InicioseriesCrítica de Utopía (2020). Un remake entretenido sin la personalidad del original

Crítica de Utopía (2020). Un remake entretenido sin la personalidad del original

Amazon Prime Video nos ofrece en su catálogo de nuevas series Utopía, una producción de ocho capítulos que es un remake de la serie británica de canal 4 que en 2013 se convirtió en un inesperado éxito.

En estos tiempos complicados que nos ha tocado vivir parece imposible vender una serie que nos hable de un virus, de cuarentenas obligatorias, de pruebas PCR (ahora todos sabemos lo que son) o de los procedimientos a seguir para aprobar una vacuna. Pero Amazon se atreve con todo y por eso nos ofrece esta producción que debido a su temática y a su manera de abordarla no es apta para todos los públicos.

La historia de esta nueva serie es casi idéntica a la de su predecesora. Becky (Ashleigh LaThrop), Ian (Dan Byrd), Samantha (Jessica Rothe), Wilson Wilson (Desmin Borges) y Grant (Javon ‘Wanna’ Walton) forman una comunidad online con un fuerte vínculo debido a su obsesión con un cómic muy particular llamado Distopía. En él. parecen estar escondidas unas señales ocultas de todo lo que ha ido mal en el mundo: guerras, enfermedades, conspiraciones… Cuando la continuación de esa historia, Utopía sale a la luz, intentan hacerse con el único ejemplar para saber los peligros que amenazan a la humanidad.

Los nerds que buscan salvar al mundo a través de Utopía

El problema surge cuando se dan cuenta de que no son los únicos que saben lo que esconde Utopía y la búsqueda del cómic da lugar a una cruenta lucha que se cobra la vida de muchas personas. Y todo se complica aún más cuando el principal personaje del cómic, la misteriosa Jessica Hyde (Sasha Lane), resulte ser una persona real que ayuda (por decirlo de alguna manera) al grupo de nerds que se ven totalmente superados por una realidad que incluye una conspiración para crear un nuevo virus altamente contagioso a la vez que se busca la vacuna para dicha enfermedad.

Dennis Kelly (El tercer día), el creador de la obra original, es productor ejecutivo del remake, pero esta nueva versión corre a cargo de Gillian Flynn, la escritora de las novelas Perdida y Heridas abiertas , así como de los guiones de sus correspondientes adaptaciones audiovisuales. Y es en los detalles que diferencian una versión de otra donde hay que detenerse.

La Utopía original tenía la marcada personalidad propia de su autor. Muchas veces era complicado seguir la trama, pero el aspecto formal de la serie, con una saturación de colores y unas situaciones realmente extrañas, fascinaba a los espectadores y hacía que la siguieran semana a semana. El uso de una violencia excesiva contrastaba con unos toques de humor negro que acrecentaban la originalidad de la historia. Además, era una serie muy británica, llena de paisajes y motivos estrambóticos que alimentaban ese aire raro que alzó esa producción a la categoría de serie de culto.

Entrando en la madriguera

El remake de Gillian Flynn sustituye la etiqueta británica por lo estadounidense, quitando de paso el aire extraño que tenía la versión de Kelly. Es cierto que muchos de los elementos más estrambóticos siguen presentes, por ejemplo, Arby (Christopher Denham), el principal asesino del grupo malvado que busca Utopía, como también la propia personalidad de Jessica Hyde, pero ese aire extraño y casi onírico que tenía la original desaparece prácticamente por completo.

Arby, un villano poco convencional

Por contra, la narración es mucho más convencional. Aunque mantiene altas dosis de violencia y humor negro y un buen número de personajes extravagantes, la nueva versión de Utopía tiene una narración más sencilla y es más fácil de seguir.

Este aire más familiar que envuelve el remake se ve subrayado por la presencia de un John Cusack que da vida al Dr. Kevin Christie. Es el villano de la historia, pero en el fondo se puede llegar a empatizar con él gracias al buen trabajo del actor a la hora de presentar las motivaciones que llevan al buen doctor a hacer las barbaridades que hace.

El Dr. Kevin Christie tiene muy claro lo que hay que hacer

En cuanto al grupo de los nerds protagonistas, es cierto que les falta ese algo especial que tenían en la serie original, pero por otra parte es un acierto que poco a poco vayamos sabiendo más de sus vidas sin recurrir a los socorridos flashbacks. Son los propios personajes los que nos cuentan cómo son y cómo han llegado a verse absorbidos por un cómic hasta tal punto que es el eje central de sus vidas. Eso hace que se sientan reales y que nos importe lo que les pasa. Esto se puede aplicar también al principal asesino que les persigue, un personaje igual de extraño que en la serie original del que poco a poco iremos descubriendo varios secretos interesantes.

Un pintoresco grupo de salvadores de la humanidad

La historia puede ser bastante autoexplicativa pero al menos tiene su lógica viendo la complejidad del complot que envuelve la trama y, además, en ningún momento se siente demasiado pesada. Tiene varios giros de guión que dejan con la boca abierta, sobre todo en la primera mitad de la serie, para luego ir siguiendo un camino trazado por las revelaciones que hemos ido conociendo hasta llegar a un capitulo final que vuelve a ponerlo todo patas arriba de cara a una segunda temporada. Aquí es donde veo uno de los fallos de la serie. A pesar de sus muchas sorpresas y giros inesperados, la historia siempre es coherente y las cosas que pasan son consecuencias unas de otras, pero en el último capítulo todo se derrumba con el fin de sorprender al espectador y dejarlo con ganas de más, sin que haya ninguna lógica en lo que pasa. Es algo así como, bueno vale, aceptamos barco porque la serie es entretenida y han conseguido que los personajes nos importen, pero no me parece bien que tiren por la borda todo lo anterior solo para levantar la expectación.

En resumen, esta nueva versión de Utopía no tiene la originalidad ni la personalidad de la original, pero a cambio es mucho más sencilla de ver y sigue siendo una serie entretenida y que da mucho que pensar en el contexto actual. Es una pena ese giro de guión del final que afea un poco la conclusión, pero aun así, la Utopía de Gillian Flynn es una serie que merece la pena.

Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

2 COMENTARIOS

  1. Ésta la tengo pendiente. Yo vi la serie británica original pero, si no recuerdo mal, fue cancelada tras la segunda temporada, dejando la historia inconclusa, no? Me extraña que no hayas comentado este dato…

    A ver si este remake consigue por fin cerrar todas las tramas y no vuelve a ocurrir lo mismo.

    Salu2

    • Que tal Jose, si yo tambien vi la serie original pero no he dado ese dato ya que ahora estamos hablando del remake, tampoco queria extenderme demasiado sobre la original. En cuanto a lo cerrar las tramas… Creo que en esta nueva versión han tirado por otro lado, así que no esperes ver una continuación. Más bien es una nueva versión que empieza bastante fiel al original, pero es más facil de seguir aunque con menos personalidad y con giros propios que al final acaban alejandose de la versión original.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS