InicioLibrosCrítica de El marciano de Andy Weir

Crítica de El marciano de Andy Weir

La semana de Navidad ya hablamos de este maravilloso libro de ciencia ficción, que de la noche a la mañana va a dar su salto a la gran pantalla, a finales de 2015, de la mano de Ridley Scott con Matt Damon como actor principal (puedes ver el artículo aquí)

Ahora vamos a hacer una crítica sin spoilers, claro está, de la novela de Andy Weir para todos los seguidores de la buena ciencia ficción.

Estamos ante un excelente libro, dicho está. Casi todo el mismo se basa en las experiencias en primera persona del astronauta Mark Watney dejado allí por la mano de Dios. El título de El marciano es realmente eso, el único habitante del planeta rojo -que resulta ser humano- y sus ingeniosas ideas para mantenerse vivo.

La primera página de El marciano comienza con Mark Watney (el marciano) intentando sobrevivir en un inhóspito planeta justo después de que sus compañeros de viaje le dejaran atrás accidentalmente. Qué quede claro que la misión intentó por todos los medios, e incluso a costa de su propia vida, rescatar el cadáver de su compañero (le daban por muerto) pero una tormenta de arena les obligó a partir o a quedarse allí y morir sin remisión.

El marciano es una novela de ciencia ficción dura y me refiero a dura a una acepción del género donde intenta explicar las ideas puestas en funcionamiento de una manera real y plausible, nada de inventar porque sí. Las novelas de ciencia ficción clásicas se adentraban más en futuros muy lejanos y muchas de ellas eran maravillosas, pero el avance técnico de las nuevas tecnologías a finales del siglo XX y principios del XXI, dejaban sus ideas algo desfasadas. ¿Quién se atreve a hacer hoy una novela de ficción ambientada en el siglo XXV cuando hace 2 décadas ni pensábamos que existirían los teléfonos móviles? La ciencia ficción clásica está siendo sustituida por otra más ligera, y para todas las edades, o incluso por la fantasía. Ahora todo se explica por magia (lo que decía de inventar porque sí, sin base científica) o no se explica directamente. Los ejemplos de Harry Potter que todo se resuelve con peleas de varitas o las juveniles de Los Juegos del hambre, Divergente o El corredor del laberinto, que tratan sobre futuros post-apocalípticos pero que no pasan ni por asomo a definir como han llegado a esa situación, (y donde priman ideales de amor o de aventuras) son claros ejemplos de lo que quiero explicar. Y ruego que me perdonéis si alguien se siente ofendido porque no es mi intención, ni por asomo, criticar estas obras. Mucha gente, de todas las edades, se han lanzado a la dificultosa tarea de leer un libro gracias a estos libros. Parece claro que sí la sociedad actual, más basada en la comunicación audiovisual, prefiere esta clase de literatura, habrá que hacer libros e historias de este tipo.

Sin embargo El marciano resulta un soplo de aire fresco en la ciencia ficción actual. No es un libro mágico, pero es un libro compacto, bien escrito y ameno. A mí me ha resultado ameno y entretenido pero entiendo que a mucha gente le pueda parecer algo tedioso, porque como dije antes y aunque se hable de un futuro muy cercano, que casi podemos tocar con la punta de los dedos, es una historia de ciencia ficción dura. Andy Weir resulta estar muy informado sobre botánica e ingeniería y creo que para escribir un libro de estas características o lo estás o quedas en absoluto ridículo. Y es que para sobrevivir en Marte tienes que estar muy informado de como poder hacerlo, luego de escribirlo y explicarlo en una novela de tal forma que el resto de la gente podamos entenderlo. Y claro, sus explicaciones de como cultivar, de como hacer EVAs, de como hacer agua y un largo etc pueden resultar algo pesadas, pero es que es lo que hay, tiene que tener una base científica real o sería una tomadura tremenda de pelo.

La historia de nuestro marciano -el astronauta Mark Watney– es como la de Robinson Crusoe y como el ser humano quiere sobrevivir a toda costa aún teniéndolo todo en contra. Eso sí, al pobre hombre le pasa de todo. Es que no tiene ni un respiro. Ahora que van a adaptar esta historia a la gran pantalla veremos si no acaba en desastre, porque como dije antes, gran parte de la novela se basa en anotaciones en un diario, en primera persona, de las tareas que Mark Watney va haciendo en el planeta rojo. Y eso en el cine puede resultar algo tedioso.

elmarciano

Seis días atrás el astronauta Mark Watney se convirtió en uno de los primeros hombres en caminar por la superficie de Marte. Ahora está seguro de que será el primer hombre en morir allí. La tripulación de la nave en que viajaba se ve obligada a evacuar el planeta a causa de una tormenta de polvo, dejando atrás a Mark tras darlo por muerto. Pero él está vivo, y atrapado a millones de kilómetros de cualquier ser humano, sin posibilidad de enviar señales a la Tierra. De todos modos, si lograra establecer conexión, moriría mucho antes de que el rescate llegara.

Sin embargo, Mark no se da por vencido; armado con su ingenio, sus habilidades y sus conocimientos sobre botánica, se enfrentará a obstáculos aparentemente insuperables.

Por suerte, el sentido del humor resultará ser su mayor fuente de fuerza. Obstinado en seguir con vida, incubará un plan absolutamente demencial para ponerse en contacto con la NASA.

Con un final sorprendente, El marciano es una novela brillantemente construida, un delirio ingenioso, con una mecánica del suspense que sorprenderá al lector una y otra vez y le hará perderse en el cosmos de la naturaleza humana y la lucha por la supervivencia.

Una experiencia literaria excepcional en gravedad cero.

Recomiendo la lectura de este libro editado en España por Ediciones B dentro de la colección Nova, que suele tratar libros de ciencia ficción. Pero repito que no estamos ante una novela de aventuras o disparos, se trata más bien de una novela lenta sobre como sobrevivir en Marte. No hay amores ni alienígenas esotéricos pero rezuma sacrificio, disciplina y compromiso con el compañero. Las reflexiones finales del libro me parecen estupendas y aplicables a una sociedad, que a veces se olvida de quien es, al dejarse llevar por unos pocos más interesados en sí mismos que en los demás.

Un saludo y sed felices.

Mario Losada
Mario Losadahttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Licenciado en Publicidad y RR.PP. Creador y administrador del blog entre otras actividades lúdicas como community manager, lector de libros y cómics además de futbolero, cinéfilo y coleccionista de páginas originales. Me gusta hacer un poco de todo.

2 COMENTARIOS

  1. Creo que equivocas, el maricano no es ciencia ficcion, puede que sea algo semejante pero no es ciencia ficcion, simplemente porque la parte de ficcion existe poco, es algo mas parecido a Julio Verne donde el autor usa la ciencia para apoyar una trama de aventuras
    En el marciano existe poca aportacion, no se atreve a nada el autor, es mas una historia del tipo robinson crusoe, puede que no sea una mala novela pero yo no la pondria en mi estante de ciencia ficcion

    • Hola Tocayo. Gracias por escribir. Me parece bien que creas que no es una novela de sci-fi, pero en mi opinión si lo es, por eso la he etiquetado como tal.
      Un saludo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS