Cuatro delicias y una deshonra: secuelas de películas de animación

2

Hay quien dice que segundas partes nunca fueron buenas y en el cine, al igual que en la vida en general, no han sido pocas las ocasiones en que esta frase ha resumido a las mil maravillas la secuela de alguna película que debería ir directamente a la papelera de reciclaje para vaciar de manera permanente. Basta con que una cinta tenga gran éxito en taquilla para que la industria haga con la historia lo mismo que nosotros con las naranjas para hacer zumo: exprimirlas hasta no dejar ni gota, dando como resultado algunas veces películas mediocres creadas únicamente para seguir haciendo caja y que pueden llegar a desdibujar lo increíble que fue la película original que muchas veces no necesita continuación. No obstante, hay también ocasiones en que las secuelas dejan una impresión muy positiva y llegan a ser superiores a su precuela, por lo que se podría decir que segundas partes pueden ser mejores que la primera o, al menos, buenas.

Te dejamos con el artículo extendido en versión vídeo. Si te gusta no olvides suscribirte al canal. 

En esta entrada, aprovechando la proyección de Frozen 2 en cines desde el 22 de noviembre, te presentaré cuatro secuelas de películas animadas que, si te enamoraste de su antecesora, harán tus delicias e inclusive podrían llegar a gustarte más que la primera parte. Pero para hacer esto algo más interesante, en esta lista figurarán cinco secuelas, siendo cuatro de ellas buenas y la última una que no te recomiendo para poner ni de fondo.

Respecto a Frozen 2, habrá que ver si entra en la categoría de segundas partes nunca fueron buenas o nos deja una impresión positiva. De momento, vamos a nombrar secuelas que sí merecen la pena ver y te harán disfrutar bastante:

El Rey León 2: en esta secuela, la protagonista es Kiara, la hija de Simba y Nala, y la historia se centra en los acontecimientos que se desatarán tras conocer a Kovu, el hijo del malvado Scar quien está decidido a vengar la muerte de su padre, presentándonos al mismo tiempo a un Simba que tiene que lidiar con todo el peso de ser el rey mientras la sombra de Mufasa sigue presente.

Considero que es la mejor secuela que Disney ha hecho a día de hoy ya que, siendo sinceros, la compañía no se caracteriza precisamente por hacer segundas partes memorables. Sin embargo, El Rey León 2 se sale por completo de la mediocridad y es una secuela bastante buena (no tanto como la primera, pero es disfrutable) ya que no toma simplemente a los personajes y les pone una historia vaga para hacerles lucir en pantalla sino que presenta una trama bien construida y en la que se nota que no pretenden estar al nivel de la primera sino poner punto y final a las heridas y ansias de venganza que los acontecimientos de la precuela dejaron en los personajes para así cerrar el ciclo.

Shrek 2: tras los sucesos de la primera película, en esta nueva entrega de las aventuras del popular ogro verde se nos presenta la vida de Fiona y Shrek como marido y mujer y la visita que hacen a los padres de ella, que son los reyes del Reino de Muy, Muy Lejano. A lo largo de la película, podremos ver hasta dónde se es capaz de llegar por los prejuicios y las apariencias bajo la excusa de hacer felices a los que te rodean, todo ello en un tono cómico con algunos momentos serios y reencontrándonos con personajes de los cuentos de nuestra infancia que no son precisamente tal y como los recordamos.

Soy una gran admiradora de Shrek, me fascina el universo que nos presenta la saga y el elenco tan variopinto de personajes que, aunque sean buenos o villanos, te terminas riendo con todos ellos. Si tuviera que quedarme con una entrega, sería sin duda alguna con la segunda pues es la que tiene una historia más interesante y te termina de conectar con los protagonistas, además de tener escenas memorables que quizás te hagan sentir remordimientos de conciencia al comerte una galleta de jengibre.

Gru 2: mi villano favorito: una nueva amenaza se cierne sobre el planeta y, para hacerle frente, la Liga de Anti-Villanos intenta reclutar a Gru, quien se ha retirado del mundo de los villanos y está centrado en su faceta como padre de las tres niñas a las que adoptó en la primera entrega. No obstante, al final acaba colaborando con Lucy para encontrar al villano llamado El Macho, quien supuestamente murió pero parece ser que tiene planes malvados que provocarán más de un quebradero de cabeza a nuestros protagonistas en el intento de detenerlos.

Está secuela me gusta algo más que su predecesora y te echas unas buenas risas, haciéndote pasar un buen rato que es a fin de cuentas lo que espero cada vez que pongo una película. Para mí, la historia del villano principal es lo de menos pues lo que mayor interés me suscita son las relaciones que se dan entre los personajes y las situaciones que Gru tiene que afrontar al ser padre de tres niñas a cada cual más diferentes, siendo ese realmente un trabajo que ya seas superhéroe o villano puede ser más difícil que salvar al mundo. Y por supuesto, los Minions siguen tan gamberros como siempre.

Toy Story 2: aprovechando que Andy está en un campamento, su madre organiza una venta de objetos viejos en su jardín, incluyendo algunos del cuarto de su hijo (cuántos padres no han aprovechado que se van sus hijos para hacer limpieza de trastos que no soltamos ni aunque se caigan). Woody va hasta el jardín para salvar a un juguete que la madre de Andy ha metido en la caja, el pingüino Wheezy, con tan mala suerte que el vaquero se cae y es robado por un coleccionista de juguetes, emprendiendo Buzz y otros juguetes la misión de salvar a Woody antes de que Andy regrese.

Aunque me sigue gustando más la primera parte de Toy Story, esta es una secuela que merece bastante la pena ver y que no te hará querer decir a cada rato: “buah, la primera es mejor, valiente rollo”, porque realmente es una película bastante buena. Además, te hará preguntarte cuántos de tus pobres juguetes se han ido a la basura mientras tú no estabas y provocarte remordimientos por haber sido tú quien los dejara de lado, aunque ya tengas tus buenos años.

Mulán 2: cierra esta lista la secuela que no te recomendaría ni aunque me cayeras fatal. Sé que hay otras secuelas de animación iguales de o más mediocres pero he elegido esta porque fue la que más me dolió que fuera un desastre y era una película que no necesitaba una continuación bajo ningún concepto. Mulán 2 fue un despropósito que no le llega ni a la planta de los pies a su predecesora, que es mi película favorita Disney y que tuvo un final que no requería secuela alguna porque la película es perfecta siendo autoconclusiva.

En esta secuela, Mulán, el general Shang y los tres compañeros de la heroína que aparecieron en la primera película escoltarán a las tres hijas del emperador de China para que se casen con tres príncipes a los que nunca han visto. Es más una telenovela que una película y la historia sí que es una deshonra, pues se basa en peleas entre Mulán y Shang y los enamoramientos de las princesas con los soldados, sin que suscite interés alguno y mostrándonos una Mulán que no es ni la sombra de lo que fue en la precuela. Hazme caso, si te gustó Mulán, quédate con esa cinta y no veas esta pues solo te hará perder el tiempo y ponerte de mal humor.

¿Qué otra secuela añadirías a esta lista? ¿Qué secuela de película de animación te ha gustado tanto hasta el punto de considerarla mejor que su precuela? ¿Irás a ver Frozen 2? Hazme saber tu respuesta en los comentarios y cualquier otra cosa que quieras añadir tras leer el artículo.

¡Nos leemos!



Loading...

el autor

Soy una pobre alma en desgracia que espera su carta de Hogwarts todavía en el Castillo Ambulante. Maestra y friki desde que tengo uso de razón. Devoradora de novelas y mangas. Amante del cine y el anime. Mis padres son DC y Marvel.

2 comentarios

  1. Reivindico mucho El Rey León 2; llegar al nivel de la primera era imposible, pero esta mantiene el tipo sobradamente. Para no repetir lo que dices, añado el apartado de las canciones y de la banda sonora, muy superior al de algunas primeras partes de la compañía del ratón ¡UPENDI! Y, también la tercera película, repitiendo los acontecimientos de la primera desde la perspectiva de Timón y Pumba, socarrona y hasta metarreferencial. No se nota que soy muy fan de la trilogía, ¿no?

    • Ya somos dos súper fans de la trilogía. Es la única saga de la que Disney puede sentirse orgulloso porque el resto vamos, poquitas secuelas son pasables. Y respecto a las canciones, siempre diré que Somos clan es una de mis canciones Disney favorita y también es emocionante la escena en la que suena Él vive en ti.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez. Hace tiempo que escribió Valquirieta en esta sacrosanta casa acerca de Prison…