InicioseriesCarnivale, la lucha entre el bien y el mal

Carnivale, la lucha entre el bien y el mal

El negocio de las series adolece de algo bastante grave: no es la calidad lo que más importa, sino el rendimiento que producen. Es decir, por muy buena que sea una serie, si no genera pasta, se va al hoyo. Es éste el caso de una gran serie de la magnificente HBO que vió un triste final tras dos temporadas que, aunque cerraban en términos generales la historia principal, dejaban varios flecos sueltos. A pesar de todo, es una serie digna de revisión. Hoy os hablaremos de Carnivale.
Carnivale se estrenó en el año 2003 y fue producida por Ronald D. Moore (guionista de varias series y películas antiguas de Star Trek), Howard Klein (The Office) y especialmente Daniel Knauf (colaborador en varios capítulos de series como Supernatural o Spartacus) y la mente pensante tras la serie. Carnivale está ambientada en la época de la gran depresión de 1929 y narra dos líneas diferenciadas por sus protagonistas, Ben Hawkins (Nick Stahl), un joven granjero; y Justin Crowe (Clancy Brown), un ministro metodista. La línea argumental de Ben nos cuenta cómo se une a un circo ambulante de rarezas, mientras que la de Justin nos habla de sus intentos por expandir su religión como párroco. Sus historias se irán cruzando y “chocando” simultáneamente, influidas por varios personajes diferentes y variados, dando como resultado una lucha antagónica entre representantes del bien y el mal.
La perspectiva de la serie es de un frescor y una originalidad pocas veces vista anteriormente en televisión. Los actores, en general apenas conocidos (y los que más, como Clancy Brown, tampoco lo son mucho), aportan un enfoque muy característico. El ambiente que se respira en la serie es muy sórdido, logrando de forma realmente eficiente traspasarnos esa sensación de estar viviendo una sociedad alienada y reprimida, pobre, característica de un momento de gran dureza de la historia americana.
Quizá el problema de la serie radicaba en su densidad, pues en ocasiones los capítulos adolecen de ser poco dinámicos y el transcurso de sus eventos algo lento, dejando mucho espacio para el desarrollo de los personajes y menos el de la trama general, que tarda en “solucionarse” las dos temporadas.
Debido a ésto, la audiencia de fue cayendo y en la segunda temporada, que era la prevista para cerrar el primer ciclo argumental, acabó la serie. Aunque los fans esperaban una tercera, llegó la sorpresa por parte de HBO de que Carnivale no renovaría. Ésto generó miles de quejas y de cartas enviadas a la cadena, pidiendo que se le diera una nueva oportunidad, o que al menos se cerraran las subtramas en una película. Sin embargo, a pesar de los deseos del productor Daniel Knauf a seguir con la serie, éste se negó a cerrarla en una película. Sus razones fueron que el material de la serie era demasiado extenso como para poder hacer una película resumiéndolo todo. Así pues, los fans quedaron con la decepción y la esperanza de que, gracias a su movilización, la cadena tuviera algún día en cuenta el retomar la serie con una nueva temporada.
Yo sólo puedo deciros que le déis un tiento. Es una serie muy buena, diferente de lo que habréis visto hasta ahora. Si os gusta darle al coco, pensar y no os importa que el desarrollo sea más lento, os va a encantar. Lo malo es que ya sabéis como termina la cosa… a vuestra elección queda.
Saludos,
Manuel Palacioshttp://www.elmundoviajero.com
Soy gran aficionado a los cómics, la música y los videojuegos, artista marcial y viajero incansable. Participo activamente en blogs de diversas índoles y trabajo puntualmente en temas de diseño gráfico.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

“Nevenka” (Netflix): el miedo aterrador al jefe y a los compañeros de profesión

Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez. Al ver “Nevenka” en Netflix hay que tener en cuenta, como siempre,...

ÚLTIMOS COMENTARIOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad