IniciocomicsEl primer Capitán América fue negro: La Verdad (2003)

El primer Capitán América fue negro: La Verdad (2003)

Bienvenidos a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez.
La semana pasada Mario contó que Marvel tenía planeado cambiar, otra vez, al personaje que llevaría el uniforme del Capitán América. Será Sam Wilson, su viejo amigo, el superhéroe conocido como El Halcón. Y es negro.
Un comentarista anónimo decía que el Capitán América no podía ser negro. El problema es que el primer Capitán América fue negro. No sólo es que no pueda serlo: es que el primero ya lo ha sido. Lo supimos en “La Verdad“, cómic de 2003 dibujado por Kyle Baker y escrito por Robert Morales.

 

En el cómic, Steve Rogers descubre que él no fue el primero en recibir el suero de supersoldado que le convertiría en el Capitán América. Instancias del gobierno estadounidense llevarían a cabo experimentos con soldados negros, en los cuales muchos morirían, hasta alcanzar la perfección de la formula del suero y conseguir que uno de los “participantes” en el experimento sobreviviera: Isaiah Bradley. Fue el primero que sobrevivió y el primero en llevar el uniforme del Capitán América en una operación militar. Y en pasarlo mal con él.
Steve Rogers, el mítico Capitán América, mueve cielo y tierra para enterarse de su historia, que al principio parece una leyenda urbana, y no permitir que quede impune. El cómic en el fondo quita todo el aire de leyenda de superación científica al orígen del Capitán América y lo ensucia, lo embarra, lo hace en el fondo más cercano a la época. De hecho, la idea del cómic viene de un hecho real: el experimento Tuskegee (leed aquí). Es la desacralización de la Segunda Guerra Mundial, de traer a un cómic la poco romántica realidad de aquellos tiempos: había que ganar a Alemania. El bando Aliado tenía razón, pero no todo fue limpio, no todo brillante y no todo puede contarse a los niños. Y puede que unas cuantas cosas ni siquiera pudiéramos soportar oírlas los que somos mayores de edad.
El cómic es escalofriante, no sólo por el escaparate de muerte y de cosificación de seres humanos, también en las conversaciones y lo que se intuye detrás de ellas. El momento en que un superior le dice a, creo, Isaiah Bradley, que si ganan los nazis la matanza de negros será sistemática pero que si ganan los Aliados al menos los negros podrían vivir. Cuando el Capitán América se encuentra con uno de los implicados en los experimentos y le dice al Capi que lucharon en el bando equivocado, que “el objetivo de la guerra era mantener las cosas limpias y puras“. El racismo imperante de la época hace creíble que no experimentaran de primeras con un chico rubio y sí con negros hasta que la formula fuera estable.
Las críticas al cómic en su momento fueron tremebundas. Se dijo que el Capitán América era un personaje de cómic, que llevar la cruda realidad de aquella guerra a su mundo, reflejando el elitismo y el paternalismo de los mandos estadounidenses, no tenía demasiado sentido. Otros dijeron que se utilizaba el cómic para atacar a los Estados Unidos, que ya tenían suficiente con sus acciones menos nobles en el mundo real como para encima cargar con muertos ficticios en universos ficticios.
Pero tuvo muchos y notorios defensores como el huraño Alan Moore, que dijo que la historia revitalizaba al personaje. Uno de los creadores del personaje, Joe Simon, también la apoyó. En general, el mundo del cómic alabó la historia, cómo estaba desarrollada y demás. Es, vamos a decirlo, un buen cómic. Bien planteado, bien desarrollado y bien finalizado. El Capitán América, una vez más, no es fiel a un gobierno concreto, sólo es fiel al sueño americano, no a los corruptos y delincuentes que intentan salvarse envolviéndose en una bandera.
En el fondo, que cambien el origen del Capitán América y que el primero sea negro, da igual. O que a Thor le hagan mujer. O a que al personaje de Starbuck de la serie original “Galactica”, interpretado por Dirk Benedict, en el remake de la serie sea una mujer como bien recuerda Joss Whedon. También da igual que a Conan no le interprete un moreno con pinta de medio mongol y le interprete un austríaco con una cara de centroeuropeo brutote que no puede con ella (en su momento, aunque parezca increíble, llovieron las críticas por esto). Da igual.
Lo importante es si la historia es buena, si está bien contada. Eso es todo. Puedes hacerlo cambiando el sexo, la raza, la orientación sexual y lo que quieras, si luego las cosas las cuentas bien. Por eso los cambios escandalosos a priori dan igual: hay que verse la película, el libro, el cómic o lo que sea para ver si el cambio tiene sentido o si encaja en una buena obra. Entiendo que se critiquen estos cambios si se cree que tienen como único objetivo tener publicidad y no ofrecer buenas historias (lleva siendo muy normal desde al menos los 90). Me cuesta más ser partícipe del miedo tan típicamente friki a los cambios y a atentar contra “las esencias”. Si cambias las esencias de un personaje para contar cosas fantásticas pues muy bien. Demasiados superhéroes (cof, Spiderman, cof) han estado años enteros con cómics horrendos salvo excepciones por ser los autores incapaces de salir de un molde rígido que impedía casi cualquier cambio, por mínimo que fuera.
Y, de todos modos, la esencia del Capitán América consiste en dos o tres ideas, y esas pueden ser sostenidas por mujeres, hombres, blancos, negros, heterosexuales u homosexuales. Su esencia no es tener fuerza aumentada o ser muy ágil. Ni ser rubio ni tener ojos azules. Su esencia no es un catálogo de poderes (muy escasos). Es su liderazgo, es su ejemplo, es su idealismo terco a prueba de todo. Es el momento “ahora el Capitán América va a soltar su discurso”.
Aquí, sobra decirlo, somos muy del Capi.
Raúl Sánchez
Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

4 COMENTARIOS

  1. Cito: “También da igual que a Conan no le interprete un moreno con pinta de medio mongol y le interprete un austríaco con una cara de centroeuropeo brutote que no puede con ella (en su momento, aunque parezca increíble, llovieron las críticas por esto)”
    Creo que conan era un barbaro (llamados tambien germanos) y nose de donde deduces que conan era moreno cuando la mayoria de sus comics son en blanco y negro y ademas las mayoria de los austro-germanos (barbaros) son rubios.
    Podria ser que cuando hicieron la adaptacion se dieron cuenta de este detalle y como consecuencia quisieron acercarse mas a los barbaros reales.
    Los rasgos de mongol no se donde se los ves,porque en realidad lo que tiene precisamente son rasgos teutonicos o germanos,se parece mas a un neanderthal que a un chino flemillas.

    En resumen,lo que pienso es que deberian dejar de jugar con los personajes,los tiempos e inventos para vender,la franquicia marvel se ha convertido en la formula facil de hacer dinero,cada vez mas efectos especiales y menos interpretacion,a mi la verdad es que las primeras peliculas que se hicieron por parte de marvel me parecen las mas argumentadas y mejor adaptadas quitando alguna excepcion.
    Ultimamente ver una pelicula de marvel es salir del cine con la cabeza aturdida de tantas explosiones sin sentido y superheroes sin personaje.

    Mirate una vez mas conan el barbaro y te daras cuenta que la interpretacion de arnold es lo que hace una gran pelicula,sin efectos especiales,sin trucos baratos,sin ninjas dando saltos.(y eso que arnold no es que sea el dios de la interpretacion).
    Grandiosa banda sonora y una adaptacion muy buena aunque pasen los años…..del conan de 2011 interpretado por jason momoa no se acuerda ni mi prima cuando va a cagar…..xD

    Arnold solo hay uno

    • Bien, vamos por partes:

      1) Bárbaro no es sinónimo de germano.

      2) Deduzco que Conan es moreno del inicio de sus cómics en Marvel (que no eran en blanco y negro) y de los libros de su creador, Robert E.Howard. Este fragmento es del segundo libro:

      “«Sabe, oh príncipe, que entre los años del hundimiento de Atlantis y las resplandecientes ciudades bajo los océanos, y los de la aparición de los hijos de Aryas, hubo una edad olvidada en la que el mundo estaba cubierto de brillantes reinos como mantos azules bajo las estrellas. (…) Pero el más orgulloso reino del mundo era Aquilonia, que reinaba soberana sobre el soñoliento oeste. Y allí llegó Conan, el cimmerio, el pelo negro, los ojos sombríos, la espada en la mano, un ladrón, un saqueador, un asesino, de gigantescas melancolías y gigantescos pesares, para pisotear con sus sandalias los tronos enjoyados de la Tierra.»

      3) Los rasgos más mongoles que austríacos están en la época clásica de los cómics de John Buscema, la más recordada del personaje.

      4) Si tienes una formula fácil de hacer dinero dímelo, me interesa mucho. Incluso a la gente de Warner le gustaría saber cómo hacerlo más a menudo con sus películas. Arrasar económicamente es complicadísimo. Siempre.

      5) Arnold no ha sabido interpretar en su vida, si acaso ganó con los años. Pero lo suyo era tener presencia en pantalla y ser carismático. Gran parte del éxito de la película tiene que ver con su presencia y la dirección de John Milius, sin la cual ya veríamos en qué hubiera quedado.

  2. la primera pelicula de Marvel fue en 2002 los X-men….mucho despues de Super Man y de Spider man en 1977 mismo ano de estreno de Star Wars…

    solo un concejo…vean la historia del comic en USA…esta en youtube…a historieta de Stan Lee en 1966 tras la emancipacion del voto femenino y las emancipaciones de derechos civiles de Martin Luther King.

    El primer beso transracial (blanco-afro americano) fue en la serie de tv Lost in Space…por ejemplo luego del primer viaje a la luna de la Nasa y todo estaba fuertemente influenciado por la guerra fria y la conquista de viaje al espacio.

    El primer super Heroe negro fue Black Panther en l966. y salio fue en un comic en USA.

    • Hostias, y yo toda la vida creyendo que el primer beso transracial (blanco-afro americano) en televisión fue el morreo del Capitán Kirk a la Teniente Uhura en Star Trek. Eso me pasa por no ver youtube.
      Menos mal que sabía lo de Black Panther, que si, que fue el primer superhéroe negro pero no el primer superhéroe afro-americano. Eso lo dejamos para El Halcón o, si hacemos un ejercicio de retro-continuidad como el que propone el cómic del que habla Raúl, Isaiah Bradley.
      Gracias por los concejos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad