Crítica de Un pequeño favor: Un cóctel peculiar

0

Un pequeño favor supone un cambio de dirección en la filmografía de Paul Feig (Cazafantasmas, Espía), un director que se especializa en películas cómicas protagonizadas por mujeres. En esta cinta mantiene la comicidad a la que nos tiene acostumbrados y dirige dos actuaciones increíbles, si por algo destaca Feig es por conseguir que surja química entre su reparto y, en Un pequeño favor, lo consigue con creces. Sin embargo, la película no es redonda, falla a la hora de elaborar un misterio ingenioso.

La historia, basada en la novela de Darcey Bell y adaptada por Jessica Sharzer (American Horror Story, Nerve), está protagonizada por dos mujeres que son polos completamente opuestos. La primera, llamada Stephanie (Anna Kendrick), es una madre modelo, implicada en la educación de su hijo y en subir videos a internet, es la típica mujer recatada, hecho que queda perfectamente reflejado por la vestimenta que lleva. Emily (Blake Lively), por su parte, es una mujer liberal con un trabajo que le ocupa la mayoría del tiempo, irradia seguridad en sí misma, todo lo contrario a Stephanie. El filme ahonda en los  secretos más oscuros de las protagonistas por lo que hay que tener cuidado antes de fiarse de las apariencias, al final no todo es blanco o negro.

Resultado de imagen para a simple favor stephanie

Un día cualquiera después de conocer a Stephanie y entablar una breve amistad, Emily le pide un pequeño favor: que recoja a su hijo del colegio. El misterio comienza cuando Emily desaparece. A lo largo del metraje no solo se irán desvelando datos acerca de la propia desaparición, también nos iremos adentrando en las propias mentiras de las protagonistas hasta incluso alcanzar lo ridículo.

Resultado de imagen para a simple favor emily

Lo mejor del filme, sin duda alguna, son las interpretaciones de Kendrick y Lively quienes son capaces de medirse la una con la otra en este duelo interpretativo. Si algo tienen en común estas actrices es que pueden ser infravaloradas por trabajos anteriores. Gossip Girl en el caso de Lively; Dando la nota en el de Kendrick. Me atrevería a decir que este filme funciona por la entrega de ambas, realmente consiguen a través de su interpretación darle vida a sus personajes. A priori, es posible que Lively parezca eclipsar por completo a Kendrick debido a su magnetismo, perfectamente complementado por el vestuario elegido por el equipo y por la música de Theodore Shapiro. De hecho, su entrada en el filme es mágica, con esa cámara lenta que se sitúa sobre su figura enfatizando todo su esplendor. Al igual que Stephanie, nos vemos atraídos por la figura de Emily desde el primer momento. No por ello Kendrick pasa desapercibida, su trabajo es espectacular, lleno de pequeños matices. La joven se ha convertido en una actriz de comedia a la que se puede recurrir sabiendo que estará a la altura del proyecto.

El género de la película parece estar creando confusión, Un pequeño favor es un cóctel donde se incluye la comedia negra, el misterio y el drama. Es cierto que el misterio está lleno de tópicos y es fácilmente previsible, y en algunas ocasiones se rompen las reglas internas de la película: cuando los personajes mienten nos enseñan lo que realmente hicieron, pero no siempre ocurre así. Está llena de giros argumentales, los más efectivos son los que conducen a la comicidad. Sin esa comicidad el thriller no se sostendría por sí solo, la comedia es consistente a lo largo de toda la película y brilla cuando se da en situaciones completamente ridículas, especialmente en su tramo final. Incluso tiene algún que otro elemento de película de terror, algún comentario he escuchado acerca de cómo Un pequeño favor, en algún momento, es más terrorífica que La Monja. Es destacable uno en particular, ya lo descubriréis por vosotros mismos.

En resumen, Un pequeño favor es una película muy entretenida que funciona a la perfección en el marco de la comedia, se nota que Feig está acostumbrado al género, pero que no es del todo efectiva como thriller. Puede que Un pequeño favor sea una película comercial, pero goza de una visión por parte de su director y de la implicación por parte de todo el reparto. ¿Es de las mejores películas de 2018? Pues no, pero sí ofrece un muy buen rato.



el autor

Actualmente estudio traducción e interpretación, pero mi verdadera pasión es el cine, una pasión que, en mi caso, no comprende de géneros, solo de calidad.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Grant Morrison desembarca en la colección de Green Lantern y para ello DC no duda en renumerar la serie, presentando un nuevo número 1 en…