Crítica de Guardianes de la galaxia, un retorno a los años 80

7
¿Me gustó la película de los Guardianes de la galaxia? Si. ¿La recomiendo? Por supuesto. Ahora que ya sabéis mi opinión, voy a comentar esta entretenida película que sin ser una obra maestra en su género, es un “must watch” ya que reúne los viejos y nuevos clichés en una cinta acorde a los gustos actuales. Creo que los Guardianes de la galaxia es la película Marvel más divertida hasta la fecha.
guardianes de la galaxia

Uno de los parámetros que dan más contenido a la película es su continente, su envoltorio. ¡Vaya paradoja! Sin esa galaxia rica por la que se mueven los personajes, la cinta hubiera sido igual de entretenida y electrizante pero hubiera perdido profundidad. Eso para mí es un punto a favor de Marvel, de los guionistas y de los productores. Si os fijáis, la historia no sólo enriquece el universo de La Casa de las Ideas (y también se beneficia del mismo) sino que lo amplía, lo expande. Sin profundizar en cuestiones de ciencia ficción dura (estamos ante una “space opera”) se revela de forma sutil que los personajes se mueven dentro de una historia mucho más amplia. Una galaxia enorme, rica en matices, en sistemas estelares, en razas… en fin, un crisol de mundos y personajes que se dejan entrever pero solo arañando la superficie.

Es importante una buena adecuación entre guión y presupuesto contando con efectos especiales de calidad. Esta película tiene todos estos ingredientes y en sus dosis justas. La verdad es que la película gustará a la inmensa mayoría de espectadores.
El título del post es importante para discernir el espíritu narrativo de la película. Guardianes de la galaxia entra en los cánones establecidos de los años 80: dinámica y entretenida sin caer en la estupidez ni en el empalagamiento. Además lo hace incorporándose en la estética actual, el presupuesto no se hace ostentoso ni da golpes de efecto o de timón, los efectos especiales se integran dentro de la cinta y no quedan de forma cutre o pueril como fue el caso de Green Lantern de la Distinguida Competencia. Los chistes mundanos, que un principio podrían parecer infantiles, se acoplan como un guante a los personajes y situaciones. La química entre los cinco integrantes de este peculiar grupo es muy fuerte y en la película evolucionan hasta ser más que un equipo; consiguen ser una familia donde todos encuentran su lugar en el mundo… o en la galaxia.
Al principio creía que sería una película infantil y sosa, pero me tengo que desdecir totalmente, para nada es como pensaba. Los personajes no desentonan en absoluto y Chris Pratt en el papel de Peter Quill o Star Lord, como le gusta que le llamen, me ha convencido. Zoe Saldana es quizás quien más cojea en el papel de Gamora, puesto que parece que se queda entre dos tierras sin saber nada de su pasado (excepto que fue adoptada por Thanos) y muy poco de su verdadera personalidad. De los otros tres integrantes, Dave Bautista (Drax) tiene gracia porque su personaje es más plano aunque en eso radica su encanto. Es a la vez el simple y el filósofo del grupo. Y no tengo nada que decir de Groot y Rocket (con los voces de Vin Diesel y Bradley Cooper)… son encantadores.
Michael Rooker en el papel de Yondu Udonta
Los villanos y personajes secundarios también están bien definidos, incluso Ronan el acusador me causa cierto estupor. El poco tiempo que sale Josh Brolin como Thanos me estremeció en la butaca, su presencia es abrumadora. Supongo que será el malo final en la tercera parte de los Vengadores y pobre de ellos como se tengan que enfrentar al Titán loco, pobres. Lo que más me defraudó fue la breve intervención de El Coleccionista, la verdad es que por personaje y actor (Benicio Del Toro) tendría que dar mucho más de sí. La introducción de las Gemas del Infinito es lo único salvable de esa escena. No me quiero dejar sin nombrar a Michael Rooker en el papel de Yondu Udonta, para mí un actor como la copa de un pino. Y es que, como dije antes, Guardianes de la galaxia tiene buenos actores, incluso en papeles pequeños como Glenn Close, John C. Reilly o Djimon Hounsou.
 
Creo que estamos ante una nueva franquicia de superhéroes espaciales, unos personajes que sin querer serlo, se acaban convirtiendo en los salvadores de una raza entera, no por la búsqueda de reconocimiento, sino porque en su interior yace la esencia de sacrifico por el prójimo y el compañerismo. Los Guardianes de la galaxia son los verdaderos héroes de Marvel y están aquí para quedarse.
¿A vosotros que os ha parecido la película?
Un saludo y sed felices.


el autor

Licenciado en Publicidad y RR.PP. Creador y administrador del blog entre otras actividades lúdicas como community manager, lector de libros y cómics además de futbolero, cinéfilo y coleccionista de páginas originales. Me gusta hacer un poco de todo.

7 comentarios

  1. A mi me ha gustado mucho. Los personajes como dices en el post son geniales, no se cual me gusta más. Os sigo por el Twitter.

  2. Spoiler:
    ¿Qué pinta Howard el Pato al final de la peli? Por cierto, la chica que tenía al lado ni siquiera sabía quién era. Me siento mayor.

    • Te lo voy a explicar: NADA. Pero como es El Coleccionista, meten a un Pato que habla, que es Howard el pato, ¿algo único en la galaxia? El pato venía de otra galaxia u otra dimensión, por tanto si es un ejemplar raro en el Universo Marvel. Espera que no hagan una nueva versión del pato. No lo entiendo, la gente si conoce a los Goonies o a los Gremlins pero no al pato Howard. Más que de edad, es de popularidad.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos un sábado más a la sección de los amantes del cómic, bienvenidos a el cómic recomendado de la semana. Esta semana me he centrado…