InicioSeriesNoticias y novedades de seriesEl final de Mr. Robot (o de la vida a la ficción...

El final de Mr. Robot (o de la vida a la ficción y de regreso)

El final de Mr. Robot, serie de USA network y estrenada hace dos meses, está programado para hoy 2 de septiembre. La razón no podría ser más azarosa.

Y es que, según han explicado los directivos de USA network, dicho capítulo contenía una escena que guarda similitud con la lamentable tragedia ocurrida en Virginia, Estados Unidos el miércoles pasado donde un hombre de sospechosa identidad apuntó con su arma cargada de odio a la reportera y desdibujó su sonrisa con una bala. También mató al cámara y luego se suicidó. Mientras el cuerpo de policía determina lo ocurrido, Mr. Robot aplaza su tan esperado final.

Robespierre decía que ante una tragedia la única pregunta seria que había que hacerse era ¿a quién beneficia dicho acto? Está es la idea sobre la cual gira toda la serie. Mr. Robot ha sabido no sólo llamar la atención del espectador por su increíble talento para domar una trama que nos hace sospechar de nuestras capacidades subversivas.

Primera influencia: Elliot Anderson, el personaje principal, es una suerte de Alex Delarge (La naranja mecánica). A través de sus actos manifestantemente perversos se planta ante nosotros con la duda de que haríamos lo mismo si pudiéramos y éste hecho nos convierte en reprimidos.

Mr-Robot-Alone

No es la primera vez , cabe señalar, que una serie interrumpe su habitual programación debido a una tragedia de la vida real. Recordará el lector, el deleznable tiroteo en la Universidad Tecnológica de Virginia, 32 muertes aquel 16 de abril del 2007. Es una cifra que aún resuena en la memoria colectiva de EEUU en los ecos de la tragedia. La exclusión del capítulo ‘Player Under Pressure’ de la tercera temporada de Bones fue consecuencia de ello.

Esa crisis perenne en Estados Unidos que involucra el uso de armas es tan sólo uno de esos tópicos que la trama de Mr. Robot roza por momentos. Aunque sin duda el gran argumento de la serie sería el papel que desempeña un hombre desencajado, apartado por el mismo sistema e intentando entrar en él de la única forma en que le es permitido hacerlo, a través del caos. Mr. Robot no es una serie fácil, a pesar de que su tópico ha sido explorado ampliamente por la década que la precede. El formato, los diálogos, el  diseño de personaje y los argumentos que los rigen apuntan en otra dirección: El futuro de las series.

Que me perdone Beau Willimon y David Fincher, Vince Gilligan  y David Benioff  -creadores de las grandes series del momento- pero  Niels Arden Oplev, creador de Mr. Robot, junto con Nic Pizzolato, creador de True Detective, están innovando en el género. Estás últimas son lo más alejado del modelo canónico de serie para televisión y lo más cercano a un híbrido Televisión/Cine. El irrefutable se encuentra en las líneas dramáticas y la construcción de personajes (tomando en cuenta que el hombre contenidamente violento, banalmente marginado y de genio desaprovechado es en sí el modelo de personaje del cine moderno, llámese Travis Bickle en Taxi Driver de Martin Scorsese o “Narrador” en El club de la lucha de David Fincher) y, me atrevo a agregar, a la cada vez menos delgada línea entre los productos artísticos para televisión y la vida real. Dicha línea acaso disminuida por lo políticamente correcto, los nuevos formatos (servicios streaming) y el alcance inusitado que estas ahora tienen. Porque nos queda claro que los canales premiere siguen haciendo productos premiere pero ahora son consumidos exactamente por los usuarios interesados y no más por aquellos que poseían el privilegio.

Así pues, esperamos que los creadores lleven, a pesar de y no por, la serie a un buen puerto, y si usted aún no ha visto está serie, dele una oportunidad, estamos ante algo valioso, algo de lo que estoy segura será una serie de culto. Acaso el primer ejemplo de Ciber-Thriller enmarca a un Elliot Anderson convencible y que nos invita a la empatía, la banda sonora no podría ser más precisa y conmovedora.

Por último, si a este nuevo canon de héroes no convencionales para series y cine se le pudiese inventar una escala, yo sugeriría, que a mayor nivel de empatía, inquietud y vértigo que nos produzca dicho personaje, mayor es su calidad. Y es bajo éste tenor en que espero, ansiosa, el final de Mr. Robot.

Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

4 COMENTARIOS

  1. Desde los primeros capítulos en esta serie tienes la sensación de volver al club de la lucha, donde la primera regla es no hablar del club de la lucha. Y parece que también se aplica en este caso, pues no sabemos nada de fsociety ni de los personajes que parecen conocer a Elliot perfectamente.

    En un capitulo Elliot le pregunta a Darlene porqué sabe dónde vive él pero él no sabe donde vive ella. Sublime.

    Te conviertes en un cambiapieles y te introduces en la mente de Elliot de tal manera que después de un capítulo dudas ya de tu propia existencia. ¿Sería posible? si ¿podría yo hacerlo? si ¿tendría el coraje? mmmm
    Todos los personajes bailan alrededor de un Elliot que parece tenerlo todo controlado al que le explota todo en la cara en un momento. ¿Donde estoy?¿Como he llegado aqui? ¿Quien es MR Robot? ¿Tu lo conoces?
    No sabemos si habla con nosotros el público o con sigo mismo, incluso hay varias veces que se dice a sí mismo que es un psicópata. No puede estar loco si piensa que está volviéndose loco.

    Un gran show bizarro que los informáticos tememos y amamos continuamente.
    La mejor serie del momento.

  2. Increíble la serie, geniales los diálogos. Me pareció muy interesante tu artículo y te dejo una idea en pago: Elliot ANDERSON, hacker, en permanente lucha contra el sistema. ¿Conoces algún otro Anderson, hacker, que esté en la lucha contra el sistema? En la resistencia de Saigon, por ejemplo.

  3. Me he visto los 10 capítulos y tengo que decir que me ha marcado. Hacía mucho tiempo que una serie me impactaba tanto. No digo que me guste o me deje de gustar, hablo del nuevo formato, del nuevo futuro de la televisión y además adentrándose en una realidad sociopolítica que te deja sin respiración.

    Estoy deseando ver la temporada 2 en 2016. No se si alguna cadena la comprará para emitirla en español, pero si no es así verla con subtítulos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS