InicioCineClásicos del cine: Espartaco, el esclavo que se enfrento a un imperio

Clásicos del cine: Espartaco, el esclavo que se enfrento a un imperio

Muy buenas a todos a esta genial sección de lascosasquenoshacenfelices.
En un principio lo que pretendiamos era hacer una sección que tratará sobre aquellas películas basadas en hechos históricos, y poder comprobar hasta qué punto era cierto lo que nos narraban en esas películas. Empezamos, en su día, con dos películas de origen contemporáneo como fueron Braveheart (aquí) y Gladiator (aquí), en la primera de ellas observamos como había cierta fidelidad en la historia que nos contaban excepto por varios detalles, y en la segunda pudimos contemplar como no era bastante fiel a la realidad, cambiando incluso la propia historia del protagonista principal de la película.
Espartaco, un esclavo que puso en jaque a un imperio
Posteriormente continuamos con una película de origen más moderno como fue 300 (aquí), y se recibieron bastantes críticas debido a las grandes inconexiones históricas que presentaba la misma, aunque sin ánimo de defenderla hay que decir la película se basaba fielmente en un cómic de Frank Miller. Quizás era más loable criticar antes a la novela gráfica que a la película. En ese post demostramos que aunque había cosas intolerables dentro del film, había otras que se asemejaban bastante a la realidad de la época.
Hoy, dando un giro total a los post anteriores, vamos a hablar de una película clásica, y decimos clásica porque fue estrenada en el año 1960. Es Espartaco, y nos cuenta la historia de un personaje histórico que existió de verdad, tal y como ocurre con las anteriores películas de esta sección. Espartaco fue dirigida por Stanley Kubrick y protagonizada por Kirk Douglas, quizás uno de los actores de mayor éxito en el cine.
El argumento para todos aquellos que no lo conocéis narra la historia de Espartaco, un esclavo del imperio romano, y de cómo consiguió poner en jaque a todo un imperio siendo el líder de la tercera guerra Servil.

Cartel original de la película
Al principio de la película veremos a Espartaco realizando trabajos forzosos en una mina, cuando es comprado por el lanista Léntulo Batiato, que lo llevará a Capua para ser entrenado como gladiador. Una vez finalizado su entrenamiento, y siendo ya un asesino para diversión de la muchedumbre, nuestro protagonista se enamorará de una esclava llamada Varinia. Cuando Varinia es enviada a Roma y tras tener que asesinar a sangre fría a su mejor amigo, para no perder su propia vida, Espartaco comienza la revuelta que lo haría inmortal, convirtiéndose en su lider y quemando toda la ciudad de Capua.  A medida que pasan los días Espartaco va uniendo mas esclavos a su causa, lo cual empieza a generar mucha preocupación dentro del senado romano, que llegan a plantearse, incluso, dejar escapar a Espartaco y su ejército a través del mar.
La película continuará con un derroche político y militar por parte del imperio romano bastante bien retratado. Veremos una serie de batallas que excelentemente concebidas, y la película no estará falta de algún momento épico. Siendo el final esperado para todos aquellos que conocen la historia aunque con alguna que otra sorpresa inesperada.
Es un film muy recomendable, pero ojo, ya os dije que esta película se estrenó hace mas de 50 años, así que evidentemente no esperéis encontrar un despliegue visual al nivel de las grandes producciones de Hollywood actuales. Eso sí, se observa tanto en el guión, las interpretaciones y los vestuarios la magnitud de la película, muy superior a las actuales.
Ahora hablaremos de lo que, a día de hoy se sabe que es cierto, me refiero a hechos históricos contrastados. He de decir antes de empezar, que de todas las películas mencionadas con anterioridad, quizás sea Espartaco la que más se acerca a la realidad.
Espartaco y Varinia en una escena de la película
– Durante la película no nos muestran como Espartaco llegó a ser esclavo. Lo cierto es que era un desertor que perteneció a las tropas auxiliares del ejército romano. Debido a su deserción fue condenado junto a su hermano a las canteras. La mayoría de historiadores definen a Espartaco como un hombre culto.
– Aunque la historia lo conoce como Espartaco, no se sabe a ciencia cierta si ese era su verdadero nombre, ya que no existen registros del mismo. Se decía que era originario de Tracia (actual Bulgaria), pero es algo que tampoco se llego a corroborar históricamente.
– En la película nos muestran que Léntulo Batiato no muriódurante la rebelión, aunque lo cierto es que si que fue víctima de los esclavos.
– La batalla del Vesubio no fue exactamente tal y como se define en la película. Lo que sí que es cierto es que Glabro cometió un grave error al subestimar a sus rivales. Era un error muy frecuente pensar que en aquella época el ejército romano se considerara invencible.
– Aunque nunca se sabrá con exactitud los tejemanejes que ocurrieron dentro del senado en esta época, sí que es cierto que se decidió otorgar a Craso el poder sobre las legiones restantes que aún quedaban en Italia. A pesar de ello, Craso nunca consiguió derrotar definitivamente a Espartaco, sino que más bien sumaba derrotas. Tuvo que ser Pompeyo, en su regreso de su campaña contra Sertorio en Hispania, con unas legiones mejor preparadas para la guerra, el que pusiera fin a esta contienda. La derrota de los esclavos fue aplastante, murieron 60.000 por solo 1.000 romanos.
Craso en una escena de la película

– Durante la película se muestra también que Varinia tiene un hijo con Espartaco, cosa que nunca se ha llegado a comprobar tampoco. En cualquier caso, si hubiera sido cierto, los romanos no les habrían dejado escapar.
– Sí que es cierto que los esclavos supervivientes fueron crucificados como escarmientos a futuras rebeliones, pero nunca llegaron a encontrar el cadáver de Espartaco, por lo que no pudo ser crucificado. Seguramente fue víctima de la batalla contra Pompeyo (estamos hablando de 60.000 muertes, no se iban a poner a buscar un cadáver en particular).
Si bien es cierto que la rebelión fue aplacada de forma aplastante, las consecuencias posteriores para el imperio fueron desastrosas. Teniendo en cuenta que perdieron a mas de 100.000 esclavos, todos los aspectos de la producción sufrieron un enorme golpe, ya que escaseaba la mano de obra “gratuita”. Lo que más sufrieron fueron los latifundios, es decir, la base de la agricultura romana, de tal forma que muchos de ellos llegaron a desaparecer.
Se produjo una gran crisis dentro del imperio que, ni siquiera después de cuatro generaciones de emperadores, se pudo resolver. Hubo un empobrecimiento generalizado de la población romana, que no estuvo a la par en la bajada de los impuestos debido a las guerras germánicas que seguía manteniendo el imperio.
Quizás pasaran siglos hasta su final, pero es bastante probable que el final del imperio romano, como tal, tuviera su origen en la tercera guerra Servil (así se llamó) liderada por Espartaco.
Espero que os haya gustado el post, un saludo desde lascosasquenoshacenfelices.
Javier Donis
Javier Donis
Me encantan los comics, la música, las series y los videojuegos. Practico futbol de forma frecuente y mi objetivo es ver todo lo posible del mundo en que vivimos ya que la vida es muy corta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ÚLTIMOS COMENTARIOS