El cómic de la semana: Los Picapiedra Integral

2

Bienvenidos un sábado más a la sección de los amantes del cómic. Bienvenidos a El cómic de la semana. Hoy destacamos Los Picapiedra Integral. Al final del artículo tendréis la portada y el enlace.

¡Saludos desde Piedradura! Aunque el cómic de “Los Picapiedra: Integral” de ECC salió a la venta en diciembre del año pasado (aquí lo recomendaba ya una de mis compañeras en la sección de La lista de la compra), ha sido hace poco cuando he podido leerlo. Y aquí me tenéis, más que dispuesto a compartiros mis impresiones de esta maravillosa lectura. He de confesar que hasta que me enteré de la publicación de este cómic por ECC, no tenía ni idea de que Los Picapiedra también tuvieran presencia en este sector. De pequeño veía la serie de dibujos, y con el paso de los años también he podido ver las dos películas que se han hecho de acción real. Pero ésta ha sido mi primera experiencia comiquera con los famosos personajes, y ha sido genial.

La ciudad de Piedradura.

¿Qué nos ofrece esta historia? A lo largo de los 12 números de esta serie limitada, acompañaremos a Pedro, Vilma y Peebles Picapiedra durante sus vivencias en Piedradura, y también gozarán de protagonismo Pablo, Betty y Bam Bam Mármol, junto a otros personajes bastante peculiares e interesantes como son George Rajuela, el profesor Sargon, el vigilante marciano Gazoo, las mascotas de los Picapiedra, y algunos otros personajes que irán teniendo sus momentos para el lucimiento.

¿Qué hace especial esta lectura? Pues en primer lugar, el tratamiento de muchos temas que o bien son actuales, o nunca pasan de moda, como la fiebre por el consumismo o el auge del materialismo, la explotación laboral, los viajes espaciales y las invasiones alienígenas, el matrimonio como concepto y las razones por las que el ser humano lo elige en lugar de la soledad, la política, la religión y el por qué es diferente de las ciencias, las guerras, el acomodamiento de las clases sociales, el rol que desempeñan en nuestras vidas los animales, el arte y su valor, y muchos otros temas.

Lo anterior es una de las claves del buen poso que deja la lectura, ya que en un principio puede ser difícil pensar que en un cómic de aventuras de personajes de la prehistoria ficticia, puedan tener cabida tantas y tantas reflexiones, pero es que eso mismo es una gran tarjeta de presentación. También hay que mencionar el inmenso trabajo que hace el equipo creativo de esta historia. Por un lado Mark Russell a los guiones, gestando un número fantástico tras otro lleno además de un humor ácido e irónico. Y en los lápices, Steve Pugh hace un trabajo espectacular, regalando una página tras otra de gran calidad. Es uno de esos casos es los que se juntan un buen narrador con la persona adecuada para ilustrar sus textos y darles el empaque necesario para que se eleven por encima de la media.

La familia Picapiedra.

Por otra parte, para quienes ya hayan seguido alguna vez el mundo de los Picapiedra, no les pillará de sorpresa esas referencias a cosas actuales como marcas de ropa o calzado, de tecnología, nombres de comercios y demás, todo ello renombrado para darle el toque a lo Piedradura. Como es normal, no faltarán ni los coches que funcionan con el movimiento de los pies de sus ocupantes, ni los dinosaurios y otros animales presentes en las vidas de todos y cada uno de los personajes de la ciudad. Veréis cómo va cambiando la vida de los personajes la llegada de la televisión, posteriormente del cine, o la invención de los objetos “chorradas” que la gente comprará ciegamente a pesar de no usarlos. No faltará el poder asistir a los primeros pasos de la religión, que irá cambiando de dios y de doctrina, y también os podrá resultar de interés ver la evolución de la ciencia o la forma de presentarse la política y las cosas que se hacen para ganar votos en elecciones.

Lo sé, os estoy soltando una milonga sobre asuntos que pueden estar presentes en cualquier cómic ambientado en otras épocas, pero recordar… ¡aquí estamos hablando de la prehistoria! Así que creo que podréis disfrutar enormemente leyendo las peripecias de los Picapiedra, los Mármol, y todas y cada una de las personas que viven en Piedradura o han formado parte de las vidas de sus habitantes.

La portada del cómic.

¿Merece la pena el cómic? SÍ, por supuesto que la merece. Es una lectura que podría despertar vuestro factor nostálgico si os pasa como a mí, que en distintas etapas de vuestra vida ha seguido los Picapiedra, pero es que además estamos hablando de historias dinámicas, llenas de humor, reflexión y crítica, ágilmente narradas y talentosamente dibujadas.  En la portada que precede a cada número os encontraréis que las hacen artistas diferentes, lo cual también es de agradecer para ver cómo habrían sido los personajes en manos de otras personas. Luego al final del tomo os encontraréis más portadas alternativas, algunos bocetos de personajes y de páginas. La única parte que no me ha gustado del tomo es su precio, un tanto prohibitivo teniendo en cuenta que sólo son 12 números. Pero bueno, la edición en sí es buena, con tapa dura y papel de buena calidad.

Y hasta aquí mi reseña de hoy gente, si queréis comentarme cualquier cosa no dudéis en dejarme un comentario. Hasta que volvamos a encontrarnos… ¡yabadabadú!



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en el fanzine "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

2 comentarios

  1. A ver, que el historia es la hostia y tal, pero la edición no es buena; el papel es fino, el tomo está jibarizado y lo del precio se les ha ido de las manos. Uno de los mejores cómics del año pasado y, a este precio, muchos no se van a enterar.

    • José Carlos García el

      Hola Manuel. Bueno, sobre la edición estoy de acuerdo hasta cierto punto. Eso sí, es sólo mi opinión, por lo que cualquier otra es bien recibida. Pues dicho lo anterior, sobre el precio estamos de acuerdo, y como es la primera edición que se hace no hay otra que tragar para quien quiera conseguirlo. Pero a mí me gusta que sea de tapa dura, porque tranquilamente podrían haber optado por tapa blanda. Sobre las páginas, no es el mejor papel, pero tampoco es el peor, digamos que está en un término medio. ¡Un saludo!

Contesta a José Carlos García Cancelar Respuesta

Recomendado en Las Cosas felices
El primer tráiler que Paramount publicó de la película de Sonic provocó que la oleada de fans se quejara del aspecto del emblemático erizo azul…