser, cuanto menos, conflictivo desde el punto de vista ético la difusión de un evento escabroso para obtener fama personal. El hecho de que el catalizador de esta escena sea un antiguo sospechoso de la línea temporal de 1980 no sé como interpretarlo…¿Alguna clase de pista?

      • En mi opinión, si bien en este momento de la serie la atención esta puesta pura y exclusivamente en el empresario de Hoyt no creo que el encuentro quede en esa escena. Me arriesgaría a decir que en un flashback haya alguna charla entre Amelia y el sujeto ya que creo que ella debe haber influido de alguna manera en el desenvolvimiento de la “impunidad” de los secuestradores.
        De paso te agradezco los análisis, es muy útil para mantener fresca la memoria.

        • Fernando Vílchez el

          Puede ser. Desde luego, yo no he tenido la capacidad de interpretarlo así. Me había quedado en la superficie. Gracias por la ayuda. Es un placer poder leeros en los comentarios.

  3. un asunto que pasa desapercibido es la relacion entre Tom y Roland, pero esta ahí y creo que eso fue lo que hizo que Roland no siguiera adelante en su carrera.

    • Fernando Vílchez el

      Es un aspecto ciertamente interesante de la serie. Roland sigue siendo el personaje más opaco y del que menos sabemos. Sorprende su implicación con Tom Purcell. Veremos en qué queda. Un saludo.

Contesta a Carlos María Porras Castaños Cancelar Respuesta

Recomendado en Las Cosas felices
Tras la notable presentación que supuso el Yo soy Gotham de Tom King, el escritor parecía decidido a continuar indagando en la psique del hombre…