Análisis de Watchmen. Temporada 1. Capítulo 7

20

No tengo palabras. Se me han quedado los ojos como platos y la boca por los suelos. ¿Alguién lo vió venir? Porque de ser así habría que darle un premio. Bienvenidos a un nuevo análisis de la serie más sorprendente del año. Os dejo con el enlace de los episodios anteriores y vamos al lío. Nunca mejor dicho.

El origen de la Hermana Noche

Si en episodios anteriores hemos asistido al origen de El Espejo (Don Reflejos según Laurie Blake) y de Justicia Encapuchada, en este toca visitar el origen de Angela Abar, alias Hermana Noche. Para eso nos trasladamos a su infancia en Saigón, donde sus padres mueren en un atentado el día que conmemora el décimo aniversario de la huída del Doctor Manhattan a Marte. La fascinación de Angela por los enmascarados ya sabemos que le viene de familia y no puede evitar el alquiler de una cinta propia del blaxploitation, llamada precisamente Hermana Noche. Esa cinta fue la que, al final, le salva la vida porque al ir a devolverla está lejos de la explosión que mató a sus padres. A partir de aquí la infancia de Angela transcurre en un orfanato, donde ya va quedando clara su vocación de policía. No será hasta la llegada de su abuela, es decir la madre de su padre y esposa de Will Reeves, que Angela descubra su ciudad de origen, Tulsa. Lamentablemente, su abuela muere nada más conocerla, en las calles de Saigon, víctima de un infarto. Y es que no hay nada como una infancia traumática para dar origen a un superhéroe.

Lady Trieu

Nos enteramos de todo esto gracias a la terapia de Lady Trieu, que intenta curar a Angela de los efectos de su sobredosis de Nostalgia. Dicha terapia consiste en la Mnemodiálisis, un método para destruir los recuerdos ajenos que invaden el cerebro y se incrustan en la red neuronal, obstruyendo los circuitos y amenazando la red cognictiva. Para eso se satura el cerebro con fluido cerebroespinal provisto por un huesped natural que elimina la Nostalgia del córtex. Angela piensa que ese huesped es su propio abuelo pero se queda a cuadros cuando descubre que dicho fluido cerebroespinal procede de un elefante que yace en la habitación de al lado. No será la única escena bizarra que tendremos en este episodio. Hay que señalar que, aparte del dicho ese de «tener memoría de elefante», que usen ese animal para tal método terapeútico no carece de sentido. Por lo que parece (no soy ningún experto) el neocortex del elefante se parece al de los simios y los humanos. Son uno de los animales más inteligentes del planeta y su cerebro está muy desarrollado. Tiene que serlo para poder mover semejante masa. Aun así, la escena no deja de ser chocante.

Laurie Blake y la Kaballeria

Ya lo dije en el análisis de la semana pasada. Angela había hablado por los codos y Laurie lo había grabado todo. Es ella quien la deja en manos de Lady Trieu para que la cure. Mientras, va a visitar a la viuda de Judd Crawford y le cuenta lo que sabe: que cree que la Kaballería son los Cíclopes con otro nombre y que Keene promovió La noche blanca para que, al final, no se distinguieran los buenos de los malos porque todos iban enmascarados, formando todo parte de su plan para ser presidente. La sorpresa llega cuando la señora lo confiesa todo a la primera. Mejor. ¿Para que vamos a marear la perdiz? Laurie Blake cae en su trampa (literal y figuradamente) y queda en manos del senador Keene. El bueno de Joe Keene ya le dice que se la jugó cuando movió los hilos para que la trasladaran a Tulsa. Suponemos que lo hizo para disimular. Acto seguido le confiesa su plan: no van a eliminar a los negros, como habíamos pensado tras ver el episodio anterior. ¿Para qué ser blanco si es mejor ser azul? Y no, no pretenden transformarse en pitufos precisamente.

El hombre en el juicio

La escena bizarra de la semana es para el sin par Adrian Veidt, alias Ozymandias, juzgado por unos clones implacables por sus múltiples crímenes. Especialmente significativo es el de intentar escapar del paraíso, mandamiento que les dio su creador cuando les dio la vida. Los clones se revelan así como unos émulos de Adan y Eva. ¿Es Veidt la serpiente en el paraíso? Da igual. Le importa un pedo, tal y como demuestra en su alegato final tras 365 días de juicio. La imagen que se fusiona con la estatua de Ozymandias en Industrias Trieu daría a entender que Veidt está atrapado en su propia mente, congelado en esa estatua, si no fuese porque en una entrevista los guionistas revelaron que estaba en Europa, el satélite de Júpiter.

What the fuck????

Si, un «peró qué coño» como un castillo de grande es lo que nos trae el episodio. Angela, tras enterarse de que le estaban metiendo por vena el fluido cerebroespinal de un elefante, se pasea por las instalaciones de Lady Trieu y acaba en una sala donde se recogen las plegarias que la gente le manda al Doctor Manhattan en Marte a través de las cabinas que Industrias Trieu tiene diseminadas por todo el mundo. Ahí es cuando Lady Trieu le dice que su plan es salvar a la humanidad. Bueno, ya se lo había dicho pero Angela no se lo tragó. Will Reeves fue a verla para pedirle su ayuda para acabar con La Kaballería, que es lo mismo que El Cíclope. Le dice que el Doctor Manhattan, cuyo origen nos han rememorado en el prólogo, no escucha sus plegarias porque ya no está en Marte sino en la Tierra, haciéndose pasar por humano e intentando vivir una vida normal. La Kaballería pretende secuestrarlo, destruirlo y convertirse ellos en el Doctor Manhattan. Angela sale espantada y no necesita que le digan quién es el Doctor Manhattan porque ya lo sabe. Que levante la mano quien lo vió venir. ¿Nadie? Tranquilos porque esto no se lo olía nadie. Jon Osterman, el Doctor Manhattan, es Calvin «Cal» Abar, el marido de Angela. Y lo pongo por si a alguien no le ha quedado claro, como mi compañero en la web Toni Garrido, que necesitó un tiempo para procesarlo. Así es como se engancha al personal para que regrese a la semana siguiente a ver que pasa.

An Almost Religious Awe

Un fervor casi religioso es el título del episodio de esta semana y, al igual que el título del episodio 6, nos devuelve al cómic:

The Vietcong are expected to surrender within the week. Many have given themselves up already… Often, they ask to surrender to me personally, their terror of me balanced by an almost religious awe.

Se espera que el Vietcong se rinda dentro de la semana. Muchos ya se han rendido … A menudo, piden entregarse a mi personalmente, su terror contra mí está equilibrado por un temor casi religios.

Eran las palabras de Jon Osterman en el número 4 del cómic original en el que se narraba su origen. Ese temor / adoración queda reflejado perfectamente en el prólogo ambientado en Saigón cuando nos cuentan que, para algunos, Manhattan es el Dios que vino a liberarlos, mientras que para otros es el Dios que vino a conquistarlos y a destruir su forma de vida. En todo caso, el concepto de Dios y no de superhéroe sobrevuela al personaje ya desde las páginas del cómic. Alan Moore escribió en uno de sus complementos que Dios existe, y es americano (Watchmen nº 4). El Doctor Manhattan es la figura que se eleva por encima de la humanidad y que se aparta de ella para crear vida en Marte. Sin embargo, Damon Lindelof y sus guionistas han ido más allá. Ahora Dios ha regresado y pretende ser uno más entre nosotros. A falta de un hijo que sufra por nuestros pecados, Jon Osterman se ha hecho pasar por humano hasta que ha sido descubierto. No sabemos cómo lo han sabido la Kaballeria ni Lady Trieu, ni cómo conoció a Angela ni que les hizo tomar la decisión (hablan de un accidente que no hemos visto) pero seguro que más adelante tenemos la respuesta.

Black Mask

Hemos hablado de la película que Angela Abar quiere alquilar en el videoclub. Si, amiguitos, antes existían los lugares donde la gente alquilaba películas y luego las devolvía, hasta que a un tal Reed Hastings no le salió de los huevos devolver a tiempo una copia de Apollo 13 y le pusieron una multa, como al común de los mortales; pero resulta que el tal Hastings dijo algo así como «os vais a enterar» y los videoclubs desaparecieron del mapa de las calles. En fin, que en el mundo de Watchmen, en 1995, todavía existían los videoclubs y Angela se moría de ganas de ver Sister Night, La monja con el ¡Motherf% & $ ing Gun!. La caratula de la película, el título y su protagonista nos recuerda al género llamado blaxploitation. Un ejemplo perfecto serían las películas de Shaft ; Quentin Tarantino realiza un gran homenaje del género en Jackie Brown. Sin embargo, por la Peteypedia sabemos que Sister Night se engloba dentro de un género propio del mundo de Watchmen, el llamado Black Mask. Partiendo del principio de que los vigilantes enmascarados eran siempre hombres blancos, dicho género parodíaba / homenajeaba (cada cual que escoja lo que quiera) a los vigilantes enmascarados. Un principio que ahora, desde el episodio 6, ha saltado por los aires al descubrirse que su máxima inspiración era un hombre negro.

Según la Peteypedia, Sister Night cuenta la historia de Pamela Davis, una monja devota de día, que atendía  a las almas perdidas de La Cocina del Infierno de la ciudad de Nueva York, y un vigilante enmascarado de noche, librando una guerra contra el crimen, armado con un Colt .45 y un látigo de rosarios niquelados (cagate lorito). Su lema: “El diablo creó el problema del mal; Dios me creó para resolverlo «. Riete tu de aquello de «El crimen es una plaga. Yo soy el remedio«. Parece ser que, después de una secuencia introductoria en la que se carga a una banda de Knot-Tops racistas que se aprovechan de las personas sin hogar (la banda callejera de Watchmen por excelencia) Sister Night investiga el asesinato de una prostituta local que visitaba habitualmente su comedor de beneficencia. En el transcurso de la investigación, derriba a un señor de los barrios bajos, una red de tráfico sexual, y unos White-Gangsters (a saber) mientras que también encuentra tiempo para enamorarse de un guapo artista de graffitis y hacer las paces con la tragedia de su historia de origen, el asesinato de sus padres. El paralelismo con la vida de Angela Abar es más que evidente. Tarantino estaría babeando con este argumento.

Dale Petey averigua también que con la herencia de Nelson Gardner, Will Reeves compró el cine donde trabajaba y que el mismo año que Angela Abar adoptó la identidad de Hermana Noche (2017) ha proyectado todos los domingos a medianoche la película que inspiró la identidad de su nieta como policía, por lo que ya podemos suponer que nunca la perdió de vista.

Cielo, estamos jodidos

En la Peteypedia tenemos también una copia del supuesto accidente de Calvin Jelani, posteriormente Calvin Abar. Jelani fue encontrado por la agente Abar en la Bom Laird Plaza, deambulando en un estado de confusión, el 23/12/2009, es decir 10 años antes de los sucesos de la serie. Por lo que parece, en la zona hubo un accidente entre unos vehículos. Fue la agente Abar quien proporcionó los datos y su historial médico, que dijo haber obtenido de su anterior empleo, figurando como tal el del sector de la construcción en Pyramid Global Construction (algo que si o si suena a Adrian Veidt; o eso o es que era una empresa muy común). Pese a padecer amnesia disociativa, Clavin Jelani era demasiado educado y tranquilo para lo que solía ser habitual en este tipo de pacientes. El doctor que lo examinó señala que mostró gran interés en su muñeco cabezón del Doctor Manhattan.

Con la identidad de Cal revelada, entendemos ahora esa manía de no mentir a nadie (Dios no miente; además, ¿quién mejor que Dios para saber que no hay nada tras la muerte) así como su carácter tranquilo que siempre le lleva a leer libros; en esta ocasión Por quién doblan las campanas, de Ernest Hemingway. No preguntéis por quién doblan porque doblan por ti, o en este caso por Cal:

Nadie es una isla, completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la masa. Si el mar se lleva un terrón, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa señorial de uno de tus amigos, o la tuya propia. La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad; por consiguiente nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti.

Meditación XVII de Devotions Upon Emergent Occasions, obra perteneciente al poeta metafísico John Donne

Por cierto, que mientras le saca de la cabeza el símbolo del hidrógeno suena de fondo el Life On Mars? de David Bowie. Muy sutiles no son, no. Al igual que tampoco es sutileza el Living in America de James Brown al principio cuando nos muestran la vida de Angela en Saigon.

Miscelánea

Vamos con un par de detalles antes de terminar, que esto se hace muy largo. En primer lugar está el tema de los elefantes. Aunque no nos fijásemos, ya aparecen en el episodio 4, cuando se presenta Lady Trieu. Aparecen aquí también cuando Angela está en el videoclub y también de forma literal cuando entra en la habitación de al lado buscando a su abuelo. Es evidente su relación con el tema de la memoria y los recuerdos pero también aparecen como el emblema o símbolo de Lady Trieu, al igual que el ojo egipcio lo era de Adrian Veidt. En la realidad, Lady Trieu era una guerrera vietnamita que algunos han definido como la Juana de Arco de Asia y que aparece representada en pinturas a lomos de un elefante. ¡Si es que Lindelof no lo podía dejar más claro! Por si no lo habíais pillado, Lady Trieu se erige en la sucesora de Ozymandias, con ese discurso en el que dice que la humanidad prefirió el dolor de los recuerdos cuando optó por la Nostalgia en lugar de aprender de los errores, al igual que se erige como salvadora del mundo tal cual Adrian Veidt. Su soberbia y su falta de empatía y humanidad es más que patente. No ha tenido empacho en clonar a su madre y darle sus propios recuerdos a escondidas. Creíamos que Bian era un clon de ella misma pero no nos imaginamos eso. Trieu es una sociópata de tomo y lomo. Aquí no se salva nadie.

También hemos descubierto que Wade Tillman, El Espejo, no es un cualquiera y que ha despachado a todos los de la Kaballería que  fueron a por él. Nos alegramos. Era un personaje demasiado bueno como para matarlo sin más.

Alegato anti-racismo

Creo que es lo mejor que puede definir la serie de Damon Lindelof (porque esta es SU SERIE sin ninguna duda). La gente que lleva máscaras oculta algo y no nos podemos fiar de ellos, ya sean superhéroes o miembros del Ku Klux Klan. por lo menos es lo que piensa el padre de Angela. Sin embargo también nos dicen por boca de Laurie Blake que un blanco enmascarado es un héroe, como lo fueron para muchos los supremacistas blancos del Klan, y que un negro enmascarado da miedo. Es decir, uno es un héroe o un villano según el color de su piel y el color de la piel del que lo juzga. Lo del racismo también lo dejaron claro en el episodio anterior aunque de forma más sutil. Y es que Fred T., el tendero racista que quema una tienda, parece que coincide en nombre y posible apellido con un tal Fred Trump, que montó uno de los primeros supermercados de Queens y que además estuvo relacionado con el Ku Klux Klan. Luego su hijo se haría muy famoso saliendo por la tele. Al margen de la raza, si algo ha caracterizado a los humanos es el enfrentamiento continuo de los unos contra los otros por cualquier excusa pero que un grupo supremacista blanco adquiera los poderes del Doctor Manhattan es algo que, para los que no son de los suyos, provoca escalofríos y eso es algo que Lady Trieu parece dispuesta a remediar. Os dejo con un avance del penúltimo episodio y nos leemos la semana que viene. Un saludo a todos y sed felices.



el autor

Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

20 comentarios

  1. Estaba esperando tu post… Que capítulo el de ayer… a mí también me dejó sin palabras y de espaldas frente al televisor… que tal giro de la historia: el Dr Manhattan es Cal… como señalas, ahora se entiende esa actitud que tenía de estar en paz… Ya quiero que sea domingo para ver con que nos sorprenden…

    P.d. 1: Lady Trieu apareció con una cara que dio mucho miedo,..
    p.d. 2: Te faltó mencionar que Lady Trieu mencionó que su padre también verá su logro…¿será acaso que Ozymandias es su padre?

    • Pedro Pérez S. el

      Hola Harry. ¿Verdad que el episodio te deja pasmado? No hago más que repetirlo a los compañeros de la web y creo que alguno piensa que exagero. Ya verás cuando lo vean, ya. En cuanto al padre de Lady Trieu ojo porque en un artículo de la Peteypedia se especula (no confirmado, ojo) que su padre podría ser Edward Blake, alias El Comediante. Me gustaría ver la cara de Laurie si eso se confirma y cuando descubra que el Doctor Manhattan está en Tulsa y casado con Angela. Gracias por tu comentario y por leernos.

  2. Gran análisis. Da gusto leerte.
    Lo del Doctor Manhattan yo tampoco me lo esperaba. Sí que me esperaba alguna aparición o algo, ya que ya eran bastantes señales durante pasados capítulos y sobre todo en este, pero no me esperaba de esta forma.
    Saludos.

    • Pedro Perez S. el

      Hola Jorge. Creo que ni tu ni nadie se lo esperaba. Yo dudaba de si se atreverían a sacarlo porque, seamos francos, es sacar la artillería pesada. Son palabras mayores porque su nivel de poder es desmesurado, aunque Adrian Veidt fue capaz de confundirlo con aquello de los taquiones. Hay que ver como evoluciona el tema. Muchas gracias por leernos y por el comentario.

      • Como dato curioso, el actor que interpreta a Judd Crawford es el mismo que interpretó a Spencer Gordon Bennet, alías «Big Daddy Bennet», miembro de un incipiente KKK en la película Django de Quentin Tarantino…

        • Pedro Perez S. el

          Cierto. Ni me acordaba. Don Johnson se ha especializado últimamente en pequeños papeles secundarios. Es una pena que aquí se lo cargasen en el primer episodio porque era un personaje interesante.

    • Pedro Perez S. el

      Joder que si lo sabía. Creo que está más que claro. Además, si ves el tráiler del episodio siguiente hay un avance de cómo pasó todo. Supongo que explicarán todo el lío.

    • Woow.. Esto se está poniendo very Hot!.Solo una cosa que no me cuadra y es que el «Dios» Doctor Manhattan podía ver el futuro y de hecho esto lo tuvo muy presente Veidt en su mesiánico plan para «salvar» a la humanidad utilizando los taquiones a modo de escudo frente a el.¿No se supone que todo lo que está pasando ya lo tendría presente?.¿Como se puede pretender capturar a un ser que posee una inteligencia a años luz de la nuestra para que un plan así?.En fin espero ansioso el siguiente episodio.Un saludo.

      • Pedro Perez S. el

        Hola Diego. Vamos a esperar a ver que cuentan en el siguiente episodio pero hay que puntualizar que el Doctor Manhatan no es que pueda ver el futuro sino que más bien percibe el tiempo de forma diferente. Para él, pasado, presente y futuro suceden al mismo tiempo. Y lo más importante: no mueve un músculo para cambiarlo. Al mismo tiempo que retozaba con Janey Slater, su primera novia, estaba con Laurie; de igual manera sabía que le acusarían de provocar cancer y que se iría a Marte.Lo vive como algo inevitable, inmutable, no como algo que él pueda cambiar. A pesar de todo su poder, creo que el Doctor Manhattan no puede alterar el tiempo. Y ya te digo, esperemos a ver que pasa y como pretenden capturarlo la Kaballeria. Igual por eso está allí Laurie Blake. Y ya que estamos, está claro porque todo sucede en Tulsa, que es una población que apenas llega a 400.000 habitantes: la conspiración sucede allí porque allí está el Doctor Manhattan. Un saludo y gracias por el comentario.

        • Soy el único que cuando Angela se marchó a casa se pensaba que el Dr. Manhattan era el niño (no me acuerdo ahora mismo del nombre)? Es que me esperaba a cualquiera antes que a Cal. Incluso a Panda!

          • Pedro Pérez S. el

            Hola ITH (joder, cada vez me lo ponéis más difícil con los nicks). Yo en ese momento ni pensaba. No creí que fuesen capaces y estaba entre expectante e incrédulo. A ver como sigue la cosa. Gracias por leernos.

          • Yo sí pensaba en el niño, recordad que tiene algún poder como vimos en la escena en la que sostenía un castillo en el aire. Creo que, si no es Dr Manhattan, está muy relacionado con él

          • Pedro Pérez S. el

            Hombre, yo lo del niño no lo veo claro. Habría que revisar la escena porque igual se sujeta en el aire porque es algún tipo de juguete. Pero todo es posible porque más adelante el Doctor Manhattan comenta que puede traspasar sus poderes. Así que a saber.

  3. Muy bueno este capitulo. Gran historia a punto de finalizar la serie y por fin veré al Dr. Manhattan que tantas ganas tenia. Muy real de lo que en Vietnam haya quien considerase al Dr. Manhattan un dios que vino a salvarlos o un dios que vino a destruirlos. En lo que ya me pierdo es en lo de la Kaballeria, ¿tanto rollo con las mascaras de Rorschach y ahora todos quieren ser Manhattan? Y lo de Ozymandias tampoco lo entiendo mucho, puede que tengas razón en lo de que este atrapado en su propia mente
    Lo que me ha dejado un poco sorprendido es que si al Dr. Manhatttan le dio por pasar de la humanidad hace 34 años, ¿que es lo le hizo cambiar de opinión para ahora volver a la tierra y encima vivir como un ser humano?

    • Pedro Pérez S. el

      Hola Juan. Esperemos a ver el siguiente episodio antes de especular sobre los motivos del Doctor Manhattan para regresar (¿se aburren los dioses?) Lo de la Kaballeria es verdad que parece un contrasentido aunque quizás el que se vaya a convertir en azul es John Keene y los otros estén de comparsas. No veo al senador compartiendo el poder con nadie. Gracias por pasarte por aquí y comentar.

  4. Excelente post. Estaba esperandolo. Con respecto a lo de los elefantes, hasta el diseño de empresas Trieu se asemeja a un elefante. Me intriga lo de su padre, ya sabemos que Bian es un clon de su madre y como alguien lo menciono anteriormente, su padre sera Veidt? o The comedian? Como siempre, lo dejan abierto a especulaciones y de verdad nada es lo que parece. Quizas lo de Cal no lo vimos venir, pero cuando en uno de los capitulos previos le dice a sus hijos que Dios no existe, eso me genero suspicacia, aunque en ese momento ni por lo mas remoto pense que era el Dr. Manhattan (Algo que recapitulo ahorita, siempre sale vestido de azul o con algun tono asi). Importante, looking glass tiene una mascara de uno de los asaltantes de la septima caballeria, habra que ver como se redime con Angela o si salva a Laurie…. Hasta la semana proxima.

    • Pedro Pérez S. el

      Hola Jose. Bien visto de lo El Espejo. Es verdad que Petey ve a uno con la máscara quitada y se pregunta quién es este tipo. Esta claro que Wade volverá al almacen donde está Laurie y será clave en lo que va a pasar. Esto nos lo han mostrado claramente. En cuanto a Cal, la verdad es que creo que va siendo hora de volver a ver todos los episodios (yo lo hago pero a cachos cuando voy escribiendo el post) porque estoy seguro que vamos a ver la serie de otra manera. Muchas gracias por el comentario y por leernos.

  5. 1.- Es curioso cómo vuelve Lindelof al tema del «dolor» y la «herencia», aunque sea inconsciente, para justificar que los personajes sean superhéroes.
    2.- También lleva varios episodios criticando la «Nostalgia». Las píldoras como algo que podían ser útiles para enfermos pero que impedía a las personas «avanzar», hasta convertirlo en una infección. En la obra original era una colonia y Espectro de Seda la percibía como repulsiva si la usaba Rorschach o algo doloroso pero que la unía de forma íntima a Búho Nocturno. Supongo que para el guionista es una forma de decir «hay que avanzar (más allá de la obra original) y dejar de recrearla», que es lo que desarrolla en la serie.
    3.- Lo del Dr. Manhattan creo que no se lo esperaba nadie. Ahora tiene sentido que les dijera a las hijas lo que pasa cuando alguien muere, que no existe Dios o que no le guste mentir…

    • Pedro Pérez S. el

      Hola Juanpe Q. Lo del dolor y la herencia es un tema que has comentado en otro post y que me ha hecho reflexionar. Creo que Lindelof establece una clara distinción entre quién sufre y quién no. ¿Quién sufre? Los personajes que al final resultan ser los buenos, como por ejemplo Angela o Wade. ¿Quién no sufre? Pues todos los que resultan ser los malos, cuyas quejas y lloriqueos son bastante patéticos y no digo más por no hacer spoilers a quien no haya visto los siguientes episodios. Un caso claro es Adrian Veidt, que sufre en el plano físico pero que carece de sentimientos, de empatía, por lo que es imposible que sufra. Su «dolor» por no ser reconocido como el salvador de la humanidad resulta ridículo en comparación con el dolor de Angela o Wade Tillman. Como siempre, gracias por pasarte por aquí.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Desde hace unos pocos días podemos disfrutar en el canal de youtube de Star Wars de unas featurettes de Star Wars: Rise of Skywalker con…