InicioCómicsBlake y Mortimer. Vuelve la aventura

Blake y Mortimer. Vuelve la aventura

Norma Editorial publica en nuestro país una nueva aventura de Blake y Mortimer. Por si alguien no conocía esta serie, es un buen punto para engancharse a ella.

Blake y Mortimer nacen en la revista Tintin de la mano del dibujante Edgar P. Jacobs, autor belga formado con Herge y al que, junto al autor de Tintin, se le  considera uno de los representantes de lo que se ha llamado la “línea clara”.

Jacobs creó una serie de corte policiaco, aventurero y fantástico, una mezcla de géneros que se intercambiaban de un álbum a otro, con unos personajes que hoy en día serían anacrónicos. Por un lado, el profesor Philip Mortimer, físico nuclear en una época en la que lo nuclear servía de excusa para desarrollar todo tipo de argumentos fantásticos; por el otro, el capitán de los servicios de contraespionaje británicos Francis Blake, el prototipo de un gentleman inglés. Si Batman y Robin ya levantaban rumores, que decir de Blake y Mortimer. Ambos personajes comparten apartamento, cenan y toman el té en su club y no se les conocen amores. Ambos viven sus aventuras en una época casi indefinida donde no hay lugar para el romanticismo, los amoríos ni por supuesto el sexo. Una época más inocente, casi idílica, donde los buenos son buenos y triunfan siempre sobre los malos, que por supuesto son muy malos. Aún así, con estos mimbres Edgar P. Jacobs construyó una de las mejores series de la historieta franco-belga, aunque con altibajos. Como ya hemos señalado, los géneros varían de una historia a otra y tenemos algunas memorables, como El misterio de la gran pirámide o La marca amarilla que se alternan con otras que resultan farragosas, como La trampa diabólica.

Leer a Jacobs no es fácil. El autor tiende a acompañar cada viñeta de multitud de explicaciones, diálogos y textos de apoyo (ver sino El misterio de la gran pirámide, toda una lección de egiptología en algunas páginas). Cuando se centra en la aventura o el misterio la historia es fascinante; cuando le da por la ciencia ficción puede acabar resultando de lo más cutre e inverosímil (ahí está El misterio de la Atlántida y sobretodo La trampa diabólica, uno de los peores álbumes de la serie). Además, en muchas ocasiones se centra más en la figura de Mortimer que en la de Blake, que tan sólo sirve de comparsa y que aparece para cumplir el expediente y salvar a Mortimer de algún lío, como si de un deu ex machina se tratara. Por lo que respecta al dibujo, Jacobs es coetáneo y heredero de Herge pero en ocasiones resulta más estático que el autor de Tintin, sus dibujos a veces quedan ninguneados por el texto, dando la sensación de que estamos ante una obra de teatro en la que la cámara se ha quedado fija, con dos personajes dialogando y sin apenas movimiento. Jacobs publicó en vida 8 álbumes de la serie y el último fue terminado por otro autor, el dibujante Bob de Moor.

Esto es diálogo y lo demás cuento
Esto es diálogo y lo demás cuento

Llegados a este punto y ante semejante crítica (difícil lectura, demasiado diálogo, narración pobre, etc) alguno puede preguntarse por qué hay que engancharse a esta serie. Pues porque al contrario que Herge, que pensaba que el mundo del cómic giraba en torno a él y lo dejó todo atado y bien atado para que nadie continuase las aventuras de Tintin, Jacobs no tomó esas precauciones o por lo menos a sus herederos no les importó que otros autores continuasen con las aventuras de Blake y Mortimer. Y ya puestos a ello se les encargó seguir con la serie a dibujantes como Ted Benoi o André Juillard y al que sin duda es el mejor guionista europeo de todos los tiempos, Jean Van Hamme y a su sucesor, Yves Sente (si nadie ha leído Thorgal ya está corriendo a la librería).

Segundo tomo de La maldición de los treinta denarios, de lo mejor de la serie
Segundo tomo de La maldición de los treinta denarios, de lo mejor de la serie

Los nuevos autores se alternan en la realización de los álbumes y consiguen algo casi imposible: conservar el espíritu de las aventuras originales realizadas por Jacobs y modernizar la serie al mismo tiempo. Ahora las explicaciones serán las justas y necesarias. El capitán Blake ya no va de comparsa sino que comparte las aventuras y el peligro con su amigo Mortimer, llegando a protagonizar álbumes como El caso Francis Blake o El juramento de los cinco lores. El dibujo sigue el estilo de Jacobs pero ya no se nota tan estático ni está tan encorsetado por el texto. Si Jacobs realizaba en ocasiones historias memorables y en otras realizaba auténticos tostones, en la nueva etapa no hay un álbum malo. Destacan todos los guionizados por Van Hamme, en especial La maldición de los treinta denarios, heredera de las historias de Indiana Jones.

Ahora Yves Sente y André Juillard se han atrevido con una precuela, La vara de Plutarco, que antecede al clásico de Jacobs El secreto del Espadón, primera de las aventuras de Blake y Mortimer. Una ocasión perfecta para iniciarse en esta apasionante serie, siguiendo con los álbumes de Jacobs y después con los de Van Hamme y compañía en la que es una serie desconocida para el gran público pero que cuenta con muchos seguidores.

plutarco
Si Star Wars la tuvo, Blake y Mortimer también se merecían una precuela
Pedro Pérez S.
Pedro Pérez S.
Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

5 COMENTARIOS

  1. Muy buena reseña,solo decir q como fan de lo fantástico q soy decir q los tomos relacionados con la atlantida y los viajes en el tiempo no son malos,enrevesados tal vez por ser jacobs un autor al cual le gustan los textos con mil palabras,eso si,pero para nada de lo peor del autor,como referentes de lo fantástico de esa época son de lo mejorcito,y la marca amarilla q aquí se reseña,una obra maestra

    • Gracias por el comentario. Coincido con que La marca amarilla es una obra maestra. Y también con que los otros dos son enrevesados. No digo que sean malos pero si que resultan peores que el resto de los álbumes. Quizás es que como historias de ciencia ficción han quedado anticuadas con el paso del tiempo. De todas formas me reafirmo: Jacobs tiene historias muy buenas y otras no tan buenas pero es que, en mi opinión, de las nuevas no hay ninguna mala.

      Un saludo.

  2. Intenté leerme esta colección pero reconozco que no pude con ella. Los parrafos y diálogos tan largos dejaban a los de Claremont como un novato.

  3. Me han llamado de todo por decir esto: algunos de los álbumes de los continuadores (les repreneurs) de la saga superan a los del maestro, tanto en dibujo como en guión: La Maquinación Voronov y El Caso Francis Blake. Muy recomendables.

  4. Hola yo fui fan de tintin. Pero bueno estoy buscando si hay comics ambientados en la guerra fria y de linea clara. Gracias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS