Análisis de Watchmen. Temporada 1. Capítulo 2

7

Bienvenidos a un nuevo análisis de la que está llamada a ser la nueva serie estrella de HBO. Esta semana me toca de suplente y hay mucho que contar, así que os dejo con el enlace al análisis de la semana pasada y vamos al lío. No se si hace falta decirlo pero vienen spoilers como un calamar gigante.

El episodio de esta semana se abre con un flashback, al igual que el anterior. Un jefe militar alemán redacta propaganda para lanzarla a los soldados negros que combaten en la Primera Guerra Mundial. Conocemos que uno de esos soldados es el padre del viejo negro en silla de ruedas que dejamos a los pies del cadáver de Judd y que la nota donde escribió «Cuiden de este chico» (o «Vigilad a este chico»; elegid vosotros la traducción libre de Watch over this boy) es una de esas hojas de propaganda que le lanzaron en plena contienda.

A continuación avanzamos justo donde lo dejamos la semana pasada. Judd (Don Johnson) ha muerto y Angela (Regina King) está a los pies de su cadáver y arresta al viejo negro en silla de ruedas (Louis Gosset Jr.) que afirma que él lo ha matado. Sin embargo, lejos de llevarlo a comisaria, se lo lleva a su guarida secreta, donde intenta que le cuente la verdad de lo que ha pasado. El viejo afirma que él ha matado a Judd y que además lo ha colgado del árbol. Por mucho que se empeñe y por mucho que diga que es el Dr. Mahanttan transformado en viejo, Angela no se lo cree (y nosotros tampoco, la verdad).

Tras recibir la llamada de sus compañeros anunciándole que han encontrado el cadáver de su jefe, Angela deja al viejo en su guarida / panadería y regresa a la escena del crimen, donde Espejo (Tim Blake Nelson) le hace todo un análisis forense sin ni siquiera descolgar el cuerpo del árbol. Llama la atención tanta precisión pero luego se explica por otra escena, así que paciencia. Cabreados por la muerte de su jefe, los policías, con Rojo (Andrew Howard) al frente, deciden ir a Nixonville a repartir leña, arrestando a todo el que se encuentre allí y metiéndolo en un furgón por las malas o por las malas.

Entre medias, Angela recuerda los sucesos de La noche blanca, cuando los policías fueron asaltados en sus casas, un suceso que provocó el enmascaramiento de los agentes del orden. Recuerda al jefe sentado a los pies de su cama en el hospital. Así conocemos que sus hijas son en realidad las hijas de su antiguo compañero, que no sobrevivió a la masacre perpetrada por la Kaballeria. Lo que no conocemos es por qué le perdonaron la vida a Angela cuando parecía que un segundo Rorschach iba a acabar con ella. Quizás tiene que ver con lo que el viejo, al que ya podemos llamar Will porque así dice llamarse, le cuenta: que su jefe, Judd Crawford, tiene muchos trapos sucios escondidos en el armario, y más en concreto una túnica del Ku Klux Klan, que ella encuentra con unas gafas de rayos x que nos sirven para explicar el análisis forense que Espejo lleva a cabo. También nos enteramos, gracias a un análisis de ADN, de que Will es el abuelo de Angela. Ya de paso, le comenta que si le encierra, le rescatarían en un santiamen porque tiene amigos influyente. Lo que parece un farol se confirma cuando Angela lo mete en el coche para llevarlo a comisaria y una nave se lo lleva gracias a un imán gigante. Hasta aquí el episodio y el resumen de la trama. Vamos con los detalles.

Martial Feats of Comanche Horsemanship

El título del episodio hace referencia a la pintura que vemos en casa de Judd Crawford, un cuadro del pintor americano George Catlin titulado Comanche Feats of Horsemanship. No soy licenciado en filología inglesa y se me escapa los cambios pero creo que Damon Lindelof quiere que veamos en ese título transformado una referencia a la doble cara que presenta el personaje de Don Johnson. En este episodio se nos da a entender que, aparte de policía cocainómano, Judd Crawford era un miembro destacado de la Kaballeria y que, quizás, La noche blanca fue orquestada con toda la intención, la de hacer que la policía pudiese actuar enmascarada y casi al margen de la ley. ¿Por qué si no le perdonarían la vida a Angela? ¿No sería que Judd lo habría ordenado?

Greenwood Center for Cultural Heritage

Para descubrir quién es Will realmente, Angela se sirve del típico truco que enseñan en todas las academias de policía, ese de ofrecer un vaso de agua al sospechoso para tomar una muestra de su ADN sin necesitar su permiso. Para que en comisaria no hagan preguntas innecesarias, Angela se dirige al Greenwood Center for Cultural Heritage, una especia de museo que sirve para recordar la matanza de Tulsa que vimos en el episodio anterior y donde la gente puede comprobar si desciende de los supervivientes de la matanza. Es así como Angela averigua quién es Will. En el centro, una máquina le ayuda a obtener sus resultados de ADN, una máquina con el rostro de Henry Louis Gates Jr., Secretario del Tesoro de la Administración Redford. Henry Louis Gates Jr. se interpreta a si mismo y es un historiador e intelectual estadounidense que ha destacado por su trabajo en favor de la defensa de los derechos de la comunidad afro-americana. El Greenwood Center for Cultural Heritage (Centro Greenwood para la Herencia Cultural) es una trasposición del  Greenwood Cultural Center, en cuya página web podéis comprobar que tratan el tema de la matanza de Tulsa de 1921.

Henry Louis Gates Jr.

Piratas y búhos

Muchos críticos han destacado que Watchmen, la serie, puede verse perfectamente sin haber leído el cómic en que se basa. Bueno, verse puede verse pero lo más seguro es que, si uno no conoce el cómic (o la película, que es tal cual el cómic excepto por un par de detalles) no se entere de la mitad de lo que pasa o de las referencias. En este episodio son varias las referencias a la obra original, desde los planos de los relojes (en la guarida de Angela, en su casa, etc) que siempre estuvieron muy presentes en las viñetas, hasta la referencia a los piratas y al búho. Esos son los disfraces que llevan las hijas adoptivas de Angela en una de las escenas. El búho, evidentemente, es una referencia al personaje del Búho Nocturno, el justiciero que sobrevive al enfrentamiento con Adrian Veidt / Ozymandias y que, según los apéndices web publicados en USA, ahora se halla bajo custodia del FBI. Suyo es el modelo de nave que usa Judd Crawford en el primer episodio, la nave llamada Archie por Arquimedes, el búho de la película Disney Merlín, el encantador.

Lo de los piratas, si uno no ha leído el cómic, es para nota. A lo largo de Watchmen (el cómic) se intercalan escenas de un cómic que uno de los personajes va leyendo, una historia de terror que parece simbolizar el descenso a la locura de Adrian Veidt. Al querer mostrar cómo serían los superhéroes en el mundo real, Alan Moore y Dave Gibbons pensaron que la gente no estaría interesada en los cómics de superhéroes y por eso idearon uno de piratas, Relatos del Navío Negro. El personaje que lee el cómic es un adolescente que lo hace de gorra al lado de un quiosquero y es inevitable pensar en ellos en otra escena de la serie, cuando un quiosquero habla con el repartidor de periódicos y una niña va a buscar una serie de revistas. Ambos, quiosquero y repartidor, comentan la lluvia de calamares en Tulsa, Yakarta y Leningrado, que viene en la portada del New Frontiersman. El quiosquero comenta que es Redford el que hace llover calamares, para distraerles mientras les quitan más derechos sociales (teniendo en cuenta que el verdadero Robert Redford es un demócrata declarado, es decir, de izquierdas, no se como le va a sentar eso). Lo curiosos es que la paranoia conspirativa del quiosquero quizás esté justificada ya que, en esos apéndices que os he comentado, se insinúan las conexiones entre Adrian Veidt (que en los cómics planta un calamar gigante en medio de Nueva York) y la Administración Redford.

Hay que señalar también que no sabemos quién es la chica que va a buscar revistas y periódicos, ni para quién va a buscarlos. El quiosquero le dice que el Nova Express llegará por la tarde. Se trata de una revista que aparecía en el cómic, una revista que criticaba a los justicieros enmascarados, fundada por una empresa propiedad de Adrian Veidt / Ozymandias. El opuesto a Nova Express era el New Frontiersman, cuyo número hablando de los calamares vemos en pantalla. El New Frontiersman era de carácter claramente conservador, justificando las acciones de los vigilantes y con un cariz xenófobo, racista y ultraconservador. Son ellos quienes reciben el diario de Rorschach en las viñetas finales de la obra, diario que parece ser que sirvió de inspiración al Séptimo de Kaballeria.

Hablando de Rorschach, atención al personaje de Tim Blake Nelson, Espejo, que no se quita su máscara ni para comer, en una clara alusión al justiciero original y que denota que muy bien de la cabeza no anda.

El hombre en el castillo

Hablemos de Jeremy Irons, quien según todas las quinielas y la ficha de IMDb interpreta a Ozymandias. Si finalmente se confirma, ya podemos decir que ha perdido la cabeza. Irons / Veidt hace que sus sirvientes representen una obra, El hijo del relojero, que es una representación fidedigna del origen del Dr. Manhattan. Tanto que hace arder a su sirviente pero le da igual: son todos clones de usar y tirar y se ve que no es la primera vez que pasa. Si en la obra original, Adian Veidt aparecía como un tipo frío y calculador, en la serie parece que se le ha ido la cabeza del todo; se asemeja más a un científico loco que al calculador que conocíamos. Llama la atención ese pastel con dos velas, con los colores del uniforme de Ozymandias. ¿Qué se celebra exactamente? ¿El segundo día en el castillo? La escena termina con ese reloj que sobrevive a la cámara de incineración, con la hora exacta que marcaba el reloj del juicio final en el cómic, un reloj que marca lo que falta para que el mundo se destruya en un ataque nuclear. Otra vez los relojes como símbolo y no será la última.

Will Reeves

Ese es el nombre del personaje (según IMDb) que recibe el nombre interpretado por el mítico Louis Gosset Jr., el abuelo de Angela. ¿Quién es? Mi teoría es que se trata de Justicia Encapuchada, el miembro de los Minutemen que protagoniza el primer episodio del documental American Hero Story. No son muy sutiles, la verdad. Lo que vemos del documental es la primera aparición del justiciero Justicia Encapuchada, que desapareció dejando un rastro que llevaba a Rolf Müller, un forzudo de circo muerto de un tiro (supuestamente por El Comediante). Sobre Watchmen (el cómic) hay múltiples teorías, tantas como re-lecturas y gente leyendo la obra. Una de ellas afirma que Moore y Gibbons jugaron al despiste y que Justicia Encapuchada era negro, de ahí que fuese totalmente enmascarado. Incluso su atuendo, con la capucha y la soga al cuello, parece aludir al reverso del Ku Klux Klan. Hay quien considera que Moore establecía una cierta ironía en eso, ya que hacía que Rorschach, racista declarado, tuviese como referente a un negro sin que él lo supiese. Ojo, que esto es sólo una teoría y no está confirmado pero ya os digo que muy sutiles no son; incluso los colores de la ropa de Will son los del justiciero.

Un inmenso puzzle

Eso es lo que es la obra original y eso es lo que está llevando a cabo Damon Lindelof, sobre todo en este segundo episodio. Ya lo afirma Will cuando le dice a Angela que:

…se trata de una compleja y perversa conspiración () si te lo contase de golpe te explotaría la cabeza, de modo que lo haré poco a poco.

No me ha contado una mierda.

Te equivocas. No has prestado suficiente atención

Esa es la técnica de Damon Lindelof que ya anticipó en Lost (Perdidos), el montar un inmenso puzzle de forma que el espectador se vea absorbido, se haga preguntas y vuelva a la semana siguiente a por más. Sólo que en aquella ocasión el puzzle se hizo tan grande que no había quien lo montase, o por lo menos que lo montase en condiciones. Eso si, el proceso fue apasionante. Esperemos que ahora vayamos a una resolución mejor. Por el camino, Lindelof sigue reflexionando sobre el bien y el mal, los buenos y los malos, el abuso de poder, cuestionando incluso el Estado de derecho en las palabras del prólogo / flashback:

Hola chicos. ¿Qué hacéis por aquí? ¿Matar alemanes? ¿Acaso os hemos hecho algún daño? Claro, esos tipos blancos y los infames periódicos ingleses y americanos os han dicho que hay que exterminarnos por el bien de la humanidad y la democracia. Pero yo os pregunto: ¿qué es la democracia? ¿Gozáis de los mismos derechos que todos los americanos blancos? ¿O por el contrario os tratan como americanos de segunda? ¿Podéis sentaros en el teatro o montar en los mismos autobuses que los blancos? ¿Y qué ocurre con la ley? ¿Es normal que en un país democrático se permitan linchamientos y otras prácticas crueles?

A través del episodio, Lindelof parece decirnos: ¿es normal que en una democracia los policías vayan enmascarados? ¿es normal que la policía proceda a detenciones violentas sin una orden? ¿quiénes son los buenos? ¿quiénes son los malos? Lo que está claro es que nada es lo que parece. Un saludo, sed felices, disfrutad de la serie y hasta la próxima.



el autor

Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

7 comentarios

  1. Hola, me ha gustado mucho tu análisis y también el episodio aunque hay cosas que me rayan de la serie. Por ejemplo el tal Will que podría ser el Dr. Manhattan aunque creo que como opinas no creo que si fuera él tuviera el cuerpo de un anciano de 105 años que va en silla de ruedas. Luego tenemos a los de la Kaballeria que se ponen mascaras de Rorschach, pero con agujeros en la parte de los ojos para poder ver, pero resulta que el tal Espejo es mas Rorschach que ellos porque come con la mascara puesta como el original y ademas no necesita de agujeros para poder ver, ¿no? Ademas los policías son casi mas fascistas que ellos porque cuando descubren que han matado a Judd se van a Nixonville y la lían. Pero lo mas extraño es el personaje de Jeremy Irons que si es Ozymandias como dicen en IMDB, ¿porque sale de nuevo a caballo como en el primer episodio? ¿Que significa la tarta con dos velas en lugar una? ¿Y lo de sus sirvientes clones o robots o lo que sea? Es todo muy raro y mas cuando al final representan como se creó el Dr. Manhattan donde uno de los clones va pintado todo de azul como él pero en lugar de pintarle tambien la cara y toda la cabeza lleva una mascara. Lo malo de todo es que esta serie está escrita por Damon Lindelof y aunque no vi The Leftovers ya sabemos que pasó con Perdidos y como esta serie solo tiene 9 capítulos en principio, veremos en que acaba todo.
    PD: En el segundo trailer donde se veía al final al Dr. Manhattan trajeado me extrañó que no brillara como en la peli pero veremos si es realmente el y que pasa.

    • Pedro Pérez S. el

      Gracias por el comentario, Juan. Lo de que Will sea el Dr. Manhattan creo que es más ironia que otra coas, aunque podría ser posible. Es verdad que Espejo es más Rorschach que todos los demás juntos. Atención a este personaje porque no contratas a Tim Blake Nelson para tenerlo de secundario con una máscara puesta todo el día. Y lo de Ozymandias si que me tiene despistado. No había caído en que otra vez llega a caballo. No sabemos dónde está el castillo ni nada de nada. Es, como dices, una serie de Damon Lindelof. Tampoco he visto The Leflovers y aunque me gustó Perdidos si reconozco que aquello al final fue un desmadre, un castillo de naipes inmenso que luego no sabían como sujertarlo, como he leido en otro lado. Ya veremos como acaba todo. De momento han conseguido captar la atención de todos. Un saludo

  2. En el episodio anterior el negro en la silla de ruedas (Louis Gosset Jr.) espera a Angela en la entrada de su pastelería-tapadera fingiendo pasar el tiempo y le dice «¿Eh, crees que puedo levantar 90 kilos?».
    Luego vemos el desenlace del episodio y sabemos que sí.
    Que justo antes se cruce un autobús anunciando el episodio televisivo de «Justicia Encapuchada» junto a los colores de la ropa o son pistas (la regla del guion de la «anticipación y cumplimiento») o es un ejercicio de despiste con los espectadores que conocen el universo Watchmen.
    En ambos casos, esperar todas las respuestas en cada episodio o en un primer visionado me parece ingenuo viendo cómo se juega con el posicionamiento de los personajes y lo que representan.
    Y me parece muy estimulante no tener ni idea de hacia dónde va a ir la historia e intuir que hay un plan trazado para que todo tenga sentido.

    • Pedro Perez S. el

      Hola Juanpe Q. No creo que Will Reeves esté ahora para levantar 90 quilos por mucho que pueda andar sin silla de ruedas. Creo que es más una referencia a su pasado. Lo mejor de la serie es verla semana a semana porque te deja toda la semana con ganas de ver el siguiente. Yo aun estoy asimilando el último episodio, cuya sorpresa final es mayúscula. Por favor, quien lo haya visto que no haga spoilers. Gracias por el comentario.

  3. Hola, Pedro:
    Recién ahora he comenzado la serie y voy por este episodio, así que quizás lo que tenga para decir te suene anacrónico o ya pasado. Pero me da la impresión de que Will Reeves está emparentado con Bass Reeves, aquel famoso sheriff negro que, según se dice, originó la leyenda del Llanero Solitario. Inclusive el primer episodio había comenzado con la proyección en un cine de una película acerca de él. Ya sé: ahora tienes vista la serie completa y sabrás si es así o no, o si simplemente es algo que se seguirá manteniendo en el misterio. Si he dicho una obviedad ya muy clara para quienes han terminado de ver la temporada, pido disculpas. Gracias por tu análisis y seguiré viendo.

    • Perdón, olvidaba algo. Otra cosa que me llamó la atención es la utilización de la célebre Cabalgata de las Valkirias de Wagner. En el cómic tiene un papel fundamental ya que es citada por Búho Nocturno en sus memorias como la melodía más triste que conoce ( y explica el porqué de su trauma). En la película de Snyder, en cambio, es utilizada en el momento en que Dr. Manhattan arrasa orientales en la guerra de Vietnam, lo cual constituía un claro homenaje a Coppola y su famosa escena de los helicópteros en Apocalypse Now. Bien, ¿qué es lo que me llamó la atención? Que el uso que se le dio en la serie hace más clara referencia a la película que al cómic, ya que la cabalgata suena durante ese ensayo de representación teatral en el momento en que Jon emerge como súperhombre azul. Raro, no? De cualquier forma, no deja de ser cierto que la cabalgata tenía que sonar sí o sí en algún momento.

      • Pedro Pérez S. el

        Hola Rodolfo. Si has seguido viendo la serie, verás que Will no está emparentado con Bass Reeves pero si toma su apellido cuando tiene que volver a empezar de cero. Buen detalle lo de la Cabalgata de las Valkirias. La música en la serie es muy importante y se me había pasado por la cabeza el hacer un post con las canciones y la música que sonaba pero ya exigía más tiempo y más atención al detalle y al final optamos por centrarnos en lo que hemos hecho. Un saludo y gracias por el comentario.

Contesta a Pedro Perez S. Cancelar Respuesta

Recomendado en Las Cosas felices
Sí. Esto podría no tener fin. La afamada serie, que celebraba hace poco su episodio número 100, puede que extienda su reinado más allá de…