IniciocineCrítica de Misión imposible: Nación secreta

Crítica de Misión imposible: Nación secreta

Siempre que vas al cine deberías ir sabiendo lo que vas a ver. Ayer fui a la premiere de Misión imposible: Nación secreta y fui sabiendo que era una aventura más de Ethan Hunt, una de esas que dan título a la película. No se si es la mejor de las cinco partes hasta la fecha, pero salí muy contento del cine. Menos romance lo tiene todo, pero la tensión sexual no resuelta se palpa en el ambiente y es que aunque Tom Cruise se lleva la mayoría de los focos, el resto se los apropia la bellísima Rebecca Ferguson, de origen sueco. Por eso decía que antes de ir al cine hay que saber lo que vas a ver.

No voy a dar spóilers de la película (y si los doy avisaré antes) por lo que podéis seguir leyendo la crítica sin miedos. No os preocupéis.

Lo mismo soy un hereje infiel, pero a mí la primera parte no me entusiasma en demasía. No es una película santo de mi devoción, pero aún así soy un fan de esta franquicia. Y eso que la segunda parte me parece catastrófica, rozando un insulto al espectador por lo cual podéis pensar que soy masoca o algo enfermizo. Y ojo, no niego esto último, pero cuando adquirí un destello de luz y esperanza en las “Misiones imposibles” fue a raíz de la tercera entrega que pasó un poco de puntillas por las carteleras. Y es que tras el fiasco de público y crítica, pero no en taquilla de la segunda entrega, tuvieron que pasar seis años hasta la susodicha tercera parte. Las sensaciones de la película de John Woo fueron muy malas y casi llevaron al final de la franquicia. Hasta 2006 no se reactivó la saga con la entrada de J.J. Abrams como director, productor y guionista en una cinta que acaparó buenas críticas y empezó a traer a nuevos fieles a ver estas películas. Nuevos fieles entre los que me encuentro. Y hasta aquí hemos llegado, con el propio J.J. Abrams como productor y guionista de la cuarta entrega llamada Protocolo fantasma y de Nación secreta. Y esta jugada de Tom Cruise por cambiar de registros le ha llevado a los altares en las películas de acción a sus 50 años. Podemos decir que la tercera, cuarta y quinta entrega van por un lado muy distinto a las dos primeras, y en mi opinión aciertan.

Tom-Cruise-Mission-Impossible-4-645x370

Si te gustaron los dos films anteriores, Nación secreta es quizás la mejor de todas. Los registros de las dos primeras partes van por otro lado. La primera con un Brian de Palma cumplidor y la segunda ya comentada de John Woo que me parece una catástrofe. Por tanto atendiendo a las nuevas, esta es la mejor. Si veis mi nota final es una nota alta, un 8 sobre 10 y es que como comenté al principio de mi reseña hay que saber lo que vas a ver. Y en la última cinta de Tom Cruise lo que contemplamos es una película de “Misión imposible” y sí entendemos que todo es imposible o cerca de serlo ya vamos bien encaminados. Si vais con esa predeterminación en vuestra cabeza os aseguro que disfrutaréis como monos en el parque. Si queréis ver otro tipo de acción o de aventuras no os acerquéis al cine porque esta película ofrece lo que promete.

También es un plus a favor de Cruise que sea el mismo quien haga las escenas de acción. La famosa escena enganchado a un avión en pleno vuelo es el propio actor quien la rueda, sin dobles. Evidentemente va enganchado con más cables que los que se ponen en Navidad, pero el mérito de rodarla no se lo quita nadie.

Nación secreta es muy fantasiosa pero al menos se ve como el agente Ethan Hunt sangra, se lleva golpes, es superado mental y físicamente y hasta cojea si cae en mala postura. Es humano y eso cala más en el espectador. No olvidemos que en entregas anteriores (no quiero recordar la segunda parte) tom Cruise era capaz de pilotar una moto bastante mejor que Marc Marquez. Aquí por ejemplo maneja la moto de forma increíble, pero no superando a campeones mundiales.

[spoiler]Que sí, que acaba ganando. Es Tom Cruise y no puede perder, pero se ve que le cuesta horrores hacerlo. Y otra cosa, ¿alguien sabe porque no aparece la actriz Paula Patton que si lo hiciera en Protocolo Fantásma?[/spoiler]

Los engaños y traiciones y los giros de argumento siguen presentes en esta cinta. No dan respiro al espectador y le mantienen en vilo. ¿Qué más detalles os podría dar para verla? Muy sencillo, el malo, el villano del film da la talla. No es un supermusculoso agente, ni un experto en artes marciales, ni un maestro en el camuflaje. Simplemente Sean Harris lo borda en el papel de Solomon Lane como el némesis de Ethan Hunt. Sean Harris se convierte en el rival para Tom Cruise, un rival mental y físico pero sin florituras ni aspaviemtos lo cual le da un aspecto de más sádico, retorcido y más inteligente. No todo se resuelve con la fuerza. Un villano en condiciones.

Por tanto no os puedo decir otra cosa que ir a verla. Vais a disfrutar más que un niño con zapatos nuevos.

Un saludo y sed felices.

mision-imposible-5

Mario Losadahttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Licenciado en Publicidad y RR.PP. Creador y administrador del blog entre otras actividades lúdicas como community manager, lector de libros y cómics además de futbolero, cinéfilo y coleccionista de páginas originales. Me gusta hacer un poco de todo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de Titans (Titanes). Temporada 3. Capítulo 9

Bienvenidos, seguidores de Titanes (Titans) a otro capítulo más de esta serie de HBO Max que tan buenos momentos nos está dejando. En este...