Crítica de Ant-Man y la Avispa. Secuela entretenida, familiar y prescindible

3

El héroe más pequeño de Marvel ha vuelto, pero esta vez en solitario en una cinta que conecta mucho más con Civil War que con la obra grande para este 2018 de Marvel, Infinity War. De hecho, su estreno posterior a este gran crossover no ha hecho sino dejar a esta Ant-Man y la Avispa en un segundo plano, haciendo que el dúo de Paul Rudd y Evangeline Lilly sea entretenido sí, pero olvidable.

Resultado de imagen de ant man and the wasp

Con el estreno de Ant-Man allá por 2015, un servidor no le tenía mucho interés. Me parecía un héroe soso, falto de gancho y con una historia prescindible. Sí, esto último no lo niego, pero aquella película jugó con ser un producto totalmente diferente a lo que habíamos visto, y sorprendentemente me gustó. Con esa cinta Marvel ofreció una película de corte más bajo, nada de grandes momentos épicos ni villanos ultramalvados que querían destruir/dominar el mundo. Peyton Reed, bajo guion de Edgar Wright, trajo una cinta llena de momentos muy simpáticos, una trama de policías y ladrones y un par de personajes carismáticos. A Ant-Man y la Avispa esto le juega una mala pasada, ha perdido el factor sorpresa.

Comparándola con una cinta, Ant-Man y la Avispa sigue la misma línea de Deadpool 2. Ambos personajes se parecen únicamente en el blanco de los ojos, pero sus primeras cintas se alejaban tanto de lo conocido, y por ello gustaron tanto, que sus secuelas ofrecen lo mismo y en mayor cantidad. La película potencia aún más las virguerías que Scott Lang y Hope van Dyne pueden hacer con su peculiar habilidad, otorgando escenas de acción muy interesantes de ver aunque discretas y siempre teniendo en cuenta el perfil bajo de la cinta.

Y es que si de algo puede sacar pecho esta secuela desde su sencillez es de contar con personajes tan carismáticos como Scott y Hope, pero Marvel vuelve a fallar en lo mismo: el villano. Esta semana en una entrevista para el medio io9 el director Peyton Redd se excusaba de lo poco interesante que fue su primer villano, Chaqueta Amarilla, afirmando que este fue lo único que quedó del primer guion de 2008, donde el villano solo copiaba al héroe, pero con ceño fruncido y malas ideas. ¿Fantasma está a la altura? Para nada, ni sus motivaciones ni lo que hace en pantalla salvan la película de no caer en el mismo problema. Problema que es solucionado dejándola tan en segundo plano que ni estorba ni es muy relevante. Aunque siendo la causante de todo en la película, que menos que no fuera olvidable.

Resultado de imagen de ant man and the wasp ghost

Está claro que a Reed y a su legión de guionistas, 5 en total salidos de Spider-Man: Homecoming y Jumanji: Bienvenidos a la jungla, les interesa ofrecer un producto entretenido, con toques de humor y ligero. Porque es eso, una película mucho más sencilla, en términos de historia, que su predecesora en taquilla, Infinity War. De hecho, no sigue una línea fija sino que se tiene la sensación de haber ido improvisando sobre la marcha. Las situaciones de la película suceden todas por casualidad y de cara al final te planteas lo poco relevante que ha sido todo esto. De hecho, la ausencia del personaje de Paul Rudd, como siempre en su línea, en la obra cumbre de Marvel hizo que a muchos les surgiera una duda, ¿dónde está si no es peleando? Pues aquí, sin hacer nada del otro mundo y su mayor conexión con el gran crossover de este mismo año queda relegado a una escena postcréditos.

Sin embargo, una de las cosas que queríamos ver en esta secuela es la tan esperada Avispa. Reed coloca a Scott Lang en un papel secundario, en algunos casos como el desahogo cómico, y da un mayor protagonismo al personaje de Evangeline Lilly y la búsqueda de su madre. Y es que hilando con el carácter cómico y sencillo de la cinta, toda ella gira en torno a la importancia de la familia. La hoja de doble filo que supone para Scott sorprender a su familia de verdad con su cambio a mejor sin dejar a su familia adoptiva, Hak Pym y su hija Hope; la búsqueda de Janet por parte de su marido y su hija; la subtrama de Fantasma… Esto la separa completamente de Infinity War siendo una obra mucho más cercana y familiar, la más Disney que ha ofrecido Marvel.

Imagen relacionada

Así pues, ¿qué queda de Ant-Man y la Avispa? Una cinta entretenida y sin muchos alardes. El humor sigue en su línea y la película funciona gracias a él y al carisma de sus personajes. Reed no cuenta con el toque de los Russo en cuanto a la acción y nos ofrece, lamentablemente, pocos momentos de Ant-Man y la Avispa trabajando codo con codo, pero muchos más simpáticones jugando con el tamaño de sus personajes . Una película sencilla y que a muchos supondrá un bajón de calidad, que no de cantidad, en relación con Infinity War. Y es que quizá, y solo quizá, Ant-Man y la Avispa podrían haber sido más interesantes allí que en solitario.



el autor

Estudiante en la Universidad Miguel Hernández de Elche. Frikazo de proporciones bíblicas, crecí amando los videojuegos y el cine como medio de escape, sacrificando la vida social. Aunque no me arrepiento. Fan hasta las venas de Batman y El Señor de los Anillos. El mundo se me queda corto, mejor dejadme en la Tierra Media.

3 comentarios

  1. Pedro Pérez S. el

    Pues si. Es eso que dices y poco más. La mayor amenaza no son ni Fantasma ni un desaprovechado Walton Goggins sino saber si a Scott lo van a pillar saltándose el arresto domiciliario. Aun así, es muy entretenida y cumple con su función: entretener al personal hasta Capitana Marvel y Vengadores 4. Da la sensación de que Ant Man es el patito feo de Marvel y les da un poco igual. Aparte, parece que lo del mundo cuántico se confirma como la gran esperanza para que todo vuelva a la normalidad tras Vengadores 4. Un abrazo.
    P.D.: la próxima pido derechos de autor.

    • Alberto Lloria el

      Y deberías pedirlo compañero, pero es que la frase que me dijiste ayer “es la más Disney de Marvel” sonaba tan bien que no podía desaprovechar la oportunidad 😂
      La verdad es que desconocía que Goggins fuera a aparecer en la película, pero aquí ocurre como en su papel de malo en Tomb Raider, está por ser una cara conocida y tampoco hace mucho.
      Siendo esta la última película de Marvel-Disney del año hasta Capitana Marvel y Vengadores 4 esperaba una historia sencilla, sí, pero no niego que también esperaba mayor expectación de cara a ver el año que viene esas dos películas y la escena postcréditos me ha dejado frío. Más que frío, me lo veía venir.
      Un abrazo.

  2. El mejor personaje de Marvelandia, de lejos. Sin su aparición en Civil War, la película, sería otro “pim pam pum. O capitán, mi capitán. Hola soy Tony Stark”. Pero gracias a Antman y a Spiderman. Todo cambió. Para bien. Spiderman. Si ese que es…el más Disney de Marvel. O el menos Marvel, en Disney.
    Salusos.

Contesta a Alberto Lloria Cancelar Respuesta

Recomendado en Las Cosas felices
Se acabó lo que se daba. Bueno, nos falta un número, un pequeño epílogo para que la etapa de Dan Slott en Amazing Spider-man llegue…