Crítica de Predator (2018). Más mala que el demonio, pero entretiene

10

¿Qué hace que te guste una película? ¿Qué la define como buena y mala? ¿Tu criterio es el mismo que él de los demás? ¿Es mejor o más válido? Estas preguntas seguirán en el tintero cuando veas Predator (2018) porque como película es muy mala pero si eres fan de las ostias y de la saga te vas a entretener. Si por el contrario no eres seguidor del cine palomitero o del cine de acción está película no es para ti.

Algo de spoilers hay, por lo que te recomiendo que no leas esta crítica si no la has visto antes porque seguro que algo diré o escribiré sobre la trama. Advertido estás.

Si os interesa ver el desarrollo del artículo en formato vídeo en nuestro canal hemos subido el repaso por toda la saga incluyendo la crítica a la última entrega. Si te gusta no olvides suscribirte:

Lo primero que tengo que decir es que la película es mala de narices pero tiene algunos diálogos muy graciosos; y como es de tiros y de Predators, si eres seguidor de la franquicia al menos te lo vas a pasar bien. ¿Y el cine para que es? Para pasarlo bien. Pues ya está. Digamos que esta cinta es mejor que Alien vs Predator 2, pero peor que todas las demás y me refiero a Predator, Predator 2, Alien vs Predator y Predators, sí, la peli de Adrien Brody. Bueno, si lo pienso bien quizás este a la altura de esta última, para que os hagáis una idea. Iba a hablar de Adrien Brody que apuntaba a estrella y acabó estrellado y hecho polvo, pero lo dejaré para otro artículo ya que aquí no da lugar.

Ejemplos de escenas ridículas

La acción y las payasadas se suceden continuamente: una doctora que corre más que el Predator cuando este debería dejar en ridículo a Usain Bolt, saltos imposibles que no los dan ni en las Olimpiadas en el salto de trampolín son claros ejemplos de “no pasa nada”. Creo que a día de hoy se debería corregir estos detalles en películas de este tipo porque bajan mucho el nivel. Ya entiendo que hay cosas que las dejamos pasar por alto, pero hay otras que no casan y en esta película hay algunos detalles que no me sirven. Por ejemplo, la doctora mencionada anteriormente se tira literalmente en carrera al tejado de un camión en marcha no por salvar su vida, sino por perseguir al Predator que os comenté antes. Y no se cae. No se, cuando en los 80 veía a Rambo este veterano del Vietnam hacía cosas increíbles, pero al menos tenían un pase. Pero esta peli de Predator tiene cien mil cosas que ni el propio Rambo haría, porque el bueno de Stallone se lanzaría al bus y según caería se agarraría clavando su cuchillo en el techo o algo parecido. Y haría quejas de dolor con esa cara de cordero degollado que le ha dado Dios. Pero aunque fuera una fantasmada tendría una ligera credibilidad. Aquí la buena de la doctora salta en marcha y ojo, de lateral y ni se tambalea, ni zozobra, ni se hace daño en los tobillos, ni se tiene que agarrar porque cae como los gimnastas que practican toda su vida en la colchoneta. Si no cuido los detalles, la peli se va a la mierda y en este caso se ahoga en sus propias heces.

Lamentablemente esto que he contado son anécdotas, si tienes el valor y la osadía de ir al cine comprobarás con tus ojos de humano como la película no vale un pimiento. Pero como dije antes, aún con todo esto me lo he pasado bien.

Ya no es Predator

Otra cosa que me molesta de Predator es que ya no es Predator. Si, es cierto que se llama así y que salen estos bichos espaciales, pero ya no es lo mismo. Y no me refiero a la sorpresa del alienígena que nos ofrecieron por primera vez en la película de 1987. No, eso ya es imposible e irreemplazable. Me refiero a que ya no actúan como indica su genética, su especie. Antes era un cazador que se ocultaba, porque al fin y al cabo podía sangrar y por tanto morir. Ahora es una especie de bicho espacial que ¿para que va a camuflarse?. Le das balazos a mansalva con toda clase de armas, le tiras bombas, le quemas, la haces de todo menos el amor y el bicho sale tan campante. Bueno, a decir verdad no, sale algo arañado, como si vas al campo y te enredas con una zarza. Algún rasguño y si tienes mala suerte un corte superficial. Pues ahora tenemos un monstruenco de mas de 3 metros que dice que es un Predator. Bueno, vale, lo que me digas porque ya he pagado la entrada.

La película es graciosa pero sin sentido. El Predator gigantesco tiene dos perros del espacio, dos perros pero mas grandes y feos, con greñas como los dueños. Pues a lo que iba, a uno le pegan un tiro en la cabeza y lo que hacen, en vez de matarlo, es como una especie de lobotomía y se hace amigo de los humanos. Qué os prometo que no es coña. Con ese tiro en la cabeza le resetean el cerebro y se hace dócil como un chiguagua. Es tal el esperpento que juegan con el perro espacial lanzandole granadas en vez de pelotas de goma. Y no me olvido de que hablan del autismo como la próxima evolución del ser humano. Pues díselo a los padres con hijos con este problema.

Es que no se, supongo que podría seguir diciendo cosas sin sentido de Predator, porque ahora mismo me acabo de acordar de otras dos, pero creo que estaría todo el día escribiendo este artículo y alguna vez tengo que acabarlo. Supongo que la esencia de lo que quiero decir ha quedado reflejado.

No se si alguno de vosotros la habéis visto o tenéis pensado hacerlo, pero si lo hacéis por favor dejad vuestros comentarios y os responderé a todos.

Un saludo y sed felices.



el autor

Licenciado en Publicidad y RR.PP. Creador y administrador del blog entre otras actividades lúdicas como community manager, lector de libros y cómics además de futbolero, cinéfilo y coleccionista de páginas originales. Me gusta hacer un poco de todo.

10 comentarios

  1. Para “NO fans de la mítica DEPREDADOR” de la película un entretenimiento fatuo y ridículo en plan transformers, etc. Para Fans, un insulto a su inteligencia.

  2. acabo de ver la pelicula y tienes razon, en que momento los predators perdieron el honor o esa esencia de cazador que se respeta como para regalar un “mata-predators”, cuando se suponia que tenia que demostrar que eras un cazador digno o con honor como en PREDATOR 2, yo la encontre vacia, poco argumento del por que los predators dejaron de lado el honor por las dragas para auto-optimizarse… aun asi la volvereca ver por que me gusta el mundo de PREDATOR…

  3. Elizabeth "La Masiosare" Alvarado el

    Yo le digo a mi compañera (y jefa aunque no lo parezca) que le diga a su mariado digo marido, que no vean esas cosas y mejor vean a la sexy monja

  4. La película es una auténtica mierda,la terminé de ver solo por seguir la saga.
    Todo lo que has dicho es cierto y yo agrego más cagadas:
    -El grupo de militares trastornados baja el nivel de la el nivel de la película por el suelo,ya no sabes si es una comedia o qué rayos es.
    – cuando se matan mutuamente en del síndrome de toore y el calvo,es para mear y no echar gota…
    -el perro lobotommizado solo con un disparo en la cabeza,me pareció de las absurdo,la ferocidad nunca se les vio…
    La explosión de la nave uno espera que sea colosal,o por lo menos algo similar a la autodestrucción del primer alien del 87,luego ves que fue poquísima cosa…
    Ya para terminar,el predator de 3 metros mola bastante,excepto porque es un gigante idiota y muere demasiado fácil.
    Definitivamente la peor de la saga junto a alien vs predator 2,podría seguir porque hay más,pero sino no termino.
    Un saludo.

  5. Un poco tarde pero bueno , me recuerda a Homero Simpson cuando hace una crítica a una película de Mel Gibson , le dijo que era la mierda más grande que había visto. Con este depredador haría lo mismo , todo es un cachondeo, el perro,el niño que no le llevo ni dos minutos descifrar los trastos esos que venían en la caja, entre otras estupideces que realmente no sabía si reír o llorar. Me Temo que nunca volveremos a ver lo que es el depredador. Saludos tetrestres.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Por fin ha llegado a nosotros "The end" el primer capítulo de la octava temporada de American Horror Story, titulada Apocalypse. Después de varios meses…