InicioSeriesAnálisis de Nine Perfect Strangers. Capítulo 7.

Análisis de Nine Perfect Strangers. Capítulo 7.

Desde el pasado jueves tienes disponible el episodio 7 de Nine Perfect Strangers en Amazon Prime: Las ruedas del autobús. Un capítulo que nos acerca al final de esta serie donde las piezas van encajando y el verdadero motivo de Tranquilium está desvelado.

El título se debe a una canción infantil que la propia Jessica tararea desde el jacuzzi natural, aludiendo a las situaciones caóticas que van surgiendo en el apacible y sosegado retiro espiritual. Estas situaciones harán que Masha tenga que ir de un lado a otro ‘apagando fuegos’ para intentar que todo lo que ha construido no se desmorone.

Análisis del resto de episodios de Nine Perfect Strangers

Nine Perfect Strangers y el caos

Continuamos con la terapia que Masha propuso a los nueve huéspedes del exclusivo resort. Todos ellos siguen bajo el efecto de las drogas que les proporcionaron como parte de su sanación espiritual. Esto les conduce a una serie de situaciones y conversaciones que no son del todo reales.

Empezamos el 7 capítulo de Nine Perfect Strangers con Masha meditando, viendo a esa niña rubia de la bici. Una sonrisa aparece en el rostro de la gurú: está más cerca de lo que nunca ha estado de conseguir su objetivo. En ese momento Carmel (Regina Hall) aparece, totalmente fuera de control, y empieza a atacarla con toda su rabia y su odio. En su locura confunde a Masha con la mujer de su exmarido y no duda en golpearla e incluso en estrangularla.

Carmel es el segundo de los huéspedes que tiene que ser llevado a la enfermería para tratarlo de una crisis. Esta situación será la gota que colme el vaso para Delilah (Tiffany Boone), que le propone a Yao abandonar el resort. Sobre su cabeza planea el pensamiento de aquel hombre que falleció en Tranquilium, y teme que eso vuelva a repetirse. La joven piensa que Masha se está aprovechando de los Marconi para su propio beneficio y quiere avisar a la policía para que ponga fin a esa locura. La joven muestra una obsesión por escapar que le hará sacar un lado violento que hasta ahora desconocíamos.

nine-perfect-strangers-las-cosas-que-nos-hacen-felices

Y no es la única que lo piensa: Lars (Luke Evans) mantiene una conversación con la gurú donde le expone sin tapujos que conoce su pasado y sabe lo que pretende con el experimento al que va a someter a la familia de Zach. El periodista le recuerda a Masha la muerte de Aaron Connelly, pero ella no atiende a razonamientos y culpa a la enfermedad que el hombre padecía como la verdadera desencadenante del trágico suceso.

El caos reina en Tranquilium, donde sus huéspedes alternan realidad con ficción inducida por las drogas. Frances (Melissa McCarthy) se ve a sí misma de niña y añora esa época. Mientras Tony le pide vivir juntos, pero esto es algo que solo sucede en su cabeza…

La sucesión de hechos sin una aparente unión entre ellos contribuye a crear ese ambiente de desastre inminente. Frances, sentada al borde de un precipicio hablando de su padre. Jessica y Ben, mirando de lejos lo que sucede desde el jacuzzi natural. Y Carmel, encerrada en su habitación cantando y bailando, para acabar transformada en una de las pesadillas de Masha. Todo lo sucedido en este episodio es confusión. Masha ha perdido el control sobre todo lo que sucede en su resort.

Los Marconi son la clave

Mientras tanto los Marconi están pasando por una crisis. Las revelaciones del episodio 6 de Nine Perfect Strangers sobre Heather y Zach han causado un profundo dolor en Napoleon. Por primera vez aparece como un hombre derrotado y cansado, cuestionándose si podrá perdonar a su mujer y seguir adelante con la relación.

Por su parte Zoey no está a favor del experimento que Masha pretende llevar a cabo con ellos. La joven intentará convencer a su madre de lo falso que sería ese mundo alternativo. Pero Heather ha tomado su decisión y está dispuesta a hacer todo lo necesario por pasar unos minutos con Zach, aunque no sea real.

Estamos casi al final de este episodio de Nine Perfect Strangers, y llegó el momento de dar el paso. Los Marconi esperan a Masha con la presencia de Yao y de Lars. Las dudas de Napoleon y Zoey aparecen y son puestas sobre la mesa. Masha vuelve a repetir la misma frase de siempre: todo está controlado y no es peligroso. Y para demostrárselo, ella misma bebe de esos vasos que contienen las drogas, lo que llevará a los cuatro a una experiencia novedosa que podría significar un cambio en la vida de muchas personas angustiadas.

Empieza así el momento decisivo, el más esperado por la gurú que regenta Tranquilium. Será una noche movida en la que ninguno dormirá. ¿Valdrá la pena? Pero eso ya lo veremos en el episodio 8 de Nine Perfect Strangers, que se presupone lleno de sorpresas y de respuestas, dando así un final que esperamos sea el que se merece esta serie.

Saludos y sed felices.

Lucia Hernándezhttps://draegone.website
Aprendiz de todo lo que llame mi atención. Colaboradora en varias webs de ocio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS