InicioCómicsEl cómic de la semana: Estela 15. Coto Vedado

El cómic de la semana: Estela 15. Coto Vedado

Bienvenidos un sábado más a la sección de los amantes del cómic, bienvenidos a el cómic recomendado de la semana.
Estela es una de las pocas series europeas de ciencia ficción que siguen en liza desde el siglo pasado, desde 1998. Con una cadencia aproximada de un tomo al año, esta colección ya se ha convertido en una de las más populares en el viejo continente.
El cómic europeo tiene historias buenas, regulares y malas… en todas partes cuecen habas. Y luego tiene perlitas que hacen que nos alegremos cada vez que sale un nuevo cómic a la venta. Estela es una de esas perlitas. No es un cómic excelso, brillante o de esos que marcarán época. Estela es un buen cómic, punto, pero es un cómic con una narración dinámica, entretenida y en el que en cada número pasa algo diferente. Sin ser la mejor colección del mundo, se ha convertido en una de mis dos o tres sagas europeas preferidas. Lo tiene todo, personajes elaborados que maduran y cambian de opinión, de planteamientos, de estrategias, pero nunca cambian su esencia y nunca se traicionan a si mismos. Los autores, Jean-David Morvan en los guiones y Philippe Buchet en los lápices, han conseguido dotar a la serie de lo más importante, protagonistas y secundarios creíbles.
Pero no es solamente eso, Estela va más allá de sus personajes. Estela es acción, entretenimiento mezclado con reflexiones filosóficas, tramas y subtramas, movimientos oscuros de personajes siniestros, políticos en la sombra… Estela se alzó con el premio al mejor cómic juvenil en 2006 y 2008 en Angouléme (que es el mayor salón del cómic de Europa)
Estela es un gigantesco convoy de naves espaciales compuesto por un sinfín de razas en busca de planetas para colonizar. Navis es la única humana a bordo de este enjambre de metal y su misión es encontrar a sus congéneres. Navis es el mejor agente de la Constituyente, el consejo de Estela. Debido a su condición humana, posee un cerebro imposible de leer por los telépatas y es más rápida y fuerte que la mayoría de las razas que siembran el convoy. Este sería el argumento de los tomos 2 al 15. El tomo 1 (Fuego y Cenizas) es otra cosa, otra historia y con un final alucinante que me cautivó y me enganchó tanto a esta serie que más de una década después, aún sigo comprándola.
Después del magnífico tomo 14 (Liquidación total) Navis tiene que empezar a financiarse con trabajos propios. Junto a Bobo y Snivel emprenden una nueva misión, liberar el asteroide Pereng-Kaap de los depredadores que lo pueblan para que pueda alojarse el rico propietario. El problema de esta escaramuza es que no es todo tan fácil y les aguarda un final apoteósico que no se esperaban ninguno de los tres.
Y Estela está lejos de acabar. Ya ha salido en Francia el siguiente tomo, el 16 y se esperan más. Supongo que mientras las ventas acompañen tendremos a Navis correteando por la galaxia en una serie que compagina Space Opera y ciencia ficción dura. Por cierto, fijaos que Navis lleva un nuevo peinado y nuevo look en cada álbum. Los autores cambian todos los pequeños detalles y quieren que cada tomo sea único.
Sólo sale un cómic al año, pero merece la pena esperar y leerlo las veces que sea necesario.

Un saludo y sed felices.

Mario Losadahttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Licenciado en Publicidad y RR.PP. Creador y administrador del blog entre otras actividades lúdicas como community manager, lector de libros y cómics además de futbolero, cinéfilo y coleccionista de páginas originales. Me gusta hacer un poco de todo.

5 COMENTARIOS

  1. Poco conozco del comic europeo, pero por tu reseña y adorando como adoro la ciencia ficción creo que no me queda otro remedio que echarles un vistazo 🙂

    Un saludo.

    • Estela es estupenda, te la recomiendo. “SOLO” llevan 15 tomos. Es ciencia ficción. Si te gusta la fantasía y la ciencia ficción de la mano, Thorgal. Ambas son fantásticas.

      Un saludo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS